Tiempo  2 horas 45 minutos

Coordenadas 542

Fecha de subida 12 de noviembre de 2017

Fecha de realización noviembre 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
970 m
761 m
0
1,6
3,2
6,41 km

Vista 720 veces, descargada 19 veces

cerca de Baños de Alicún de las Torres, Andalucía (España)

Se llega desde la autovía de Andalucía a 17 Km de la salida 11 pasado Baza y antes de Guadix por la GR-6101.

El Parque dolménico de Gorafe se extiende a lo largo de casi 8 Km, en el tramo fluvial comprendido entre Gor, Gorafe y Baños de Alicún; cuenta con 240 dólmenes del Neolítico diseminados por 10 necrópolis; es la mayor concentración de túmulos funerarios de diversas estructuras de toda la Península. Constatada la presencia humana desde el neolítico, en sus cercanías se halla esta ruta histórica y megalítica.

Salimos desde las ruinas del Cortijo de Don Torcuato en ascenso hacia la pista salvando la cadena. Vemos una pequeña laguna, vamos rodeando los olivares (su aceite se comercializa como “Montes de Granada”), atajamos por sendero y llegamos al Cerro de la Mina (918 m) con vistas de la Hoya de Guadix y Sierra Nevada.

Descendemos unos metros hacia el Sur, para observar los petroglifos en cuatro bloques de arenisca con grabados, cazoletas y acanaladuras similares a los petroglifos de Vilches (Jaén) y a los del Dolmen de Menga en Antequera.

Volvemos por la pista en medio de un paraje semidesértico cuya pluviosidad raramente supera los 400 mm anuales, donde aparecen espartales, romerales, lastonares, tarays, pinos carrascos y sabinas moras.

Atajamos hacia otra lagunilla, tocamos asfalto para continuar a la derecha paralelos aunque por tierra con vistas de la Ermita de San José y del Hotel Reina Isabel; describimos un arco en la meseta que nos permite apreciar desde arriba la Acequia del Toril y dos dólmenes, uno en perfecto estado de conservación, donde un paisano nos dijo que realiza meditaciones sintiendo la energía que emana del interior.

Nos desplazamos hacia el cercano olivar, atravesando por su centro en descenso por la vaguada hacia el ramblizo final, dejamos el sendero poco marcado para explorar cruzando al otro lado, salimos a un canal sin agua pero si oímos un arroyuelo precipitarse, y junto a él seguimos descendiendo entre juncos y carrizos, el arroyuelo cursa por una antigua pista impedida por la vegetación vemos el descenso de las aguas de la “Acequía” e iniciamos un corto e intenso subidón con apoyo de manos un par de veces hasta coger la prolongación del sendero que dejamos para aventurarnos.

Pronto vemos la Acequia del Toril, acueducto natural con 15 m de altura y cerca 3 km de largo, inicia su recorrido en los Baños de Alicún de las Torres con las aguas sobrantes del manantial, a temperatura de 35°, ricas en carbonato cálcico y minerales van sedimentando a través del tiempo una formación geológica denominada travertino cuya porosidad y humedad constante, provoca que la pared del muro y su base se vean tapizadas por culandrillos de pozo, helechos, la «pajarilla de agua» (Samolus valerandi), la «cañota real o noble» (Erianthus ravennae), la cola de caballo (Equisetum ramosissimum) y el junco negro (Schoenus nigricans). Acabará regando los olivares de la vega del río Fardes.

Terminada la inspección tomamos pista de vuelta, hay tres bajadas con paso bajo roca para asomarnos al mirador del valle sobre el río Fardes antes de retomar la pista que pasa por el Balneario de Alicún de las Torres; sus aguas hipotermales, de mineralización fuerte, muy duras, sulfatadas y cálcico magnésicas, fueron usadas como bebida y con fines terapéuticos en época romana (siglo III).
Bajo la influencia árabe se revitalizó su tratamiento en baños públicos manteniendo una alberca al aire libre. En 1960 se remodelaron las instalaciones balnearias y a partir de 1970, toma forma el complejo con todo tipo de tratamientos por vías oral, inhalatoria y tópica: Hidromasaje Aromaterapia, Electroterapia, Hidroterapia, Infrarrojos, Ozonoterapia, Reflexología, etc. formado por piscinas, restaurante y el Hotel Reina Isabel.

En lo alto permanece el Cerro de La Raja, profunda hendidura por donde fluyen las aguas recogidas por la rambla del Aljibe, que da nobre al pueblo de Alicún, como derivado del vocablo árabe «al-liquq» (surco o hendidura).Pasamos junto a la zona trasera del hotel para volver al aparcamiento.

Powered by Wikiloc

2 comentarios

Si quieres, puedes o esta ruta