Descarga

Distancia

23,71 km

Desnivel positivo

1.241 m

Dificultad técnica

Difícil

Desnivel negativo

1.241 m

Altitud máxima

1.774 m

Trailrank

51

Altitud mínima

526 m

Tipo de ruta

Circular

Tiempo en movimiento

6 horas 24 minutos

Tiempo

9 horas 33 minutos

Coordenadas

3851

Fecha de subida

16 de junio de 2020

Fecha de realización

junio 2020
Sé el primero en aplaudir
Comparte
-
-
1.774 m
526 m
23,71 km

Vista 119 veces, descargada 4 veces

cerca de Otiñar, Andalucía (España)

Muy dura ruta la que acometimos por estas mayestáticas sierras del sur de Jaén.
Aventura senderista muy exigente por el desnivel acumulado de aprox 1200 m., con 5 horas y media de eterna subida, senderos en su 90% de montaña, sinuosos, entre bosques, de belleza extrema, con unas vistas cuando era posible impresionantes e inolvidables y sobre todo de un caminar muy técnico: piedras, correntías de aguas, etc. además de 24 km. de trayecto que por estas cumbres equivalen a 30 km.

Simplemente espectacular para los que amamos la montaña, por su esplendor, por los veneros encontrados en el camino de aguas frescas, los enormes, frondosos y agrestes barrancos interminables y la culminación en Peña Altar, 1818 m. donde las panorámicas eran envidiables, junto a las del geodésico de la Pandera, 1867 m.

Arrancamos en Otiñar aldea medieval de origen árabe y posteriormente cristiana que recibía el nombre de Santa Cristina en el siglo XIX, célebre por su castillo y esculturas rupestres o petroglifos.


Por la Meseta de la Yegua y dirección sur iniciamos el ascenso, en un entorno de cuento, a través de las Víboras y Rinconada de los Acebuches hasta la cortijada de Castañeda, donde un amable vecino nos orientó por el camino a seguir que se vislumbraba durillo mientras se “jartaban de buñuelos caseros”.

Continuamos un carril hasta dar con el desvío que entre bosque de olivar y serrano nos llevó pronto al lugar donde dimos cuenta de nuestros suculentos bocatas impresionados por las sobrecogedoras vistas al embalse del Quiebrajano, el entorno del Parrizoso, Garganta de los Ladrones, Matamulos, Ventisqueros, Pitillos, Piedra Palo, Sabinar, Pegalajar…….

Proseguimos accediendo por la cara este del Palenque a un pseudopuerto donde encontramos el bonito nacimiento del arroyo Miradores, nos refrescamos bien y reanudamos el ascenso por la cara norte de la Peña del Altar entre abundantes lentiscos y coscojas por un senderillo muy agreste y empinado.

Por fin dimos con el carril que une ambos geodésicos. Visitamos Peña Altar y escuchamos las indicaciones toponímicas del entorno por el guarda forestal que en este refugio montañero pernoctaba.


De nuevo al carril hacia La Pandera, unos 800 m. aprox. de trayecto, fotos de rigor y devoramos nuestras exquisitas viandas con una gélida cervecica de Pepe.
Es de reseñar que la mano del hombre ha destruido este alto a base de edificaciones militares abandonadas e inmensas antenas que hacen del lugar poco atractivo. Dispone de carretera de acceso y un helipuerto que serviría en la Vuelta Ciclista España.

Abordamos el descenso por una ladera llena de roquedos que hacían el caminar muy inclemente y técnico hasta el hermoso Puerto de la Nava, poblado de pinos y cierta horizontalidad, que sería la última. Empezaron los barrancos interminables, angostos y boscosos por un estrecho senderillo que en su mayor recorrido se correspondía con correntias de agua que hizo que pusiéramos en “culo en el suelo” en repetidas ocasiones, todo entre los cerros de Cagasebo, Peña Blanca, Caracoles y Senda Nueva del Pago de las Cimbras.

Topamos con una fuente-abrevadero donde nace el Arroyo de la Hoya del Caño que nos sirvió de refrigerio y aprovisionamiento. Pronto llegamos a Santa Cristina con su castillo, visitamos los petroglifos que allí perduran y de vuelta al coche después de un par de kilómetros de carretera que nos asomó al Área Recreativa de la cañada de las Hazadillas, lugar de inicio de rutas por estas impresionantes cumbres.




























Topamos con una fuente-abrevadero donde nace el Arroyo de la Hoya del Caño que nos sirvió de refrigerio y aprovisionamiento. Pronto llegamos a Santa Cristina con su castillo, visitamos los petroglifos que allí perduran y de vuelta al coche después de un par de kilómetros de carretera que nos asomó al Área Recreativa de la cañada de las Hazadillas, lugar de inicio de rutas por estas impresionantes cumbres.
Panorámica

Meseta de la Yegua

Panorámica

Rinconada de Acebuches

Panorámica

Rinconada de Acebuches

Fuente

Cortijada castañeda

Panorámica

La Lancha

Panorámica

Bosque de enanitos

Panorámica

Cañón de los Romeros

Panorámica

Cañón de los Romeros

Panorámica

Cañón de los Romeros

Fuente

Nacimiento del Arroyo de los Miradores

Fuente

Nacimiento del Arroyo de los Miradores

Árbol

Portillo Lobo

Panorámica

Portillo Lobo

Panorámica

Barranco Peña del Altar

Cima

Peña del Altar, 1818 msnm

Cima

Acuartelamiento abandonado

Cima

Pandera, 1867 msnm

Collado de montaña

Puerto de la Nava

Fuente

Venero en peña Blanca

Panorámica

Cerro Caracoles

Yacimiento arqueológico

Castillo de Otiñar

Yacimiento arqueológico

Petroglifos

Yacimiento arqueológico

Petroglifos

Collado de montaña

Cañada de las Hazadillas

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta