Tiempo  5 horas 7 minutos

Coordenadas 2615

Fecha de subida 25 de septiembre de 2016

Fecha de realización septiembre 2016

-
-
1.585 m
680 m
0
3,4
6,8
13,68 km

Vista 810 veces, descargada 59 veces

cerca de La Gandara, Cantabria (España)

Un poco de culturilla:

Peña Lusa, cumbre del circo de Lunada limítrofe entre Brugos y Cantabria. Situada sobre un terreno abrupto de naturaleza calcárea (Karst) dominado por lapiaces, depresiones embudiformes o dolinas forman alguna destacables hoyas, y otros relieves de erosión que siluetean caos y ruina. Al W. le acompañan dos cerros calcáreos muy característicos: Los Porrones de Bustarejo (1.516 m) y la Peña Becerril (1.451 m) de abrupta fisonomía.

A los pies de los terrenos más abruptos se sitúan importantes pastizales interconectados por un tejido d pequeñas veredas de ganado. Como es típico en las montañas del Pas, no existen senderos demasiado definidos para el montañero. La forma de vida tradicional pasiega se desarrolla entorno en el aprovechamiento de los pastos; los caminos los traza el movimiento del ganado, no los materializa el hombre. Por ello, la construcción de pistas de acceso es moderna. De todo esto se deduce que en las zonas más apartadas no cabe esperar un desarrollo importante de los senderos, lo que puede motivar confusión especialmente cuando la niebla se cierne sobre la cordillera, fenómeno más que habitual. Aunque el montañero habituado al lapiaz y a la peña no debería tener dificultades. El sector de Peña Lusa ha dado lugar a accidentes, algunos de fatal desenlace, que en la mayoría de los casos suele tener como motor la niebla. (Mendikat).

Llevábamos tiempo en mente de realizar esta ascensión a Peña Lusa, así que como las previsiones meteorológicas eran favorables, nos pusimos el “uniforme” montañero y para allá nos fuimos.

La rauta, de aproximadamente 14 km. de ida y vuelta, la iniciamos y terminamos en el aparcamiento existente en el Alto de Los Collado de Asón.

A la derecha del aparcamiento encontramos la pista que tomaremos y en donde unos indicadores nos marcan tres rutas a seguir: Sendero de Hondojón (que es la que seguiremos), Vuelta a la Colina y Bustalveinte.

A unos 200 metros del inicio de la pista, al lado de un apartadero de ganado nos desviaremos a la izquierda (no hay ningún cartel ni indicador) y comenzaremos la subida por el sendero que sigue el mismo trazado que el Sendero de Hondojón (ruta recientemente realizada (http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=13954793) y que continuaremos hasta el collado en el que nos desviaremos a la izquierda siguiendo la dirección del indicador “Sendero de Busturejo”.

En el Waypoint “Desvío Derecha”, nos apartaremos de la pista en donde unos postes indicadores nos irán guiando en el recorrido hasta llegar a un hayedo en el que un pequeño Cairn con un palo nos muestre el lugar por donde internarnos en el bosque.

Seguiremos algunos senderos y algún que otro hito que nos irán mostrando la subida hasta llegar al paso entre la roca fractura, Portillo de las Escalerucas, para alcanzar la parte superior.

Superado este tramo que no tiene excesiva complejidad, llegaremos a una zona de brezo y pastizal en donde nos caballos pastan despreocupados ignorantes a nuestra presencia.

Llegaremos a una profunda Dolina, Hoyo de los Porrones, la cual bordearemos por su parte derecha para llegar al Collado Becerril donde ya podremos divisar el Valle de Lunada y la esfera característica del Picón del Fraile.

Siguiendo una estrecha vereda entre hierba y brezo, con la Peña Becerril a nuestra derecha, y Bustarejo encima de nosotros, pasaremos al lado de una gran roca desprendida, continuando por la vereda hasta el Waypoint “Dejar Vereda-Monte a Través”.

Iremos ganando altura buscando los mejores pasos entre el abundante brezo, por un terreno con bastante pendiente y un tanto incómodo, con algunos tramos de roca en la parte final, donde no existe ninguna referencia, marca o camino.

Al llegar a un pequeño collado giraremos a la derecha donde ya se divisa el pequeño buzón de la cima.

El esfuerzo ha merecido la pena, y si no hubiera sido por el fuerte viento que azotaba el disfrute hubiera sido mucho mayor.

Así que descendemos unos pocos metros para abrigarnos de las ráfagas de “Eolo” y poder vitaminar con tranquilidad al socaire.

Repuestas fuerzas, iniciamos la bajada por la vertiente norte, por una especie de sendero el cual aparece y desaparece por momentos hasta llegar al Hoyo de los Porrones y al Paso de las Escalerucas, regresando al punto de partida repitiendo el camino de subida.

Ruta no recomendada con niebla ante la escasez de caminos definidos, marcas, referencias o hitos en la parte final de la misma.

Otras rutas cercanas:

Porra Colina desde Collados del Ason

Collados del Ason-Los Campanarios por la Senda de Hondojón

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta