Tiempo en movimiento  3 horas 55 minutos

Tiempo  7 horas 32 minutos

Coordenadas 1812

Fecha de subida 30 de enero de 2019

Fecha de realización enero 2019

-
-
199 m
34 m
0
2,7
5,4
10,81 km

Vista 150 veces, descargada 14 veces

cerca de Gamboa, Colón (Republic of Panama)

PANAMÁ - Camino Real de Cruces. Desde Venta de Cruces, Río Casaya y cruce con Plantación, hasta Av. Madden - Enero 2019

⇒ Enlace a la etapa siguiente: PANAMÁ - Camino Real de Cruces. Desde Av. Madden hasta Limarrete, río Caimitillo, río Camarón y Vía Centenario

No es la primera vez que realizamos este recorrido por el histórico Camino Real de Cruces, por lo que me remito a explicaciones anteriores, para su descripción general.

Hace varios años, cuando conocimos por primera vez este itinerario, encontramos un sendero completamente abandonado, en el que la naturaleza se había adueñado plenamente de su territorio, y era muy difícil transitar por él, por la maleza, árboles caídos cortando el paso, inseguridad (los peligros propios de la selva), ....pero sobre todo, por el riesgo de perderse en esta magnífica selva tropical de los parques nacionales Soberanía y Camino de Cruces.


Venta de Cruces, a orillas del río Chagres. Inicio del Camino Real de Cruces a Panamá

La señalización que la administración pública había instalado tiempo atrás (y que nunca había sido buena, a pesar de haber costado muchísimo dinero), había desaparecido casi por completo, por una absoluta falta de mantenimiento, y era muy fácil perderse en el laberíntico sistema de quebradas y cárcavas que conformaban la ruta.


Profunda cárcava en el Camino Real de Cruces a Panamá

He conocido a experimentados caminantes que me confesaron haberse perdido en este itinerario, a pesar de guiarse con un GPS, y también a más de un visitante ocasional (extranjeros y panameños), completamente desorientados, deshidratados y exhaustos, sin tener la menor idea de dónde estaban, ni cuántos kilómetros les faltaban para llegar a su destino, e incluso gente que se había adentrado en el sendero y llevaban varias horas caminando, creyendo que estaban siguiendo una ruta circular y que no les debía de faltar mucho para llegar al coche.

Estos episodios no eran hechos aislados, sino que se repetían casi a diario, y ponían de manifiesto las carencias que tenía la ruta, pero en lugar de facilitar verdaderas soluciones, las autoridades locales optaron por lo simple: decidieron que a fin de evitar estos casos, para recorrer este sendero debía ser obligatorio ir acompañado de un guía de la ANAM (todavía puede verse esta absurda e interesada indicación en los antiguos paneles de señalización).

Una vez más, craso error.

A poco que se conociese de cerca la realidad de este Camino, era sabido que los verdaderos problemas que presentaba el sendero, eran básicamente dos:

1) La falta de desbrozado de la maleza y el corte regular de los troncos de árboles caídos sobre la ruta.

2) La absoluta falta de señalización. De señalización de verdad, ya que pretender balizar un sendero en una zona selvática, con una indicador cada medio kilómetro, no sirve absolutamente para nada, ya que en 500 metros de recorrido en un sendero de selva, cualquier caminante habrá tenido más de una docena de oportunidades de perderse.

Afortunadamente, en estos últimos meses han mejorado mucho las cosas en este segmento del sendero del Camino Real de Cruces:

Por una parte, el Parque Nacional Soberanía (pero no el Parque Camino de Cruces), tiene ya un contrato anual con una empresa que se ocupa de desbrozar la maleza del sendero (pero no corta los árboles caídos sobre la ruta.... y debería de hacerlo), y por otra, grupos de voluntarios internacionales y panameños han efectuado una impresionante y muy profesional labor de balizado, con unas magníficas plaquitas de color naranja, que no ha costado un sólo céntimo a las arcas públicas de Panamá, y que es ejemplar en muchos sentidos, al haber seguido los patrones, materiales y técnicas de balizado que se utilizan en algunos de los más grandes y emblemáticos senderos del mundo.


