• Foto de PENYA GROSSA, PENYA  LA MINA Y LA OMBRÍA D’ALGAIAT.
  • Foto de PENYA GROSSA, PENYA  LA MINA Y LA OMBRÍA D’ALGAIAT.
  • Foto de PENYA GROSSA, PENYA  LA MINA Y LA OMBRÍA D’ALGAIAT.
  • Foto de PENYA GROSSA, PENYA  LA MINA Y LA OMBRÍA D’ALGAIAT.
  • Foto de PENYA GROSSA, PENYA  LA MINA Y LA OMBRÍA D’ALGAIAT.
  • Foto de PENYA GROSSA, PENYA  LA MINA Y LA OMBRÍA D’ALGAIAT.

Coordenadas 500

Fecha de subida 6 de mayo de 2015

Fecha de realización mayo 2015

-
-
1.093 m
523 m
0
4,3
8,5
17,01 km

Vista 905 veces, descargada 15 veces

cerca de Algueña, Valencia (España)

RUTA REALIZADA EL 25/04/2015
CÓMO LLEGAR: Por la CV-84 hacia Aspe, antes de entrar en la población girar a la izquierda por la CV-846, continuar durante 8 km. hasta la rotonda, tomar 4ª salida por la CV-840 hasta La Romana, en la rotonda continuar hacia Algueña, antes de la población y de la báscula de pesaje de camiones, girar a la izquierda por un camino asfaltado que nos lleva las casas de la Herrada, en el cruce con la carretera que viene de El Cantón. Hay poste informativo del PR-CV 339. Girar a la izquierda por el camino, cuando se acaba el asfalto hay un rellano para aparcar.
ITINERARIO: BARRANCO DEL FRAILE / SALIDA DEL BARRANCO / PENYA GROSSA / CRESTAS / DERECHA / IZQUIERDA / PENYA LA MINA / COLLADO BAJADA / CAMINO / BANCALES / SALTAR VALLAS / PARTE ALTA SIN SENDA / RODEAR PENYA DEL ALTAR / INICIO.
COMPONENTES: VICENTE Y PATRO.
RECORRIDO: CIRCULAR
AGUA EN RUTA: NO.
DISTANCIA: 16,10 KM.
TIEMPO: 06:15 HORAS
ALTURA MÁXIMA: 1.087 M. (Penya Grossa)
ALTURA MÍNIMA: 575 M. (Barranco del Fraile)
DESNIVEL POSITIVO: 750 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 750 M.
DIFICULTAD: ALTA (En el regreso por la umbría hay que manejar bien el GPS, no hay una senda definida, y a media ladera la dificultad aumenta y nos tocó saltar dos vallas. En la primera parte la dificultad es moderada, para gente habituada a transitar por las crestas. No hay ningún paso complicado.)
LA RUTA: Hacer una ruta circular a la Serra d’Algaiat siempre ha estado en nuestras mentes. Por casualidad encontré un Track que lo hacía, el título era equivoco, “Algueña-El Cantón” pero plasmado en el mapa correcto. Tan solo una pega, ni una sola palabra en el comentario, “peligro”.
Ya hemos tenido alguna sorpresa con Traks sin comentarios. Esta vez ha sido saltar dos veces la valla de una finca. No lo decimos por nosotros que estamos curtidos en mil batallas, si no por gente menos experta a la que le puedes amargar el día. No cuesta nada dar cuatro referencias del recorrido.
Iniciamos desde el aparcamiento al principio del Barranco del Fraile. Tenemos una temperatura agradable y no hará mucho calor. Patro no conocía este tramo de la ruta, ya que siempre había subido por La Canalosa o La Romana. El trayecto por la cuerda de la sierra es muy recomendable; también se pueden utilizar dos vehículos. Esperamos conseguir la circular.
El Barranco del Fraile surca la sierra abriéndose paso entre la Penya del Altar por un lado, y por el otro, el Alto de la Herrada y la Peña del Sol. En su parte ancha todavía quedan restos de bancales que en su día recogían las aguas torrenciales en las lluvias, actualmente están en abandono.
Su cauce enseguida se vuelve angosto y sinuoso con un fuerte nivel de subida. Una apretada vegetación de arbustos y matorral alto lo en maraña desde el comienzo, haciendo que su tránsito sea lento, esquivando ramas y rocas, pero sumamente atractivo por su verdor y colorido en esta primavera.
Volviendo la vista atrás y antes de quedar encajonados, vislumbramos la cercana y faraónica cantera de El Coto, con cientos de bloques de mármol esperando ser transportados. Por delante el intrincado paso entre la cerrada vegetación que se complica cuando hay pequeños tramos de pedregosa torrentera.
Lentamente vamos tomando altura, y volviendo la cabeza, distinguimos en la solana parte del pueblo de Algueña, o de la Cantera del Coto, dependiendo para qué lado se contorsiona el barranco. Poco a poco se va abriendo el cauce y la vegetación merma considerablemente pasando a ser matorral de ladera.
Pronto, las marcas del PR nos indican una salida del barranco por la izquierda, la ladera se redondea formando parte de una gran loma. El desnivel sigue siendo acentuado y continuo; la senda busca la parte alta de la loma. En la otra vertiente el rocoso Alto de la Herrada se va quedando atrás.
Alcanzado en cordal tenemos preciosas vistas a ambas vertientes. La Cantera y Algueña con un golpe de vista, y en el otro lado, la Pila y su característica silueta con dos cumbres. El sendero se estabiliza y toma clara dirección hacia la cumbre. Por delante nos preceden tres personas y por detrás nos persigue un nutrido pelotón.
Llegamos al collado, balizado con un poste con paletas informativas, indicando 4 minutos para la cumbre que tenemos en la siguiente loma. Aunque la Vega Baja está cubierta de espesa bruma, por delante tenemos la bonita sierra del Cantón, arañada por varias catas de mármol que la amenazan.
Cumbre de la Penya Grossa (1.087 m.) es la máxima altura de esta pequeña y alargada sierra. Marcada por una piqueta metálica con una plaquita que indica 1.100 m., dato erróneo, según todos los mapas consultados. Buenas vistas a la sierra de Crevillente y la cantera, con el blanco-marfil que tanto vende a costa de la sierra.
Aquí termina el PR-CV 339, a partir de ahora debemos estar atentos a esporádicos mojones que nos guiarán en las bajadas y subidas por toda la cresta de la sierra. El día sigue sin aclararse pero al menos no hace calor. De frente comenzamos a descender del gran cabezo que forma la Penya Grossa.
Empezamos a tener vistas de los cortados y espolones que configuran el cordal de la montaña. Entre rocosos miradores contemplamos el cuidado y diminuto valle, con el perfil del Cerro Agudo como barrera, y por detrás, la Sierra de Callosa y la de Orihuela flotando entre la espesa bruma.
Conversamos con las tres personas que nos precedían, se van a quedar a almorzar en una pequeña cueva que hay sobre otra gran cueva roja. Poco después vemos que el gran pelotón les alcanza también. Nosotros por la derecha, cerca de los cortados, dejamos atrás otro espolón rocoso.
Marchamos por un lomo de cresta sin grandes desniveles, siempre buscando el mejor paso, para luego comenzar a remontar una zona más quebrada. El Cerro Agudo nos parece más cercano y hacia atrás vemos las olas montañosas que hemos recorrido, con el pelotón en una de ellas.
De nuevo un tramo con pocas oscilaciones que nos hace avanzar con destreza. Tenemos grandes vistas a la distancia recorrida, con la Penya Grossa al final del todo; por delante el trazado que nos queda hasta la siguiente cima, y que paulatinamente comienza a tomar altura.
Hemos perdido de vista al grupo montañero que nos perseguía y tirando de zoom con la cámara tenemos a tiro el próximo punto geodésico. Aceleramos la marcha para coger un buen sitio para el almuerzo. La cima es bastante reducida y puntiaguda, y los que vienen son legión.
Penya de la Mina (1.053 m.), segunda elevación de la serra d’Algaiat y la más visitada de ellas. Su cumbre, encima de su gran joroba, es muy visible en la lejanía. Junto a su vértice geodésico hay una diminuta plaquita de acero inoxidable con su nombre y altitud, que en 1990 los montañeros de Elche colocaron en todas las cumbres de la provincia que superaban los 1.000 m.
Cuando estamos concluyendo con el té y las pastas, llega el grupo. Son de Crevillente, han llegado en autobús a Algueña y les recogerá en La Canalosa. Nos damos un poco de tiempo saboreando la cima mientras ellos bajan. Luego de contemplar toda la cuerda de la sierra iniciamos el descenso.
Es un fuerte desnivel negativo por senda inestable, mejor hacerlo por la izquierda pegados a las paredes. Cuando el desnivel se amortigua, seguir rodeando el tremendo espolón junto a las rocas hasta alcanzar el collado, donde podemos comprobar su grandiosidad casi agresiva.
En el collado, hay un poste balizado donde se unen el PR-CV 281 que por la Serra de la Cava viene desde La Canalosa, y el PR-CV 399 que por la umbría viene desde La Romana. Nosotros debemos proseguir por la umbría siguiendo durante un corto tramo las marcas del PR-CV 399.
Comenzamos un nuevo descenso por el remozado sendero, antaño había que tener agallas para remontar las pedregosas torrenteras hasta el collado. Sin perder de vista los rocosos contrafuertes vamos rodeando el espolón hasta unos bancales de almendros, donde dejamos el PR por la izquierda.
Cesamos de perder altura y conectamos con un camino de tierra que nos transita paralelo a la sierra de la que vamos observando sus paredones primero, y luego la ondulada cresta por la que hemos caminado antes. Abandonamos el camino para marchar por los bancales, algo más incómodos.
Se trata de no perder altura siguiendo el contorno de la sierra, para ello utilizamos trozos de camino, empalmando con cortos senderos y siempre para atajar, cruzar bancales, sobre todo de almendros. Debido a los cambios tenemos que estar muy pendientes del Track del GPS.
Los contornos de la sierra van cambiando a medida que avanzamos, rebasamos algunas ramblas, y de las ondulaciones pasamos a fuertes roquedos y contrafuertes. Bordeamos apartadas casas de campo y antiguos pozos para abrevar el ganado, y por supuesto más bancales.
Entre bancales, arribanos a un punto donde una valla de alambre de espinos nos corta el paso. Indagamos pero el GPS dice que hay que saltar. La valla sigue perpendicular sierra arriba. Por una piqueta reforzada junto a un margen saltamos, y en unos 200 m. tenemos que hacerlo otra vez para salir de la finca.
En la valla hay huellas de haber sido traspasada varias veces, pero quizás lo correcto hubiera sido rodearla. Proseguimos adelante con vistas a la Cantera otra vez, y a los últimos peñascos de la sierra. Cerca de unas catas de mármol dejamos el último camino para comenzar a ganar altura en la loma.
Pero aquí ya no hay senderos, ni trazas ni rastros de animales. Entre los pinos y el matorral, ir dando la vuelta a la loma. Superado un enclave rocoso, ya en la otra vertiente, parece estar un poco más claro. Comienza una fuerte bajada con los rastros de una senda perdedora, con algunos puntos de color calabaza.
Terminamos la bajada junto a unas catas de mármol pintadas de un verde desvaído en el cauce del Barranc Fort. Lo cruzamos y entre bancales llegamos al inicio de la ruta. Hemos conseguido la ruta circular. Pero no estamos contentos del todo. El salto de la valla nos ha decepcionado, y el duro tramo final sin senda, se puede mejorar.

Ver más external

25-ABR-15 12:22:55
25-ABR-15 11:56:07
25-ABR-15 11:42:36
25-ABR-15 9:28:43
Senda
25-ABR-15 9:38:05
25-ABR-15 9:03:18
25-ABR-15 10:38:51
25-ABR-15 8:35:41

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta