Tiempo  7 horas 39 minutos

Coordenadas 1934

Fecha de subida 25 de enero de 2016

Fecha de realización enero 2016

-
-
1.574 m
1.138 m
0
5,2
10
20,83 km

Vista 605 veces, descargada 21 veces

cerca de Pontón Alto, Andalucía (España)

Agradable ruta para visitar los viejos cortijos y aldeas de Pontones que tuvieron que abandonarse cuando se creó el Coto Nacional de Caza, allá por los años 60 del siglo pasado. Transcurre por pistas, viejos caminos y sendas con alguna subida exigente.
Poco después de iniciar la marcha, el camino empieza a descender y pasamos por zonas de pino joven de repoblación. Los primeros cortijos que nos encontramos son Espumaderas de Arriba y poco mas allá Espumaderas de Abajo. Estos se encuentran totalmente en ruinas y poco queda mas que alguna pared que en cualquier momento se puede venir abajo. A partir de aquí el camino se convierte en senda pero está bien definida y no existe problema en seguirla. Nuestro siguiente destino es la zona denominada Las Huelgas, precioso lugar rodeado de roquedos donde encontramos otro viejo cortijo. Merece la pena recorrer los alrededores y apreciar la belleza de sus parajes. Hasta ahora nuestra ruta ha ido en un descenso continuo, ya toca una prolongada subida. Llegaremos a una bifurcación de caminos. En este caso nos iremos por la derecha que nos lleva Las Canalejas. Si tomáramos la izquierda llegaríamos a Los Centenares, pero nosotros nos acercaremos por otra senda. La primera visión al llegar a Las Canalejas es la del cementerio. Más adelante ya solo nos encontramos con las viviendas totalmente en ruinas. Solamente mantiene todavía su viejos muros la que fue iglesia de la aldea. Desde la fuente lavadero sale una senda que pronto nos lleva a lo más alto del monte y desde dónde ya divisamos Los Centenares. En esta vieja aldea todavía se mantienen las casas en bastante buen estado e incluso podemos observar una de ellas que aparenta estar arreglada. Lástima que en algunas viviendas se acumule basura que visitantes poco escrupulosos van abandonando. Una vez visitada la aldea iniciamos otro descenso, pasando por otro cortijo en ruinas, el de Cayetano. Ya estamos en un pequeño valle por donde transcurre el arroyo de Los Centenares, buen momento y bonito lugar para tomar un bocado. Cerca de aquí se encuentra el cortijo de Miravete, también llamado de Punzano en otros mapas. Este cortijo también se encuentra en bastante buen estado a pesar de su abandono. Poco mas allá del cortijo encontramos una fuente bien cuidada con dos tejas y que lleva un buen chorro de agua. Buen momento para aprovisionarse antes de iniciar el duro ascenso que nos espera. Una vez arriba nos encontramos con un paisaje totalmente distinto al hasta ahora visto. Una extensa altiplanicie pedregosa y rocosa, con vastos piornales y arbustos espinosos como vegetación principal. Por este terreno debemos avanzar varios kilómetros hasta alcanzar nuestro punto de salida y final de la ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta