Tiempo  una hora 59 minutos

Coordenadas 645

Fecha de subida 16 de junio de 2017

Fecha de realización junio 2017

-
-
2.085 m
1.819 m
0
2,1
4,3
8,52 km

Vista 245 veces, descargada 18 veces

cerca de Puerto de Cotos, Castilla y León (España)

El paseo hasta la Laguna Grande siempre es agradable. Pero si encima vas a unas horas en las que no hay nadie, la cosa mejora muchísimo. Así que el otro día me acerqué a Cotos al salir del trabajo a ver si no hacía mucho calor.

En el aparcamiento prácticamente no había más coches, buena señal. De hecho, solo vi a una vigilante en todo el recorrido. Y como el sol ya estaba bajo, la cosa estuvo genial.

Subí tranquilamente por la pista, y a la altura del Cobertizo del Depósito giré a la derecha. Tras cruzar por las antiguas pistas de esquí, hoy casi totalmente repobladas, salí de la arboleda, y enseguida llegué al puente que va hacia las Cinco Lagunas. A partir de ahí el sendero está marcado con traviesas. En un momento llegué a la Laguna, toda para mí.

Como no tenía prisa, subí al refugio Zabala. Hay por ahí un camino, pero enganché por las rocas sin preocuparme de por dónde iba. Es una subida muy sencilla. Desde el refugio se va la Peña de los Quesos, que es una simple ondulación del terreno, y la Peña del Cuco, que es incluso más pequeña. Pero con los piornos en flor, las vistas desde aquí son una pasada.

Se podría bajar directamente hacia allí, pero el camino está en reforestación, así que di una vuelta un poco más larga para llegar. Pero ya que se lo están currando, hay que cuidar esto. Resulta sorprendente ver cómo ya no queda ni rastro de la antigua pista de esquí de Cotos. Solo al cruzar por las viejas pistas se nota, si te fijas, que los árboles son bastante más jóvenes que los de alrededor. A veces hacen las cosas bien.

En fin, una vez al pie de la Peña se sube en un suspiro, aunque hay muchos arbustos y poco camino, así que alguno hay que pisar. Aquí recogí una lata oxidada y dos anillas de las antiguas, de cuando se arrancaban de la lata. A saber cuántos años llevarían ahí tiradas.

Luego, sin bajar, hasta la Peña del Cuco. Montones de moscas incordiosas por aquí.

Después a la Laguna Chica, a la que no había ido jamás, y mira que he venido veces por aquí. Cuidado con las vacas, que por aquí las hay a montones.

Y ya de vuelta. Bien chula la ruta, muy bonita en esta época del año, y sobre todo sin gente.
Cobertizo del Depósito
Fuente Cubeiro

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta