Tiempo en movimiento  4 horas 3 minutos

Tiempo  6 horas 27 minutos

Coordenadas 3082

Fecha de subida 15 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
2.051 m
1.327 m
0
4,4
8,7
17,48 km

Vista 81 veces, descargada 2 veces

cerca de Estación de El Espinar, Castilla y León (España)

PICO DE PASAPÁN (2.005 m): los pies de La Mujer Muerta (Segovia).

Vista desde la llanada segoviana, la línea de cumbres que configuran La Pinareja (2.187 m), la Peña del Oso (2.186 m) y el Pico de Pasapán (2.005) traza la silueta de una figura yacente. De ahí el nombre con el que se designa a esta alineación montañosa de la sierra de Guadarrama: La Mujer Muerta. La Pinareja sería la cabeza; Peña del Oso, los brazos cruzados sobre el pecho, y Pasapán, los pies.

La ruta de hoy propone subir a esta última, que ofrece unas vistas fabulosas de las vertientes norteñas de las cúspides principales guadarramescas: empezando por el oeste, Cueva Valiente, La Peñota, Peña El Águila, La Maliciosa, Bola del Mundo, Cerro de Valdemartín, Cabezas de Hierro, Montón de Trigo y Peñalara. También se divisa, a un palmo de narices, la escarpada cima hermana de Peña del Oso; en cambio, La Pinareja permanece oculta tras el imponente corpachón de esta última.

Todo eso si miramos al sur. Porque si oteamos el norte, se despliega, como una alfombra parda, toda la llanada segoviana, con la catedral y el Alcázar de Segovia despuntando en el horizonte, y más al oriente, el cartesiano palacio real de Riofrío (1751). Y al oeste, allende los cielos, la sierra de Gredos.

Se trata de una ruta que requiere de un esfuerzo moderado, pues se tarda 3.15 horas en alcanzar el pico, salvando algo más de 700 metros de desnivel (para quien esté en buena forma, nivel fácil). No presenta ninguna dificultad técnica, salvo el breve pero pronunciado descenso realizado a la vuelta desde el puerto de Pasapán (bandera 13 del mapa) a la pista que hace de cañada real leonesa: se pierden 50 metros de altura en 100 metros lineales, sin sendero evidente y con piedras sueltas (es una trocha para ahorrarse una zeta de 1,5 kilómetros en el regreso; quien prefiera no exigir a sus rodillas, puede seguir por la cómoda pista que traíamos en la subida sabiendo que llegará al mismo punto sumando algo más de distancia a su itinerario).

No hay fuentes en el camino. Y en días de sol, desaparece la sombra del pinar a mitad del ascenso, por lo que conviene protegerse.

INICIO: LA PANERA
Se sale desde el área recreativa de La Panera, desde la barrera que impide el paso a vehículos a la carretera que se adentra en el valle del río Moros (puente de La Panera). En 200 metros alcanzamos un paso canadiense (bandera 1 del mapa), a la altura de las Casas del Molino, situadas al otro lado del río y a las que se puede llegar cruzando un puente.

Nada más superar el paso canadiense, surge a izquierda un senderillo de tierra pegado a la verja. Lo seguimos unos metros hasta que a derecha se abre una especie de enorme cortafuegos, la cañada real leonesa, por donde transcurre el GR-88 (sendero de gran recorrido). Esta cañada nos conducirá, siempre tiesos, hasta el puerto de Pasapán, a 7,4 km y 1.846 metros de altitud.

Los siguientes 400 metros exigen encarar el repecho más pronunciado de la ruta para superar 80 metros de desnivel (hasta la bandera 2). Tras el sofoco inicial, y con el corazón ya bien carburado, la cañada, que se abre paso entre el aquietado bosque de pinos silvestres, llanea durante un kilómetro. Aquí tuvimos la suerte de ver a un ciervo brincando por la arboleda.

ALTO DEL CASETÓN
Ocasionalmente surgen un par de caminos a una u otra orilla, pero nosotros siempre por la cañada real, cuya generosa anchura no genera confusiones respecto a la traza a seguir. Las rampas reaparecen (si echamos la vista atrás, vistas de Cueva Valienta, Cabeza Renales o el pueblo de El Espinar), pasamos una pequeña pradera a derecha (bandera 4) y tras 1.40 horas de pateo llegamos al Alto del Casetón (1.728 m y bandera 5), desde donde disfrutamos de la primera panorámica de la vertiente norte de algunas de las cumbres principales de la sierra de Guadarrama.

A partir del Alto del Casetón, el desnivel se apacigua y la marcha se hace más llevadera, salvo una pequeña cuesta inicial. Pasamos una barrera (bandera 6) y seguimos por la pista-cañada, que tras dibujar una curva de 180 grados a izquierda nos deja en el hermoso puerto de Pasapán (bandera 8 y 2.30 horas).

PUERTO DE PASAPÁN
Suelen ser los puertos y collados lugares especiales para el caminante, enclavados como están entre un mundo y otro, zonas de transición ideales para el avituallamiento y el disfrute visual. Un poste con tres letreros informativos indica las distancias: 7,4 km al área recreativa de La Panera, de donde venimos; 3 km a la Peña del Oso, la cima que sigue al Pico de Pasapán; y, sin cuantificar la lejanía, otro cartelillo señala el rumbo a los pueblos de Ortigosa del Monte y Navas de Riofrío.

Desde el puerto se divisan las verticales y majestuosas caras norteñas de Pasapán y Peña del Oso. Al norte, la llanura segoviana. Y al oeste, la cima alomada de la Majada Pielera (2.004 m).

Desde el puerto, seguiremos las marcas blancas y amarillas del pequeño recorrido PR-4 que nace en este punto (y continúa, por el cordal de La Mujer Muerta, hasta el puerto y valle de la Fuenfría para morir en el pueblo de Cercedilla). Cada cierto tiempo hallaremos estacas de madera con la mencionada doble marca. El camino también está bien señalizado hasta la cumbre con hitos de piedra. Y siempre tendremos, como referencia visual, a nuestra izquierda, la valla que enfila el cordal hasta un poco antes de la cima y hace de divisoria entre los municipios de Ortigosa del Monte, al norte, y El Espinar, al sur.

PICO DE PASAPÁN
Del puerto a la cumbre son 1,2 kilómetros y 150 metros de desnivel: unos 30-35 minutos de subida. El primer tramo atraviesa una hermosa campa (bandera 9), para sortear luego varios afloramientos rocosos (sin ninguna dificultad técnica). El primero, que hemos denominado antecima (bandera 10), se encuentra a mitad de distancia entre puerto y cumbre. En ocasiones, se presentan variantes para seguir por un vericueto u otro. Tras media hora de pateo, se alcanza el Pico de Pasapán (bandera 11 y 2.006 m). Como ya se ha dicho anteriormente, las vistas son espectaculares. Incluso si se camina 20 metros al sur (bandera 12), nos asomamos a la frondosidad del valle del río Moros y su embalse del Tejo o las Tabladillas.

EL REGRESO
El camino de regreso se puede realizar por el mismo intinerario llevado en la subida o tomar el desvío que proponemos en el Alto del Casetón, que nos conduce, tras una bajada algo pronunciada, hasta las pistas (bandera 14) que serpetean por la ladera norte del valle, entre los pinos silvestres (hay uno especialmente singular, con letrero informativo: el pino del Cardosillo, bandera 17), para desembocar finalmente junto al río Moros (bandera 19), cuyo cauce nos lleva hasta el inicio de la ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta