Coordenadas 281

Fecha de subida 10 de octubre de 2018

-
-
1.455 m
876 m
0
2,9
5,8
11,67 km

Vista 112 veces, descargada 3 veces

cerca de Muro de Aguas, La Rioja (España)

Bonita ruta de ascensión a peña Isasa desde Muro de Aguas.

El itinerario que presentamos es un compendio de dos marchas que hemos efectuado, una el pasado 16 de septiembre y otra el dia de año nuevo del pasado 2017.

Aunque dicha ruta ya ha sido descrita varias veces en Wikiloc, es nuestro deseo incorporar un conjunto de instantaneas que pueden resultar del agrado de toda persona que quiera disfrutar de las mismas.

No resulta ser un itinerario especialmente complicado, y de alguna forma resultará novedoso para mucha gente acostumbrada a realizar la subida desde Turruncún y Arnedo.

En general no se puede considerar que haya que derrochar excesivo esfuerzo físico, pero sí hemos de advertir que existe algun tramo (la ascensión a La Cabezuela desde el collado 1272) en el que habremos de emplearnos algo más y no tener excesiva prisa en culminar dicha etapa.

La ruta se inicia en la localidad de Muro de Aguas tomando como punto de partida, la calle donde se encuentra la famosa fuente y el ayuntamiento, tras lo cual hemos de plantear como primer objetivo, la subida al castillo en ruinas situado en la zona mas alta del pueblo y hacia la derecha, previo paso por una plaza-parque situada también por aquella zona.

Desde dicho castillo parte una vía verde en direccion ascendente, en cuyo extremo hemos de seguir remontando campo a través en dirección a la cresta que visualizamos en el monte en que nos encontramos y que culmina en la cumbre Navalillo (1272 mts).

Desde dicha cota, viramos noventa grados para bajar a un pequeño collado y volver a subir hacia otra cresta desde la que divisamos perfectamente Peña Isasa.

De forma previa hemos de remontar dos pequeñas cotas, la 1268 y 1288, y tras una pequeña bajada desde esa ultima, realizamos un remonte de 130 metros de desnivel para poder alcanzar La Cabezuela (1403 mts) desde la cual ya solo nos queda recorrer el tramo final hasta la cumbre de Peña Isasa.

El descenso lo realizamos inicialmente volviendo sobre nuestros pasos hasta La cabezuela, y desde aqui, descendemos la ladera de La Ballota en dirección sur en un desnivel de doscientos metros que acometeremos por el terreno más alomado y practicable que encontremos hasta llegar a un camino que se encuentra en la parte baja de dichas laderas.

Desde este camino, seguimos en dirección sur hacia la cota 1104 que rodearemos por la derecha, y tras pasar por el pequeño collado 1062 localizaremos visualmente la pista que nos ha de conducir directamente hasta Muro de Aguas en un recorrido de casi tres kilometros por zona bastante llana previo paso junto a la Ermita de San Millan, punto en el que el camino se junta con la pista que viene de Ambasaguas.

Antes de entrar a Muro, existe una bifurcacion, en la que tomaremos el desvío de la derecha para acortar el tramo que nos ha de conducir hasta el punto donde iniciamos la ruta.
La marcha se inicia en Muro de Aguas, tras aparcar frente al ayuntamiento (foto 2). Haremos una visita obligada a la famosa fuente con sus catorce caños (Foto 1) y que constituye quizás el motivo por el que la localidad recibe más visitas. Deseamos que tambien lo sea por la posibilidad de realizar rutas senderistas como la que aquí mostramos. Desde la misma calle del ayuntamiento nos dirigimos derechos a la parte mas alta del pueblo donde encontraremos un pequeño parque con buenas vistas al pueblo (foto 3). Desde aquí tendremos a la vista el castillo en ruinas (foto 4) hacia el que dirigimos nuestros pasos por una vía bien acondicionada para realizar un entretenido paseo.
Enseguida llegaremos al castillo al que haremos visita obligada para contemplar lo que queda de la iglesia en que fue reconvertido siglos atrás y que como se aprecia en la foto 1, también ha quedado bastante deteriorada. Aprovecharemos para tomar alguna instantanea del pueblo y seguiremos avanzando por el paseo en dirección a la parte mas alta (foto 6) desde donde ya fijaremos el siguiente objetivo, la subida hacia la cresta del monte en cuyas laderas nos encontramos (foto 4).
Nos dirigimos hacia la cresta en cuyo borde suele aposentarse una colonia de buitres que será facil verlos remontar el vuelo (foto 1 y 2) o contemplarlos (fotos 3 y 5) encaramados frente a los cortados que caen hacia el otro lado. Mientras vamos subiendo, tenemos la oportunidad de disfrutar de varias panoramicas interesantes como son el pequeño valle que arranca desde Muro en direccion sureste hacia el Rio Linares, y en la misma dirección, el Moncayo bastante más alejado pero perfectamente visible (foto 2). Hacia el Suroeste divisamo la localidad de Ambasaguas con el trasfondo de la Sierra Ballenera y más atrás la Sierra del Hayedo de Enciso (foto 4). Por otro lado, en dirección noroeste ya se nos hará visible la parte mas alta de Peña Isasa que ya no dejaremos de divisar hasta alcanzarla (foto 6).
Seguimos, paralelos a toda la cresta y disfrutando de todas las panoramicas que se nos brindan a la vista, de forma que se nos haran perfectamente visibles los montes que hemos de transitar para llegar a Peña Isasa (foto 4), así como toda la zona de laderas que caen hacia Turruncún (foto 6), sin olvidarnos de unas preciosas estampas en las que podemos dividar el Valle del Cidacos flanqueado por las localidades de Arnedo y Quel (fotos 2 y 6). En epoca invernal no es infrecuente que toda la zona de valle se cubra de un espeso manto de niebla (foto 4 del 1/1/2017), lo cual produce el efecto de tiempo primaveral en la sierra, mientras que en el valle nos parecerá estar bajo los efectos de un frio helador.
Desde la cumbre de Navalillo realizaremos un descenso que nos permita acceder a otra cresta que es la que nos conducirá hasta la falda de Peña Isasa. Para ello hemos de bajar hasta el pequeño collado 1219 y enseguida empezar a remontar en dirección noroeste para alcanzar la cota 1268 y posteriormente la 1288, paralelos a la cresta que flanquéa la hondonada de Turruncún y que nos volverá a proporcionar unas preciosas vistas. Desde la cota 1288, realizamos un pequeño descenso para situarnos en otro pequeño collado, el 1272 desde el cual ya hemos de realizar la ascensión definitiva primero hacia la cota 1406 de La Cabezuela y posteriormente Peña Isasa.
La ascensión a La Cabezuela, supone 130 metros de desnivel algo empinados, pero la subida no tiene otro misterio que el de realizar cuantas paradas se quiera ya que no tendremos prisa por llegar arriba y por otro lado sera el único tramo en el que nos emplearemos un poco más de la cuenta. Una vez alcanzada la cota podremos deleitarnos con la visión cercana de Peña Isasa (Foto 1) y una preciosa estampa de la Sierra de Préjano con su parque eólico (foto 3) y el Barranco de Andanche.
Desde La Cabezuela, ya solo nos resta salvar un desnivel de 76 metros hasta llegar a la cumbre de Peña Isasa, de los cuales solo los cuarenta últimos resultarán un poco mas esforzados, pero que podremos superar sin demasiados problemas, y más pensando en lo poco que queda para coronar la cumbre. Una vez arriba, disfrutaremos de un merecido descanso y si el dia no está muy desapacible, podremos admirar magnificas vistas en todo el contorno, por ejemplo en la foto 3 podemos apreciar la Sierra de Prejano y el Pico Nocedillo (1525 mts). Asimismo nos asombraremos con las caprichosas formas que adquiere la roca caliza erosionada y resquebrajada por el implacable efecto de la erosión producida por el agua y el hielo.
El regreso lo planteamos de forma que podamos alcanzar la vaguada que desciende hacia Muro de Aguas por la falda inferior del monte Navalillo. Para ello, en primer lugar hemos de volver de nuevo a la cota de La Cabezuela y desde aquí, en vez de volver por el mismo sitio por donde ascendimos, lo haremos más a la derecha por la llamada ladera de La Ballota, cuidando de que dicho descenso nos resulte lo mas cómodo posible, evitando cárcavas y avanzando por el terreno más alomado y con pendiente mas suave de modo que poco a poco iremos rebasando los doscientos metros de desnivel de dicha bajada. No será raro que volvamos a divisar algún asentamiento de buitres leonados, tal como apreciamos en la foto que hemos incluido.
Después de haber dejado atrás las laderas de La Ballota, hemos de tomar como referencia la cota 1104 para rodearla por la derecha y así poder acceder a un pequeño collado, el 1062, desde donde ya divisaremos el camino por el que hemos de bajar derechos hacia Muro de Aguas, no sin antes tomar alguna instantanea del Moncayo aunque sea a contraluz, como se aprecia en la foto. En este caso la toma se realizó el dia de año nuevo del 2017 con un dia muy soleado pero con una espesa niebla cubriendo gran parte de la Cuenca del Ebro.
Una vez alcanzado el camino al que hemos hecho referencia, solo nos resta avanzar derechos hasta llegar a las inmediaciones de Muro de Aguas bajo un entorno campestre y relajante, con la cumbre del Moncayo siempre a la vista.
Durante el último tramo del camino que nos lleva a Muro, se nos juntará la pista que procede de Ambasaguas, punto en el cual se encuentra la Ermita de San Millán. A partir de aquí solo resta apenas un kilometro para llegar al punto de partida. De forma previa, a trescientos metros después de la ermita, encontraremos una bifurcacion. Cualquiera de los caminos nos sirve para llegar a nuestro destino, pero el de la derecha nos permite transitar por otras calles diferentes de las que recorrimos en el camino de ida.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta