Tiempo en movimiento  6 horas 2 minutos

Tiempo  7 horas 22 minutos

Coordenadas 3841

Fecha de subida 5 de febrero de 2019

Fecha de realización enero 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.179 m
352 m
0
5,4
11
21,48 km

Vista 1418 veces, descargada 63 veces

cerca de El Chaltén, Santa Cruz (Argentina)

Inicialmente tenia pensado hacer una ruta de ida y vuelta desde El Chaltén hasta la Laguna de los Tres, al pie del espectacular Fitz Roy, pero luego descubrí que era posible hacer una ruta combinada, más variada, reduciendo mucho el trayecto a repetir, así que esta última es la que finalmente hice.
Es un trayecto circular, con salida y final en El Chaltén, pero incluyendo un traslado en minibús por la carretera que, siguiendo el valle del Río de las Vueltas hasta su unión con el Río Eléctrico, y luego un corto trecho por el propio Río Eléctrico y otro por la zona del Río Blanco, llega hasta la Hostería El Pilar, en cuyo aparcamiento descendemos del minibús y empieza la ruta a pie que presento.
A pesar de que las predicciones eran buenas, las nubes bajas y negras habían estado descargando agua las horas anteriores, y seguían haciéndolo cuando empecé a caminar. Cerca de los glaciares, la temperatura parecía bastante baja en el encajonado valle del Río Blanco, con su parte baja ocupada por el bosque, del que emergen en altura montañas muy altas (el punto de partida está a menos de 500 metros de altura y los picos vecinos a 2.000-3.400 metros), donde el hielo y la nieve lo cubren casi todo. No parecía el mejor día, pero qué le íbamos a hacer. Tres capas cerrado, guantes de alta montaña y sombrero, y adelante por el valle.
Durante la primera media hora, el río Blanco y su bosque fueron un paisaje precioso por el que caminar, con algunas vistas realmente notables. Todo mejoró cuando, además, dejó de llover y, poco a poco, fueron abriéndose grandes claros, mientras el nivel de las nubes subía por encima de las montañas. Entonces el paisaje se hizo maravilloso. Al poco tiempo alcanzaba el Mirador Piedras Blancas, con una preciosa vista del Glaciar Piedras Blancas (también llamado Glaciar Fitz Roy Este), colgando a gran altura, y a cuyos pies se encuentra la correspondiente y homónima laguna glaciar. Sigo el camino, en continua ascensión ahora muy suavizada, para llegar finalmente a un cruce con otro sendero, que sube desde El Chaltén (por el que pensaba subir inicialmente), y por el que continúo girando a la derecha para alcanzar el Campamento Poincenot, con bastantes tiendas desperdigadas entre los árboles del bosque. Lo atravieso y me encuentro con el cauce del Río Blanco, aquí bastante ancho y ocupado por un gran pedregal, con varios brazos de agua (esa es la razón por la que se ve el nombre del río en varios sitios distintos), que se cruzan mediante puentes de madera algo primitivos, por decirlo de algún modo, pero aparentemente seguros.
Tras cruzarlos todos alcanzo la ladera del otro lado del valle, y allí encuentro la señal que marca que he alcanzado el Campamento Rio Blanco. Aquí llega, por la derecha, un sendero de acceso restringido y registro obligatorio, que sube paralelo al sendero que he seguido por el otro lado del Río Blanco desde las cercanías de la Hostería; es un sendero que se considera peligroso, por lo que se recomienda ir con guía, y entre otras "amenities" incluye tener que vadear el río que conecta la laguna Piedras Blancas con el río Blanco.
Cuando llegas al Campamento Río Blanco te encuentras un sendero, con algunos escalones tallados en la piedra, que asciende más o menos perezosamente por el bosque. Es un timo, en cuanto se supera el nivel de los árboles el camino se verticaliza y el suelo, de arena y piedra, se convierte en el lecho de un arroyo (no con mucha agua, pero suficiente para reducir la adherencia del calzado, por lo que es importante llevar el mejor posible en un día como hoy, aunque ya no llueve y el cielo está despejado); el desnivel en esta zona supera los 400 metros en poco más de un kilómetro. Tras una subida no muy penosa, se alcanza una zona de pedregal, por la que se sigue ascendiendo, y poco después se tiene la oportunidad de empezar a ver la Laguna Sucia, a la que sube un sendero restringido desde el Río Blanco, alcanzando poco después la pared de la Laguna de los Tres (realmente la morrena del antiguo glaciar). Las vistas aquí son símplemente impresionantes; las personas se distribuyen por los huecos existentes, se tumban en el suelo y parecen quedarse catatónicos mirando el Fitz Roy y sus cumbres accesorias, con los vastos glaciares que las rodean. A la izquierda, apareciendo por encima de las agujas Saint Exupery y de la S, la segunda cumbre del macizo, el Cerro Torre, ofrece su imponente presencia libre ya de las ataduras y restricciones de las nubes que con frecuencia lo secuestran de las miradas golosas del montañero. Algunas personas bajan hasta el nivel del lago, entre las grandes piedras, o se encaraman al promontorio situado a su izquierda; tal hiperactividad es difícilmente comprensible ante una vista así, tumbado en la ladera ante un lugar irrepetible y unas vistas casi inimaginables uno cree por un momento hacerlas suyas para siempre, y parte del lugar con la esperanza de que para ese tiempo se queden en su recuerdo.
Bajar es fácil, a pesar de las piedras mojadas y a veces sueltas, pero parte de tu alma se ha quedado ahí. Siempre ocurre cuando llegas a las cimas especiales, y esta lo es sin duda. Hace unos cuantos años, Gustavo Llobet y yo subimos a la Punta Alta de Comalesbienes; en ella hay una placa dedicada a un montañero que dice: "al amigo ...., que amaba tanto a las montañas que se quedó en ellas para siempre". Es mejor no quedarte en todo, y a decir verdad ni siquiera estoy seguro de tener eso que llaman alma, pero de que parte de ti se queda en esos sitios, de eso si estoy seguro, y también de que te llevas una parte para siempre.
Deshago el camino hasta los Campamentos Río Blanco y Poincenot, y algo después cruzo un nuevo río, el Arroyo del Salto, que cerca ya de El Chaltén forma una maravillosa cascada conocida como el Chorrillo del Salto, y que se origina en la Laguna Madre y entorno de la Laguna Sucia. A poco tengo que decidir si continúo directo hacia El Chaltén o me voy por la derecha hacia las Lagunas Madre e Hija, pero la lógica dice que si lo hago la jornada se prolongará por encima de los 30 kilómetros y pasaré por el sendero que ayer hice durante 7 de ellos. Sigo, pues, por el sendero por el que venía, y paso por la salida del sendero que va a la Laguna Capri, pero prefiero continuar por el que conduce al último gran Mirador del Fitz Roy, donde las vistas a la montaña siguen siendo excepcionales; mi sacrificio se ve recompensado adicionalmente: en el mismo sitio oigo unos golpes repetidos, y veo a muy pocos metros un maravilloso Carpintero Magallánico, de roja cabeza, que trabaja en uno de los árboles del mirador; cuando sigo el camino, a menos de 20 metros, veo a la hembra ocupada en otro tronco.
A partir de aquí el sendero desciende rápidamente para rodear el Cerro Rosado y entrar a El Chaltén por el norte. El día ha sido fantástico, así que me dirijo a mi cervecería de cabecera en la localidad y pruebo el último tipo de cerveza artesana; habiéndolos probado todos mi conclusión es clara: la Bock está mejor, al menos para mi.
Con todo lo dicho no queda duda posible de que mi recomendación sobre la ruta es la más alta. El desnivel es fuerte y la ruta es larga, pero se puede hacer si su forma física no es deficiente o padece limitaciones de movilidad; tenga en cuenta siempre que el tiempo es muy cambiante y tenga mucho cuidado en no sobreestimar sus fuerzas. Y si puede haga la ruta, nunca ha sido más fácil recomendar una. Pero no olvide nunca que la montaña puede ser muy bella, pero siempre presenta riesgos y nunca es piadosa; evite los riesgos, no es cierto que a Ud. no puede pasarle nada malo.

3 comentarios

  • luis.perecruz 15-feb-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Otra ruta enorme. Seguramente la mejor de las fáciles en la zona del Chaltén.

  • javeadeverano 16-feb-2019

    Impresionantes fotografías de un impresionante lugar.

  • annie.starr 22-abr-2019

    Muy buena info!

Si quieres, puedes o esta ruta