Tiempo  6 horas 20 minutos

Coordenadas 1378

Fecha de subida 22 de junio de 2014

Fecha de realización junio 2014

-
-
1.632 m
1.084 m
0
2,9
5,8
11,51 km

Vista 1923 veces, descargada 57 veces

cerca de La Cabrera, Madrid (España)

Ruta circular por la Sierra de La Cabrera. La ruta empieza en la parte alta del pueblo, en la Calle de la Sierra. Allí mismo comienza el PR-13 que nos lleva directos al Pico de la Miel por su parte oeste con una pendiente bastante acusada. Al llegar a un pequeño collado se gira a la derecha para subir, en escasos cinco minutos, a la cumbre del Pico de la Miel desde donde se tienen bonitas vistas de La Cabrera, el Embalse del Atazar, Mondalindo, etc...
Descenso hasta el collado para continuar hacia el oeste por la cara norte, cerca de la cuerda por un terreno suave, siempre en ligero ascenso. Se pasa junto a la Peña del Aguila, un cerro formado por un enorme amontonamiento de rocas. Poco después aparece el Cancho de la Bola donde siempre se puede contemplar un buen número de buitres tomando el sol. Nada mas pasar esta zona encontramos un desvío a la izquierda.Aparece el Cancho de la Cruz y, a la izquierda, el Collado del Alfrecho. Hacia este último hay que dirigirse para iniciar la subida al Cancho de la Cruz, punto culminante de la sierra. Por un sendero con fuerte pendiente se llega a una pradera cerca de la cumbre desde donde podemos contemplar entre otros el Cancho Gordo, el Cancho Largo y el Cancho de la Ladera así como el Monasterio de San Julián y San Antonio. Finalmente y tras una trepada sencilla de unos treinta metros se accede a la cumbre donde hay una caseta en ruinas. Descenso otra vez hasta la pradera para dirigirnos hacia unas agujas situadas al sur, a unos cien metros.



Desde aquí vemos el sendero que desciende rápidamente hasta el monasterio entre el Cancho Largo a nuestra derecha y el Cancho de la Ladera a nuestra izquierda. Durante el descenso conviene bajar con cuidado ya que es fácil resbalar debido a la pendiente y a lo descompuesto del sendero en algunas zonas. Una vez abajo vamos a parar a la misma puerta del monasterio que se puede visitar de manera gratuita, visita muy recomendable pues, además de gratuita, la visita es guiada.
http://www.conventolacabrera.es/
Después ya solo queda regresar al pueblo bordeándole por la parte noroeste hasta llegar al punto de inicio.
parquing

INICIO - CALLE DE LA SIERRA

Collado de montaña

Collado al oeste del Pico de la Miel

cima

Pico de la Miel

foto

Cancho de la Bola

Intersección

Desvío a la izquierda

Collado de montaña

Collado del Alfrecho

cima

Cancho de la Cruz

Intersección

Desvío a la izquierda

Comienza el descenso en dirección sur hacia el monasterio, entre el Cancho Largo y el Cancho de la Ladera.
foto

Cancho Largo

Riesgo

Lancha muy descompuesta y resbaladiza

Arquitectura religiosa

Monasterio de San Julián y San Antonio

No se conoce la fecha exacta de su fundación. La tradición sostiene que es del siglo XI y que fue promovido por el rey Alfonso VI (1040-1109), en el contexto de la campaña militar desplegada por la Corona de Castilla para la conquista de Toledo, en manos del poder Andalus. También es posible que fuera construido en la primera mitad del siglo XII, aunque siguiendo modelos anteriores al primer románico. Según otras teorías, puede tratarse de una construcción románico-visigótica. La existencia de restos arqueológicos de origen visigodo en sus proximidades lleva a pensar que pudo ser levantado sobre un primitivo templo pre-románico. Su primera consagración fue la de san Julián y, hasta el siglo XIV, estuvo regentado por la orden benedictina. En 1404 pasó a manos de los franciscanos de la Reforma de Pedro de Villacreces, quedando bajo la advocación de san Antonio de Padua. Fue reformado en los siglos XV y XVI. El lugar fue abandonado por los franciscanos durante la invasión napoleónica y ya en 1812 pudieron restablecerse, permaneciendo hasta 1835, cuando fueron exclaustrados como consecuencia de la Desamortización de Mendizábal. Posteriormente, fue comprado por los descendientes del pintor Francisco de Goya (1746-1828). En el siglo XX, el médico Carlos Jiménez Díaz (1898-1967) se hizo con la propiedad y procedió a su rehabilitación y adecuación para uso residencial. Tras su muerte, volvió a la Orden Franciscana a través de donación testamentaria. El convento ha tenido diferentes usos a lo largo de los siglos. Como convento franciscano fue eremitorio (1404 - 1530), escuela de gramática (1530 - 1570), casa de retiro (1570 - 1797), noviciado (1797 - 1801), y de nuevo casa de retiro hasta 1835. En cada una de las etapas han pasado personas importantes por él, como el marqués de Santillana y el Cardenal Cisneros, también personalidades importantes en letras y santidad de la Orden Franciscana, Pedro de Villacreces, Pedro de Santoyo, San Pedro Regalado, Francisco de Osuna, Antornio de Mendoza y Juan de Colmenar, entre otros, y, durante un corto periodo de tiempo, sirvió de prisión clerical. Desde el año 2004, residen en él los misioneros identes, quienes, además de su misión religiosa, promueven la celebración de actividades culturales , sociales y de restauración. La Comunidad de Madrid procedió a su restauración y consolidación.
Intersección

Desvío a la izquierda

Intersección

Desvío a la derecha

Intersección

Desvío a la izquierda

Intersección

Desvío a la derecha

Intersección

Desvío a la izquierda

Intersección

Desvío a la derecha

Intersección

Desvío a la izquierda

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta