Tiempo en movimiento  2 horas 44 minutos

Tiempo  3 horas 27 minutos

Coordenadas 1986

Fecha de subida 4 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.087 m
961 m
0
2,9
5,8
11,5 km

Vista 796 veces, descargada 72 veces

cerca de Pitarque, Aragón (España)

Pitarque, una población situada en la comarca del Maestrazgo, a poco más de 100 km de Teruel, es el municipio donde se encuentra uno de los parajes fluviales más bellos de España: el Monumento Natural del Nacimiento del Río Pitarque. Con una población de unos 80 habitantes en la actualidad (en el siglo XX, cuando se construyó la Central Eléctrica, llegó a superar los 1.000), existe constancia documental de su existencia solo desde 1214, aunque en los alrededores se han encontrado restos de asentamientos ibéricos (en el lugar de Pitarquejo) y hay restos de un antiguo alcázar musulmán, en el lugar sobre el que luego se construyó la actual iglesia parroquial.
La ruta que seguimos comenzó en Aliaga, donde -al lado del Santuario de la Virgen de la Zarza- encontramos una carretera que no aparece representada en nuestros mapas de carreteras, ni aparece en el trazado de caminos del navegador del coche (aunque si en el mapa de Wikiloc, por lo que puede ser más un problema de cobertura que otra cosa). Es una ruta de 18 km. por una carretera relativamente ancha, que coincide durante buen rato con el PR-TE 10, con un piso aceptable aunque hay zonas con baches, que nos irá llevando por un entorno de gran belleza dentro del Parque Geológico de Aliaga. En el km. 12,600, en una zona de cambio de rasante donde la carretera hace un giro pronunciado hacia la izquierda, encontraremos la salida de un camino no asfaltado, al pie de la Peña de los Vallejos. Ahí dejamos aparcado nuestro coche, y seguimos andando por el camino hasta llegar a un mirador, al lado de una construcción con antenas de transmisión; es el Mirador de la Sarteneja, y tiene unas impresionantes vistas sobre el valle de Pitarque. Su visita es muy recomendable, el paisaje es simplemente grandioso.
Tras volver al coche, iniciamos el rápido descenso hacia Pitarque, para aparcar en uno de los espacios reservados para tal fin en la población. Aquí comienza la ruta a pie que presentamos en el track, y comenzamos dirigiéndonos hacia el centro del pueblo, que visité por primera vez hace más de 30 años. En aquel entonces me pareció bellísimo (todavía guardo diapositivas de entonces, aunque su calidad se ha deteriorado tanto que no creo que merezca la pena reproducirlas), aunque el estado de las construcciones era bastante malo. Ahora sigue siendo un pueblo muy bonito, con algunas construcciones en ruinas, pero con bastantes casas rehabilitadas y en buen estado; hay una posada, bar y restaurante, y a muy pocos km. de distancia se encuentra el Hostal de la Trucha, tal vez la referencia hotelera clásica de la zona.
Comenzamos a caminar por el PR-TE 67 que comparte trazado con el SL-TE 30 y también con el GR 8.1, al que siguen hasta el punto en que se separa para ir hacia Cañada de Benatanduz, momento en el que nosotros continuaremos por el PR/SL en dirección al nacimiento del Río. En las afueras del pueblo encontramos arándanos y arces, así como unos pocos cerezos; las temperaturas en lo alto deben ser extremas y la vegetación es muy escasa, pero en el valle la capa vegetal es soberbia, con un extenso y variado bosque de ribera tapando casi por completo el río. Además, al igual que todos los días de nuestro recorrido por estas tierras, pronto empezamos a ver buen número de rapaces, destacando los grandes buitres leonados, para los que las paredes del desfiladero constituyen un hábitat óptimo.
El sendero es muy bonito, transcurriendo por un valle inicialmente amplio, que se va afilando progresivamente a medida que avanzamos en dirección al impresionante cerro de Peñarrubia, en cuya parte inicial se aprecian los restos de un importante desprendimiento de rocas. El ascenso es cómodo, con escasa pendiente, y el piso suele tener tierra y piedra suelta aunque hay algunos tramos con el típico empedrado medieval. Así llegaremos a la Ermita de la Vírgen de la Peña (una edificación de mampostería, rectangular, con cubierta a dos aguas y paredes encaladas, con cantoneras de roca, con un atrio bastante amplio y un interior sin gran interés), en un paraje muy bonito, muy cerca del río que aquí lleva gran cantidad de agua en una zona de rápidos.
Seguimos adelante y al poco encontraremos el lugar donde se separan el PR/SL del GR 8. Llama la atención en este lugar que el GR sale por la derecha (Cañada de Benatanduz queda aquí a nuestra izquierda), y asciende por la ladera para ir a buscar la Masía de Atanasio, por delante de la cual cruzará hacia la izquierda para ir a su destino.
Poco más adelante encontraremos una zona de avalancha de piedras, con un aviso de peligro, y algo más lejos encontramos la primera de las cascadas (la más grande) que producen los manantiales y afloramientos de la capa freática en estas paredes llenas de agujeros y cuevas, con la particularidad de que en los lugares con un flujo suficiente de agua se han originado típicas formaciones de travertino, de gran belleza). Más adelante aparecen los restos de la antigua Central Eléctrica de Pitarque, donde Endesa ha colocado carteles de peligro y prohibición de entrada; en este lugar vemos al otro lado del sendero una conducción metálica, suponemos que de agua para mover la turbina que producía la electricidad en la Central, y también podemos ver unas garitas de vigilancia y defensa que se instalaron tras ser saboteada en repetidas ocasiones por maquis de la zona. La Central entró en Servicio en 1923 y durante muchos años fue la fuente de la electricidad que consumían los pueblos vecinos (unos 30, desde Utrillas hasta Villafranca del Cid) y la industria lanera; la distribución se hacía desde Aliaga, donde luego se construyó una Central Térmica que apoyaba inicialmente (cuando la producción de energía no era suficiente) y luego sustituyó a la Central de Pitarque.
En esta parte llama mucho la atención el relieve del cerro de Peñarrubia, tanto por las impresionantes figuras de la parte superior como por los caprichosos trayectos de los estratos rocosos, que difieren notablemente en cuanto a erosión, lo que deja un ingente número de raras formas geológicas. Además vemos buen número de afloramientos de agua, en ocasiones formando pequeñas cascadas o manchas de travertino, y también vemos varias cuevas y abrigos; algunas de las cuevas parecen haber sido construidas (posibles búnkers utilizados durante la Guerra Civil), aunque otros parecen de origen natural. Tal vez el más destacado, por sus dimensiones, es el gran abrigo de travertino que se muestra en varias fotos.
Algo más adelante, con las paredes del desfiladero ya bastante próximas encontraremos un cartel que nos orienta hacia un sendero que comienza en unos escalones por nuestra derecha, y que lleva al nacimiento del río, y otro sendero que se dirige a la izquierda, atraviesa el cauce del río por un pequeño puente y nos deja al otro lado del río, bajo un impresionante abrigo rocoso, por el que ascendemos hacia una formación rocosa excepcional: la Chimenea, un conducto de roca natural por el que cae un gran chorro de agua que sale de las entrañas de la roca a ese nivel para ir a incorporarse al río.
Damos la vuelta, volviendo a cruzar el puente y ascendemos por los escalones, para seguir por un sendero bastante aéreo (aquí no hay un gran vacío, pero el río está debajo), protegido y con excelentes vistas a la Chimenea, que nos lleva hacia una gran grieta entre rocas, donde finaliza el sendero. A su izquierda, al otro lado del cauce, vemos una gigantesca surgencia de agua, el lugar donde aflora el río: el Nacimiento del Río Pitarque. Estuve aquí varias veces hace bastantes años; siempre pude subir hasta el Nacimiento por el lado izquierdo del cauce, sin mojarme, y he subido a la repisa rocosa situada justo antes del nacimiento para ver como el agua salía de la roca, abundante pero mansa. Lo de hoy es espectacular. Ha llovido mucho durante las semanas anteriores, y el resultado es este auténtico reventón del río Pitarque (el del Río Mundo es más espectacular, por la superior altura de la cascada, pero este es también impresionante).
Tras un buen rato disfrutando de la zona, iniciamos la vuelta, desandando el camino de retorno. Teníamos pensado modificar la parte final, para cruzar un puente cerca ya de Pitarque y volver por el otro lado del cauce, hasta llegar a los Estrechos, para luego volver a Pitarque, pero comienza a llover cuando ya estamos cerca y decidimos acabar la ruta por donde la iniciamos para evitar una buena mojadura.
De longitud media, desnivel total escaso, sin pasos peligrosos, aunque hay que estar atento para evitar resbalones en las zonas mojadas (cascadas, sobre todo), es un sendero accesible a muchas personas, incluyendo niños. Es aconsejable llevar calzado de montaña y agua, pero no indispensable. Para nosotros es un sendero bellísimo, de visita obligada si está por la zona y, desde luego, muy, muy, muy, muy recomendable. ¡Que lo disfrute!.
foto

Vistas de Pitarque y entorno desde el Mirador de la Sarteneja

foto

Vistas de Pitarque

foto

Vistas de Pitarque e inicio del sendero

foto

Vistas al inicio del sendero

Waypoint

Vistas en la primera parte del sendero (hasta la Ermita)

Cascada

Cascada

Waypoint

Central Eléctrica de Pitarque, conducción de aporte y entorno

Waypoint

Abrigo de Travertino

Cascada

Cascada

Cueva

Cuevas

Waypoint

Subida hacia la Chimenea

foto

Entorno de la Chimenea

Waypoint

Nacimiento del Río Pitarque

Waypoint

Nacimiento del Río Pitarque

Waypoint

Nacimiento del Río Pitarque

Cascada

Cascadas y rápidos en el Río Pitarque

Cueva

Cuevas

Waypoint

Ermita de la Virgen de la Peña

8 comentarios

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 07-may-2019

    Maestrazgo en estado puro

  • juane.leven 07-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Fantástica ruta!. Entorno maravilloso y el momento ideal del río.

  • César Argilés 10-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Entorno grandioso, merece la pena

  • luis.perecruz 13-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    ¡Gran ruta!. Y encima con mucha agua. Fantástica!.

  • javeadeverano 13-may-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Fantástica ruta!.

  • Foto de Jozelin

    Jozelin 12-ago-2019

    Muy chula!!!

  • Foto de Merce Farre

    Merce Farre 06-oct-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Fàcil de seguir

  • Foto de eoc

    eoc 14-oct-2019

    No considero correcta tu valoración, con la que discrepo en todos los puntos. Creo que debería ser retirada o reevaluada. Que los tres aspectos a valorar reciban la misma calificación (regular), incluyendo el de fácil de seguir que tu destacas en el corto comentario, indica que no los has evaluado con un criterio uniforme. El entorno del nacimiento es uno de los lugares más impresionantes que hay en España, y más con la cantidad de agua que había el día que la visitamos. La calidad de la información que se suministra puede ser discutible pero dudo que realmente puedas afirmar que es mala. Hace algún tiempo se cambiaron las definiciones del baremo que utilizaba wikiloc, pero no se hizo lo mismo en lo que se refiere a la fijación del trail ranking correspondiente, por lo que puntuaciones como la tuya realmente bajan el trail rank de rutas que no lo merecen. Hacer una ruta y presentarla supone un esfuerzo considerable, cuya única recompensa es el que sirva para que otras personas la disfruten; el trail rank es el único factor que ayuda a seleccionar las rutas más aconsejables en una localización y cuando, intencionadamente o por desconocimiento, se intenta alterarlo con valoraciones inapropiadas el daño es para todos los usuarios potenciales

Si quieres, puedes o esta ruta