Coordenadas 318

Fecha de subida 20 de marzo de 2019

-
-
1.022 m
884 m
0
1,3
2,6
5,24 km

Vista 181 veces, descargada 13 veces

cerca de Burgomillodo, Castilla y León (España)

Espectacular ruta por tierras segovianas. Cerca de la localidad de Sepúlveda nos encontramos con este Parque Natural donde lo más destacable son los impresionantes acantilados que durante milenios ha excavado el río Duratón en la roca caliza.

Las paredes de roca alcanzan los 100 metros de altura en algunos puntos, y sirven de hábitat a más de 195 especies de aves, tanto migratorias como autóctonas, entre las que podemos mencionar la grajilla, la chova piquirroja, avión roquero, el roquero rojo, el roquero solitario, el colirrojo tizón, el gavilán, el águila calzada, los milanos, tanto negro como real, el autillo, el mochuelo, el cárabo, el búho chico, la paloma torcaz, la tórtola europea, mirlos, pinzones, ruiseñores, petirrojos, currucas, pitos reales, agateadores comunes, trepadores azules, mitos, carboneros y herrerillos, entre muchos otros.

La fauna mamífera también es significativa, destacando como especies a los corzos, jabalíes, zorros, ardillas, tejones, garduñas y comadrejas. Los anfibios y reptiles como las ranas comunes y ranitas de San Antonio, los sapos comunes, partero y corredor, la culebra viperina, la culebra de escalera y el lagarto ocelado y algunas otras especies de lagartijas pueden ser encontradas en el entorno del río, y en las propias aguas podemos encontrar especies barbos y las carpas que se encuentran en la zona del embalse, mientras que en la parte de río vivo (que no está represada) se pueden ver truchas comunes, bogas del Duero y bermejuelas, así como gobios.

En el área protegida se dan diferentes hábitats debido a las diferencias climáticas y de suelo que podemos encontrar en este lugar. Sos tres las zonas diferentes y determinadas, la paramera en la zona superior, el bosque de ribera a la orilla del río y los cortados. Hay 572 especies de flora registradas.

En el entorno que vamos a visitar, el elemento arquitectónico más destacable es la ermita de San Frutos, construcción románica del siglo XII que se construyó sobre otra visigótica del siglo VII, cuya fundación se atribye a San Frutos (642 - 715 D.C.). A esta ermita se accede por un pequeño puente de piedra construido en 1757.

En cuanto a las leyendas que hay de este lugar, la más conocida es la de la "Cuchillada". "La Cuchillada" es la grieta que hay que salvar, en la actualidad mediante el puente de piedra, para acceder al recinto de la ermita. Según la tradición fue abierta por San Frutos con su bastón para detener a los sarracenos y proteger a los vecinos de Sepúlveda que pedían ayuda, siendo así que la grieta define el terreno "sagrado" que los infieles no debían pisar.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta