Tiempo  8 horas 54 minutos

Coordenadas 2276

Fecha de subida 23 de febrero de 2017

Fecha de realización febrero 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.029 m
587 m
0
3,5
7,0
14,02 km

Vista 2224 veces, descargada 56 veces

cerca de Pelayos de la Presa, Madrid (España)

Una ruta, digamos para personas que no les importa el sufrimiento y que tengan alto el valor de aguante. Pues fuimos a una de las zonas más desconocidas de los alrededores del Pantano de San Juan, Las Cabreras. Se trata de cumbrear todas las Cabreras desde el río Cofio, una ardua y tenaz tarea. Pues no existen sendas ni pasos los fuimos creando a nuestro paso. Fue una lucha desigual contra el terreno, que lleva aqui generaciones esperándonos. Fuimos como las Cabras y Jabalíes, para poder superar la variedad de retamas y matojos que salían a nuestro encuentro. Intentando salvarlos por grandes lánchales y trepando entre piedras, vamos toda una aventura que nos dedicó Nimbus 30.



Para llegar tenemos que desviarnos de la Carretera M-501 de los Pantanos antes de llegar a la presa, por un desvío hacia el área recreativa del Yelmo donde hicimos esta ruta con el grupo de Nucaban. La pista nos deja junto a un puente que cruza el río Cofio, bajamos y nos vamos un momento hacia la derecha, para acercarnos para ver una pequeña represa.



Cruzamos el puente y subimos por una buena pista, se trata del Camino del Oso, que rodea el embalse del Pantano de San Juan por su parte Norte. La vamos a seguir poco rato, pasamos delante de una pequeña cascada formada por las lluvias de este año.



Vemos una gran columna de piedra a nuestra izquierda, me recuerda a las películas del Oeste. Y en lo alto de ella una pareja de Buitres con un buen promontorio de observación.



Ya queda muy poco de disfrute de esta buena pista y desviarnos por una pequeña senda. La tomamos a la derecha para llegar al collado que nos llevará al principio de las Cabreras Bajas.



Pasamos junto a un bonito ejemplar de Alcornoque que hace las delicias de mis acompañantes aventureros.



Llegamos al collado donde hacemos una pequeña parada pues noto que me siento con falta de alimento y nos espera una verdadera paliza de ruta por delante.



Un poco repuestos y cargadas las baterías, giramos a nuestra derecha para acometer todo el cordel de las Cabreras Bajas. En los primeros metros hay una leve marca de senda, pero con el paso de los metros desaparece por completo y ya nos las vemos con la naturaleza en vivo y a lo salvaje.



Llegamos hasta la primera de las cimas que tiene la Cabrera Baja. Bajamos a un pequeño collado que nos separa de las otras pequeñas cimas que conforman esta ladera. De momento vamos contentos, las fuerza siguen intactas, nos paramos a disfrutar y hacernos cientos de fotos.



Continuamos cresteando hasta llegar a la última de las cimas de este cordel. Hacemos una pequeña parada para seguir llenando las baterías con energía. Ahora tendremos que bajar como se pueda al collado que separa la Cabrera Baja de la Alta. De paso observamos cuál es el mejor lugar por donde subir. Pues parece un cono volcánico. No se ve muy bien podríamos subir, intuimos una zona, pero en cuanto comenzamos a subir probablemente estemos en medio de la selva.



Bajamos por una especie de torrentera, agarrándonos como podemos y arrastrando el culo en más de una ocasión.



Llegados al collado, nos toca lo mejor subir por donde se pueda. Intentamos buscar zonas de roca, donde no tendríamos que luchar con la selva, pues ya llevo los brazos ensangrentados por las rozaduras de las jaras. Vemos grandes lanchares que nos ayudan a progresar, eso sí, hay que llevar buen calzado y desafortunadamente el mío deja ya mucho que desear de lo limado que esta.



En algún momento perdemos la pista de uno de los componentes que decidió subir por otra lugar. La verdad que intentábamos ir un poco separados para avisar de la mejor subida y reencontrarnos todos en ese lugar. Pero Román tiro la directa y por medio de toda la jungla acercarse a la cima de la Cabrera Alta. Intentamos en vano llamarle, es importante en estas rutas no desperdigarse por nuestra seguridad. Casi llegados a la cumbre de la Cabrera Alta, logramos dar con él.



Bajamos un poco hacia una altiplanicie que es desde donde atacamos esta subida, para llegar a las dos cimas que vamos a hacer de este cordel. Nos vamos dirigiendo por una pequeñísima vereda que luego se pierde hacia yo creo que los lugares que más me gustaron como son un mirador precioso, desde donde pudimos observar el vuelo de los Buitres.



Comimos, ya casi eran las 4 de la tarde y aún nos quedaba una gran bajada por delante. Teníamos que salvar un gran desnivel en poca distancia. Yo llevaba ya mis piernas y rodillas al límite, pues tuvieron un duro trabajo que soportar, y alguna que otra caída que recibieron. Después de comer buscamos un lugar que teníamos anteriormente para descender y la verdad que fue bastante bueno, mejor de lo esperado.



Ahora un poco de monte buscando una pista que nos ayudaría a ir atravesando el cañón de las Cabreras. Al fin dimos con él junto a un abrevadero, un poco más adelante pasaba el arroyo Santero del cual Carmelo y yo decidimos tomar agua, estábamos sin una gota, terminamos con los 2 litros que llevábamos y eso que tuvimos un día cubierto con calor, no se, que hubiese sido de nosotros.
Una vez en la pista que surca el valle, el caminar es más fácil, aunque las piernas estas reventadas por el esfuerzo. El paisaje me encanta estamos rodeados de grandes pinos y unas praderas verdes que invitan al descanso. Pasamos un pequeño collado y justo a nuestra derecha nos queda la Cabreruela que en esta ocasión no la subiremos llevamos bastante paliza en nuestro cuerpo ya.



La Senda comienza a subir hasta el collado que nos llevaría a la Cabrera Baja, en un determinado momento desaparece y se empina de lo lindo, voy con Carmelo y voy relatando en alto algo que mejor no contarlo jajaja. Llegados al collado bajamos por el mismo lugar que subimos al principio llegamos a la pista de nuevo y al río Cofio. Una pedazo de ruta que nos hemos metido entre pecho y espalda dura como ella sola pero con la satisfacción de haberlo conseguido. Disfrutad con ella si os animáis.


Video de la ruta


Pantano de San Juan subida a Las Cabreras from antonio on Vimeo.



Época recomendada Primavera, Otoño, Invierno.

Transporte El transporte debe hacer en vehículo propio hasta llegar a la presa del río Cofio. Mediante una pista forestal, Recomendable vehículo con bastante altura o un todo terreno.

Estadísticas
Nivel de dificultad: Muy dura
Distancia: 14,3 km
Desnivel + 926 metros Desnivel - 927 metros
Tiempo total: 8h 54'
Tiempo en movimiento: 5h 15'
Tiempo parado: 3h 39'
Velocidad media total: 1,6 km/h
Velocidad media en movimiento: 2,72 km/h
Ritmo medio total por km:
Ritmo medio en movimiento por km:
Índice IBP Index: 91 Informe





Otras rutas por la zona

- Pelayos de la Presa Vía Verde del Alberche y subida al Cerro San Esteban
- Pelayos de la Presa Cuerda de la Parada, Río Cofio y Senda del Yelmo
- Pelayos de la Presa a Presa de Picadas ida por sus Cerros y vuelta por la Vía Verde del Alberche
- Pelayos de la Presa subida al Cerro de Valdenoches


Ver más external

12 comentarios

  • Foto de Roman Velarde

    Roman Velarde 24-feb-2017

    Ruta impresionante donde las haya dura como ella sola pero bueno lo hemos conseguido gracias a Fran y también a ti

  • Foto de calgobia

    calgobia 24-feb-2017

    He hecho esta ruta con Antonio y lo hemos pasado muy bien pero la dificultad ha sido bastante y muy dura los paisajes ha sido extraordinario

  • Foto de Nimbus30

    Nimbus30 25-feb-2017

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Bueno, por fin la hicimos.
    Y realmente lo conseguimos con trabajo y mucha ilusion.
    Ha sido un trabajo en equipo donde todos hemos puesto nuestro grano de arena. Un saludo Antotemo, Roman, Carmelo y Miguel

  • Foto de calgobia

    calgobia 25-feb-2017

    He realizado esta ruta  ver detalle

    He hecho esta ruta con Antonio y lo hemos pasado muy bien pero la dificultad ha sido bastante y muy dura los paisajes ha sido extraordinario

  • Foto de lavilav

    lavilav 06-mar-2017

    Parece una verdadera aventura adentrarse sin sendas ni caminos por ciertos lugares. Pero también tiene su punto, de sentirse en libertad. Sois unos verdaderos campeones.

  • Foto de Roman Velarde

    Roman Velarde 14-mar-2017

    No habia leido el comentario y me ha parecido muy bien pero sobre todo lo bien que lo has ilustrado

  • Foto de antotemo

    antotemo 14-mar-2017

    Gracias Román, es bonito leerlo después de un tiempo, pareces revivirlo de nuevo, nos vemos en nada subiendo a Abantos. Un abrazo.

  • Foto de rafern92

    rafern92 07-nov-2017

    Envidio vuestro vigor y presencia de ánimo, sobre todo porque veo que tampoco sois unos jóvenes en los mejores años. No puedo imaginar bajando por donde lo habéis hecho. Cito vuestra marcha en la mía con id=20797501, aunque se parece poco. Un saludo.

  • Foto de antotemo

    antotemo 12-nov-2017

    Hola rafern92, la verdad que es una ruta durilla, esta gente no sabe lo que hace a veces y se tira al monte como los Jabalies. Lo pasamos bien, a pesar de la dureza. Saludos antonio.

  • Foto de Pacomeme

    Pacomeme 24-feb-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Hola de nuevo antotemo:
    Hacía tiempo que tenía echado el ojo a esta ruta, tus comentarios sobre su dificultad me hacían pensármelo un poco y el pasado viernes día 22, no sin cierto acojone, entre otras cosas porque iba a hacerla solo, me decidí a intentarlo. La primera dificultad a salvar era el que no tengo vehículo apropiado para llegar hasta allí por lo que metí la bici en el coche, aparqué en la M-501 y hasta el puente sobre el Cofio me fui en mi “4x4 particular” cargado con toda la impedimenta: mochila, botas, bastones, agua, comida etc., total que entre pitos y flautas eran las 11:45 cuando me puse en marcha (algo tarde teniendo en cuenta lo que me esperaba).
    El camino del Oso y la subida al collado muy agradables, mi idea era que si me veía superado por sus exigencias haberme vuelto al collado y haber bajado al valle interior que ya conocía de otra ocasión y es muy solitario y agradable, pero según te vas metiendo en el vericueto de rocas y vegetación intentando buscar el mejor paso para ir avanzando, siempre teniendo la referencia inestimable del GPS con el recorrido que hicisteis vosotros y algún hito perdido que encontrabas de vez en cuando, no había vuelta atrás, era un desafío que te hacía tener todos los sentidos alerta y la adrenalina a tope, una lucha continua con las rocas y los arbustos que se negaban a ponértelo fácil, en más de una ocasión hay que volver sobre tus pasos para intentar buscar un paso menos complicado, de gran ayuda son los puntos de referencia que has ido informando en el recorrido, al final mal que bien llego al collado entre las dos Cabreras, el día es caluroso y ya me voy dando cuenta que me he quedado corto de agua, aprovecho para comer un poco con el alivio que representa el saber que este punto es una posible vía de escape para bajar al valle interior, pero sigo para arriba, esta actividad es una especia de placer/sufrimiento ciertamente adictiva, seguro que muchos lo llamarían masoquismo.
    La Cabrera Alta tampoco lo puso fácil, impresiona ver y atravesar esos magníficos lanchones que asemejan inmensos caparazones de animales antediluvianos, llegar a la cumbre fue magnífico y la bajada por esa canal/pedrera defendida por el inmenso centinela pétreo, como tu bien dices, más fácil de lo esperado. Cuando llegué al valle no me lo creía, que gozada andar tranquilamente por esa pista cubierta de hierba, eso si ya sin una gota de agua. Eran las 6:30 cuando estaba junto a mi bici, afortunadamente tenía el bidón con agua esperándome y con la fresca y la alegría en el espíritu afrontar los 7,5 km que me quedaban.
    Como siempre gracias por compartir el recorrido y me sumo también al agradecimiento a esas personas anónimas que ponen hitos y que nos ayudan a seguir los caminos.
    Saludos.

  • Foto de antotemo

    antotemo 25-feb-2019

    Hola Pacomeme, leyendo tu comentario es como si la estuviera reviviendo. Se que es una ruta muy exigente que hace que des todo de ti, en cuanto a lo físico como en lo mental. Mas si como tu, la hiciste solo. Porque seguro en alguna ocasión se le pasa a uno dar la vuelta o decir que hago yo en esta selva.
    Eso si, cuando consigues superar todas las pruebas que la naturaleza nos pone delante, nos deja también contemplar unas bonitas vistas desde sus atalayas. Nosotros no tuvimos un día claro y no pudimos disfrutar de ellas, como nos hubiera gustado.
    Me alegro que te haya gustado este recorrido aventurero, a la cual nos llevo Nimbus30, compañero del club de Nucaban que fue nuestro guía en esta intrincada ruta.
    Gracias por tu bonito comentario y tu valoración de la ruta, saludos antonio.

  • Foto de Nimbus30

    Nimbus30 25-feb-2019

    Intrépido aventurero para esta magnífica ruta.

Si quieres, puedes o esta ruta