-
-
1.242 m
179 m
0
3,6
7,3
14,6 km

Vista 175 veces, descargada 6 veces

cerca de Sotres, Asturias (España)

LUGAR INICIO Y ALTITUD: Collado de la Caballar (1.240 m.)
HORA INICIO DE LA RUTA: 08:50:10
HORA TERMINACIÓN DE LA RUTA: 15:18:16
TIEMPO REAL EN MOVIMIENTO, ANDANDO: 05:21:33
TIEMPO TOTAL EMPLEADO: 06:28:06
KILÓMETROS RECORRIDOS: 14,5 km.
ALTITUD ACUMULADA: 305 m.
DESCENSO ACUMULADO: 1.365 m.
NIVEL Y DIFICULTAD RUTA: Medio/Alto, con la dificultad de unos 2 km. de calzada romana empedrada, mucha pendiente, sin peligro alguno.
COTA MÁXIMA CORONADA: Collado de la Caballar (1.240 m.)
COMENTARIOS Y ITINERARIO: La tarde anterior estuvo lloviendo en Sotres, y aunque las previsiones eran de no llover, la mayoría del personal no lo tenía muy claro, además algunos estaban tocados de los días anteriores y decidieron hacer turismo, no había ningún problema, pues teníamos hasta tres furgonetas.

Además, la ruta según nos dijo el guía, podía tener su dificultad con la roca mojada, pues se trataba de bajar por una calzada romana.

La mañana amaneció con una cerrada niebla, así que solo 9 fuimos los atrevidos: Lola, Manolo, Felix, Carles, Vicent, Mari, Luis, Jose y el que suscribe, más el guía Bernabé.

Una furgoneta nos subió al collado de La Caballar, quitándonos 1,5 km. desde Sotres y 175 m. de desnivel, que luego nos vino muy bien, pues la ruta se hizo dura por el desnivel de bajada, pero preciosa y que recomiendo no perdérsela.

La empezamos por sendero herboso y con niebla, una preciosidad con los helechos verdes por encima de nuestras cabezas, y muchas vacas por todas partes, como si estuvieran escondidas entre los altos helechos.

La ruta es muy bonita, siempre por sendero sin marcas, pero exigente, con constantes subidas y bajadas.

Muy recomendable el GPS, pues es muy fácil perderte, al haber muchas sendas.

Tuvimos niebla cerrada hasta las 12:00 horas, que se despejó y nos dejó ver toda su belleza, pero no cayó ni gota de agua.

Cuatro kilómetros antes de llegar a Arenas de Cabrales (nuestro objetivo), comenzamos a bajar por la calzada romana, se trata de una senda empedrada muy bonita, y en mojado puede resultar más peligrosa, pero no tiene ninguna dificultad, solo un destrepe de dos metros.

La calzada tiene una longitud de dos kilómetros de bosque de encinas, con bastante inclinación, pero buena senda y bien trazada, cuando se termina seguimos por otra preciosa senda, por medio de un monumental bosque de castaños, hasta el pueblo de Arenas de Cabrales, donde hay río, y al menos te puedes mojar los pies.

Hacia calor, hoy las rubias estaban fresquitas y buenísimas, se agradecían, en el primer bar que encontramos.

Vino Juanjo con su microbus a por nosotros, para subirnos a Sotres, donde comimos con lo nuestro.

El resto del grupo, también se divirtieron lo suyo, pues se fueron a degustar una exquisita mariscada.

Con esta última ruta damos por terminada nuestra estancia en Picos de Europa.

Mañana viaje de regreso a Valencia, y a pensar donde vamos al año que viene.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta