Tiempo  6 horas

Coordenadas 983

Fecha de subida 15 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

-
-
1.131 m
724 m
0
3,8
7,6
15,12 km

Vista 140 veces, descargada 1 veces

cerca de Venta de Cárdenas, Castilla-La Mancha (España)

Iniciamos la ruta con un desayuno a base de chocolate con churros en el mercado de Viso del Marques. Una vez hemos dado cuenta de nuestro desayuno nos distribuimos en los coches que nos llevaran al punto de inicio, en el límite entre la Sierra del Viso y el P.N de Despeñaperros. Son unos 10,5 Km. de camino que en coche hacemos en apenas 20 minutos. Cuando entramos en la Sierra, en una de las subidas, adelantamos a un grupo de ciclistas. Poco después llegamos al punto de inicio de nuestra ruta. Mientras nos preparamos para la partida, los ciclistas nos alcanzan. Paran a abrir la puerta que se encuentra unos metros mas adelante. Les decimos que no la cierren, ya que vamos a pasar nosotros. Hacemos la foto de rigor e iniciamos la marcha. A los pocos metros hay una viga cerrada con llave que impide el paso de vehículos y junto a ella un cartel indicador de la Ruta de la Batalla de las Navas de Tolosa. Mientras pasamos llega un todo terreno de una finca privada de la zona por lo que tiene llave para poder acceder. Poco después nos adelanta y nos saluda. Cuando llegamos a la altura de las ruinas de la aldea de Magaña el condutor del todo terreno esta parado hablando con un guarda del parque. Mientras nos hacemos alguna foto se despiden y se marchan ambos coches. Nosotros continuamos bajando hacia el río Magaña, que cruzamos por el puente. Un poco mas abajo hay un pantanillo. Iniciamos la subida, que en un primer tramo nos lleva hasta el Raso del Venta, donde se cruzan varios caminos, y desde alli continua hasta el Puerto del Rey. Durante la subida no hay mucha sombra y el calor apriea, por lo vamos haciendo paradas para descansar y
beber. Ademas hemos venido provistos de gorras y crema protectora para el sol. En apenas 5 km. subimos 400 m. de desnivel. En la parte final de la subida la vegetación es mucho mas cerrada, con abundacia de alcornoques, quejigos y melojos. También hay varios bosquecillos de robles.
Cuando coronamos el puerto es pronto, pero el esfuerzo nos ha abierto apetito, por lo que aprovechando que hay una buena zona de sombra y decidimos parar a comer y echar una siestecilla. Durante la comida el sol se nubla ligeramente, a la vez que se levanta una ligera brisilla, lo que se agradece, porque el día esta muy caluroso. Reemprendemos el camino, que ya es casi todo de bajada, primero por una pista con mucha pendiente, hasta que nos incorporamos al camino que viene del Castillo de Castro Ferral, pasamos junto a otro pantanillo, y nos desviamos del camino para pasar por la Calzada Romana. Luego seguimos el descenso pasando cerca de la casa del Hornillo. Como vamos bien de hora hacemos un descanso en una pequeña poza del arroyo del Hornillo, en la que los juegos de los niños acaban en remojon. Continuamos hasta la aldea de Miranda del Rey, donde llegamos casi en perfecta sincronización con los coches que nos vienen a recoger. Cuando estamos en Miranda uno de los niños echa de menos el cinturón con su navaja, que se ha quitado en la poza. Mientras algunos vuelven un primer tramo en coche y luego andando para recuperar el cinturón, el resto nos desplazamos ya en coche hasta el Museo de la Batalla de las Navas de Tolosa, donde una vez reagrupados todos realizamos la visita, para lluego regresar en los coches a Viso del Marqués.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta