Tiempo  5 horas 24 minutos

Coordenadas 1947

Fecha de subida 9 de abril de 2014

Fecha de realización marzo 2013

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.141 m
562 m
0
4,4
8,8
17,59 km

Vista 4778 veces, descargada 189 veces

cerca de Oña, Castilla y León (España)

OÑA (BURGOS. RECORRIDO CIRCULAR POR LOS MONTES OBARENES.
La región burgalesa de la Bureba donde se asienta Oña, disfruta de una singular personalidad. Dentro de mundo céltico correspondía esta tierra a los autrigones. Su misma voz, Oña, parece relacionado con la voz ibérica "oni", que significa pie (de montaña). Roma la colonizó como castro defensivo. Por esta tierra abrupta y productiva, de surcos y caminos, corrieron los godos y los árabes. En la Reconquista fue mojón de la primitiva Castilla de gran importancia estratégica. Fue pronto condado, cuyo título ostentaron los Salvadores y luego los Haro y los Lara. En 950 Fernán González le concedió sus primeros privilegios. Oña es la flor de estos montes. La historia y el arte se han compenetrado en el pasadizo por donde se desliza el río Oca afluente del Ebro. Zona de belleza abrupta y solitaria, encantadora para fugitivos del ruido. Huele a boj, sombrea el pino y algunas encinas en las cumbres. Las águilas duermen en el aire y el agua cuenta al risco una historia de espuma. Hoy Oña sin perder su encanto, es una sombra lejana de sí misma. Se suprimió la gloriosa abadía y se aventaron sus meritos. El poblado se agrupa sobre el río y la carretera, defendido por la mole de la Abadía.

Organizado por la Universidad Popular de Logroño; comenzamos el track en la villa de Oña (Burgos), en la Plaza del Padre Cereceda (001). Desde aquí tomamos la calle de la izquierda que nos conduce a la muralla del monasterio. Dejando atrás el lavadero y la fuente, tomamos un amplio camino a nuestra derecha, denominado de Valdeperros (002), alejándonos en este primer tramo del track marcado por Innirfree. La subida en este primer tramo es suave, dejando a nuestros pies el caserío de Oña y al oeste el semiabandonado Tamayo. A partir del km. 3, la subida se acentúa y tras un cambio de dirección y una serie de giros, llegamos al denominado Camino de la Sierra (003); siguiendo desde aquí el trazo de Innisfree. Poco a poco nos adentramos en el bosque donde se alternan las encinas con los pinos resineros, origen de una importante industria resinera que perduró hasta los años 50. A los 7,6 kms. de continua subida, hemos pasado de 600 a 1.064 metros, el bosque da paso a zonas abiertas y alcanzamos un collado, donde encontramos un cercado y restos de cabañas: el Corral del Prado (004). El camino durante un km. se suaviza, continuando por el cercado. Tras un corto descenso, cruzamos un arroyo intermitente, y alcanzamos un collado a 1.098 m. (005). En este punto tenemos a la vista nuestro proyectado objetivo: La Mesa de Oña (1.206 m.). Objetivo no cumplido por la espesa niebla. El ascenso hasta La Mesa, es de cierta dureza por senderos de ganado, entre boj y enebros. Continuamos por el Camino de la Sierra, alcanzando la máxima altitud del recorrido 1.140 metros, hasta llegar al Chozo de Las Merinas (006), un extenso prado cercado por alambradas, con abrevaderos para la abundante cabaña ganadera de siglos pasados. En ligero descenso con el vallado y a nuestra derecha, llegamos en (007) a una pequeña laguna estacional. Desde este punto, dejamos el denominado Camino de las Cabras que se inicia a nuestra derecha. Nos desviamos a la izquierda, siguiendo campo a través por una vaguada, y llegamos en (007) al Portillo del Mercado. Este pequeño paso se abre sobre un cantil que comunica con un camino en descenso y rodeados por un espeso hayedo salpicado por pinos. En poco más de un km., llegamos a una amplia pista forestal que tomamos a la izquierda y que bordea la ladera del monte Cuchillos. Pasamos por la fuente Fuentecillas (009). Más adelante, llegamos a un amplio camino carretero, hasta tomar unos metros más adelante el Camino de la Gargantilla (010). Descendemos por esta, hasta situarnos en la tapia del Monasterio (011), y junto a él tomamos contacto con el caserío de Oña, punto de inicio de esta ruta. (012).

Foto 1.
Desde la Plaza del Convento, podemos admirar la gran fachada de estilo barroco, s. XVII. enmarcada por dos torres cuadradas de la antigua fortaleza. Al sol de la tarde se abre la portada de esta abadía. El sabor renacentista se siente en los dos cuerpos agraciados por ocho columnas corintias y un tímpano con ocho pináculos. Las cuatro estatuas que ocupan los nichos se erigen en honor a los reyes y condes fundadores y benefactores del monasterio: conde Sancho García, su hijo el Infante don García, y los reyes Sancho el Mayor de Navarra y Sancho II el Fuerte de Castilla.

Foto 2.
Estatua del Conde D. Sancho García, "El de los buenos Fueros", realizada en bronce por el escultor burgalés Brino Cuevas. El 5 de febrero del año 1017, nos dejó el buen conde. Sus infanzones le dieron tierra cumpliendo sus deseos en el átrio de la iglesia de San Salvador. Un monje de este monasterio escribió el siguiente epitafio en la sepultura. Decía así:

" Sancius iste comes populis dedit optima jura;
cui lex sancta comes ac regui maxima cura;
mauros destruxit, ex tuna Castella reluxit;
haec loca construxit, istina norman quoque duxit.
Tandem vir fortis devictus pondere mortis,
pergens ad Christum, mundaum transposuit istum".

"Este es el conde Sancho, el que dió los buenos fueros a los pueblos; -- la santa ley fue su compañera, y el bienestar del pueblo su mayor cuidado; -- destruyó a los moros, y desde entonces brilló la estrella de Castilla; -- el construyó estos lugares, y de aquí sacó la norma para informar su vida. -- Vencido al fin, aunque fuerte varón, por el peso de la muerte, -- salió de este mundo y se encaminó hacia Cristo".

Descansó en paz, después de muchas victorias alcanzadas de los moros, en las nonas de febrero de la era 1055". Varón fuerte se llama también en este elogio funerario a Sancho García. Lucas de Tuy hace de Sancho este cálido elogio: Fue valeroso en las armas, prudente en sus obras, justo en sus tendencias y superior a todas las fatigas. Fueron muchas las derrotas que infligió a los carracenos. Nuestra pluma no podría ponderar debidamente con cuánta gloria gobernó su condado. Dio buenos fueros y procedió siempre con vigor y con sabiduría.

Foto 3.
La mole cenobial ofrece un rostro de varios estilos, de paz y de guerra; elementos románicos y góticos, una portada neoclásica, un cubo y dos torre. La iglesia desde los días del románico fue innovada varias veces al gusto posterior. CUBO DEL RELOJ. Acaso el resto más antiguo de la primitiva muralla que rodeó el monasterio de Oña, y que se remonta al s. X. Una cerca, "de cal y canto", existente quizá con anterioridad a la fundación del monasterio, rodeaba la población, protegiéndola de las incursiones árabes. Así lo atestigua la torre del reloj, cubo de la antigua muralla.

Foto 4.
Con la repoblación, tras la invasión africana del año 711, Oña fue fortificada contra el Islam, y como lugar estratégico, del norte de Castilla. Fernán González concedió fueros a Oña en el año 950. Su nieto, el conde Sancho García con la fundación del monasterio de San Salvador, creó en esta villa de Oña, el Señorío-Infantado más importante de Castilla.

Foto 5.
SANTA TIGRIDIA. El conde Sancho García va a seguir el ejemplo del padre y del abuelo. Ya ha casado a su primogénita Muniadonna con el rey de Navarra. Tras ella viene Tigridia, " una joven silenciosa, que ni tiene gustos ni acaso aptitudes para el mundo". Orientada a la vida religiosa, Sancho toma una resolución: crear para ella un infantado que nada tenga que envidiar al que su hermana Urraca disfruta desde su castillo-abadía de Covarrubias en Burgos. El lugar elegido fue Oña, a la entrada del desfiladero que desde la Bureba conduce a las tierra de la más primitiva Castilla, la llamada Castella Vetula, o Vieja Castilla. Santa Tiglidia, nunca fue canonizada, aunque siempre ha sido tenida por santa. El lunes 12 de febrero del año 1.011 es el día que el conde Sancho y la condesa Urraca Gómez ofrecen a su hija el monasterio, con la denominación de: "San Salvador y Santa María Virgen y San Miguel Arcángel". Bajo la Regla de Nuestro Padre San Benito.

PRIVILEGIO POR EL CUAL DOTABA LA FUNDACION. "Yo Sancho, juntamente con la condesa Urraca, escuchando la voz saludable de Nuestro Redentor, con los corazones atentos y gozando de nuestra libre voluntad, después de meditarlo seriamente, hemos resuelto reparar parte de nuestros bienes para remedio de nuestras almas, a fin de fundar una casa de santa vida en honor del Salvador, de Santa María Virgen, de San Miguel y de otros muchos santos innumerables, cuyas reliquias se encuentran en este lugar, y con cuyas oraciones esperamos encontrarnos a la derecha de Cristo cuando en el día terrible del juicio aparezca su gloria soberana. Hemos resuelto además dar a Nuestro Señor Jesucristo, creador de todas las cosas, la ofrenda de nuestra hija Tigridia, eligiéndola para que presida a todos los servidores de Dios y a todas las mujeres que aquí se consagren a Dios, para que realice lo que el Señor dice de sí mismo: Yo soy el Buen Pastor, y conozco mis ovejas y les doy la vida eterna. Es decir, oh hija, que debes tener el cuidado de los siervos y de las siervas de Dios en lo que pertenece a la salud de sus almas, haciendo que no les falte la doctrina espiritual y que sean alegrados con el rocío de la enseñanza celeste. Queremos también entregar nuestras almas y nuestros cuerpos, para que después de nuestra muerte nos pagues con una piadosa solicitud el cuidado que hemos tenido de tí". ... Fundó el conde el monasterio de San Salvador, según la antigua usanza visigótica, dúplice. Unidos en el mismo fervor evangélico vivian en él monjas y monjes, bajo la potestad de la Infanta Tigridia, aunque en edificios distintos.

Foto 6.
PÓRTICO DE LOS REYES Y FACHADA DE LA IGLESIA. Reyes, condes y príncipes nos dan la bienvenida, en seis nichos que albergan otras tantas estatuas del siglo XV., representando a los que aquí están sepultados: el conde García Sánchez, último conde de Castilla, asesinado en León (1.028), en la mañana de su boda, el conde D. Sancho Garcés, fundador de la abadía, Sancho el Mayor, rey de Navarra, Sancho II el Fuerte, rey de Castilla, amigo del Cid, asesinado en la cerca de Zamora en el año 1.072 y los Infantes don Felipe de Castilla y Molina y don Enrique de Castilla y Molina, hijos de Sancho IV el Bravo y de la Reina María de Molina.
Arquitectura religiosa

001. Oña. 580 m. Inicio del track.

16-MAR-13 9:32:21 SANCHO III EL MAYOR DE NAVARRA. Sancho Abarca apellido familiar de sus antepasados. Muerto García Sancho, último conde soberano de Castilla, sin descendientes varones el condado caería en manos del rey Sancho el Mayor de Navarra, heredero de Castilla, por su esposa Munia o Mayor, y que llevará a anexionar el condado castellano a su reino. Tras la muerte de su cuñada Tigridia, disuelve el cenobio femenino, creando una abadía exclusivamente de varones, bajo el espíritu benedictino de Cluny, en cuyos monjes había encontrado "la comunidad más fervorosa de toda la Iglesia"; entrando Oña en la órbita de Navarra. Queda patente su vinculación afectivo con Castilla al elegir entre sus estados este monasterio de San Salvador para su sepultura. El monasterio de Oña guardó agradecido la memoria del gran rey. En arca funeraria con rica labores de taracea, sus restos fueron trasladados por su hijo Fernando a su muerte en 1.035. "Translatus est hic a filio suo rege magno Ferdinando..." CLAUSTRO GOTICO, construido entre 1.500 y 1.508 por Simón de Colonia. De planta irregular trapezoidal, cubierto por bóveda de crucería, estrellada en los ángulos, cuyos nervios descansan en ménsulas decoradas con figuras de ángeles que sostienen un escudo con las armas de Castilla, León y Navarra. ADORACIÓN DE LOS REYES MAGOS. En el arranque de los nervios y cobijado bajo doseles, santos y vírgenes adornan los haces de columnas adosadas a los muros. En los cuatro ángulos aparecen grupos alusivos al nacimiento y la infancia de Jesús: La Anunciación, el Nacimiento, la Adoración de los Reyes Magos y la Presentación en el Templo. Sobre plinto corrido, los ventanales, llenan las alas del claustro con elegantes tracerías. Separando los vanos, los contrafuertes se elevan en pináculos finamente labrados. Sobre los contrafuertes, recorre el claustro un segundo piso de estilo neoclásico, realizado en 1.701, en el que se abren balcones , entre escudos que repiten las armas de los condes y reyes fundadores. ESTATUA YACENTE DE D. PEDRO LOPEZ DE MENDOZA, en la sacristía de la iglesia. Natural de Oña. Escultura manierista italiana. Esculpido en alabastro en 1564. Descansa el prelado , revestido de pontifical, sobre doble almohadón finamente decorado con algelotes y niños que sostienen medallones y cartelas; la amplia casulla presenta finas labores de pedrería, así como el manípulo, la mitra y el báculo que sostiene bajo su brazo izquierdo. El rostro grave y de gran realismo.
panoramica

002. Camino de Valdeperros.

Oña desde el Camino de Valdeperros. Estructuras geológicas plegadas dominantes en un tortuoso paisaje lleno de encanto. Tamallo.
panoramica

003. Camino de la Sierra,

Camino de la Sierra
árbol

004. El corral del Prado (1.064 m.).

16-MAR-13 11:41:59. Masa boscosa de todo el espacio, es el `pinar. Tres son las especies de pino presente: el pino negral, el pino laricio y el pino silvestre favorecidos por las sucesivas repoblaciones; salpicados por roble albar y hayas. Corral del Prado.
cima

005. Collado (1.098 m.).

16-MAR-13 12:09:07. Monte Humión , máxima altura de los Obarenes (1.436 metros). Collado. Desde este punto y por senderos de ganado y rodeados de boj y enebros se accede a la Mesa de Oña (1.206 metros). Desde la aplanada cima, podemos contemplar la llanada de la Bureba.
cima

006. Camino de la Sierra (1.140 m.).

Camino de la Sierra. Mesa de Oña. Hayedo.
refugio libre

007. Chozo de las merinas. (1.123 m.).

Edificación
Lago

008. La laguna.

Waypoint

009. Portillo del Mercado. (1.093 m.).

fuente

010. Fuente Fuentecillas. (918 m.).

Fuente Fuentecillas.
Waypoint

011. Camino de la Gargantilla.

Camino de la Gargantilla
Waypoint

012. Tapia del Monasterio.

Tapia. Muro del monasterio. En agosto de 1.367, se produjo uno de los mayores saqueos de la historia del monasterio. El Príncipe de Gales, llamado el "Príncipe Negro", indignado por no percibir las recompensas pactadas con el rey Pedro I en Bayona, saqueó con total impunidad cuanto toparon sus manos, llevándose los magníficos regalos al monasterio del Rey navarro y del Conde fundador. Este suceso motivó una transformación total del edificio. Se fortificó todo el monasterio con murallas, levantando torres y cubos.
Waypoint

013. Oña. Final del track. (585 m.).

16-MAR-13 14:53:49

2 comentarios

  • Foto de Vincitore

    Vincitore 09-may-2014

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Ruta muy agradable y llevadera. Un entorno para disfrutarlo.

  • Foto de Bonet

    Bonet 01-may-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Preciosa ruta bien señalizada. Recomendable subir a la Mesa de Oña. Merece la pena el esfuerzo extra.

Si quieres, puedes o esta ruta