Nueva y completa señalización en el Camino Real de Cruces a Panamá

Durante el recorrido que hemos realizado recientemente, hemos constatado, con gran satisfacción, que el sendero del Camino Real de Cruces es, en estos momentos, el mejor señalizado de todo Panamá, y que las posibilidades de perderse en su recorrido son ahora prácticamente nulas, salvo que el caminante abandone y se aleje deliberadamente de la ruta.

No han hecho falta, ni costosos y sesudos estudios, ni el desembolso de miles de dólares. La generosidad, el empeño, la voluntad y el esfuerzo de decenas de voluntarios, han hecho posible esta realidad, y el resultado es excelente.

Aún así, como todo, es mejorable. Por ejemplo, sería interesante disponer de indicadores informativos con los topónimos más relevantes (nombres de quebradas, ríos, cerros, collados, emplazamiento de antiguos poblados, etc.), que se podrían aprovechar para añadir en ellos la información de distancia a los extremos del recorrido, evitando en lo posible el exceso de cartelería, que haría que se perdiese el sentido de espacio natural.

Con eso, y muy poco más, este sendero podría alcanzar la máxima calificación.

Los paneles informativos con reseñas históricas, instalados en las cabeceras de la ruta, son también interesantes, pero los textos largos que tanto gustan a algunos académicos, con imágenes y referencias a personajes tan deleznables como el pirata inglés (cuyo nombre me niego a citar, e invito a que otros también lo ignoren, para condenarlo al ostracismo de la historia), ya que saqueó, robó, asesinó, violó y secuestró a hombres, mujeres y niños, habitantes de la vieja ciudad de Panamá, a veces aburren al caminante, y no sirven de ayuda para orientarse en la ruta.


Paneles indicadores en el Camino Real de Cruces a Panamá

Confío en que, tras la brillante iniciativa de este grupo de voluntarios, a quienes a título personal agradezco su generosidad y su valiosísimo trabajo, el Camino Real de Cruces abandone ya el viejo estigma de ¨ruta peligrosa¨, y los senderistas nacionales y extranjeros que visitan Panamá, puedan disfrutar de este recorrido, que aunque es y seguirá siendo difícil, por lo irregular del terreno y los rigores del clima panameño, resulta muy agradable y sumamente interesante.

Forma de llegar a Venta de Cruces:
En bote, desde el muelle público de Gamboa. Tarifa para panameños: 5 dólares. Para extranjeros: 10 dólares.
Forma de regresar desde la avenida o carretera Madden:
En taxi, o en UBER. En la intersección del sendero con esta carretera pasan frecuentemente taxis (aunque no siempre libres), y suele haber señal telefónica para llamar a un UBER.

Este es el itinerario que sigue la ruta, visto en tres dimensiones.

Índice IBP: 35 HKG
Distancia total: 10.57 Km
Desnivel de subida acumulado: 249.99 m
Desnivel de bajada acumulado: 138.43 m
Altura máxima : 194.58 m
Altura mínima : 35.8 m
Tiempo total : 7:32:57 h
Tiempo en movimiento: 4:08:52 h
Tiempo parado : 3:24:05 h
Velocidad media total: 1.4 Km/h
Velocidad media en movimiento: 2.55 Km/h
Venta de Cruces. Inicio del Camino Real de Cruces a Panamá
Desvío al Palo de Mango. Habitual embarcadero de fortuna durante la época de lluvias. Corto sendero balizado en azul
El Camino gira a la derecha
Riachuelo estacional
Quebrada del Gaso. Valle del Cataño
Cárcava con paredes de piedra en algún tramo
Cárcava profunda
Empedrado y placa de señalización colocada en 1971
Brazo del río Casaya
Otro brazo del río Casaya
Zona con buen empedrado
Tramo con firme renovado, similar al del Camino de Plantación
Cruce del Camino Real de Cruces, con la desviación al Sendero de Plantación
Arroyo estacional
Buen empedrado
Río Cabuya
Huellas de caballerías marcadas en las rocas del Camino
Arroyo estacional
Tramo final llano
Cruce del Camino Real de Cruces con la Carretera o Avenida Madden

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta