Tiempo  una hora 57 minutos

Coordenadas 1625

Fecha de subida 28 de enero de 2019

Fecha de realización noviembre 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
109 m
24 m
0
2,3
4,6
9,23 km

Vista 753 veces, descargada 65 veces

cerca de Dexo, Galicia (España)

En esta ruta nos damos un paseo por A Costa do Dexo, declarada Monumento Natural en el año 2000. Pertenece Rede Natura 2000 y es Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) desde 2004 .

Dimos el pistoletazo de salida a los pies de La Iglesia de Santa María de Dexo. Es románica, del S. XII, con dos pares de columnas en la fachada sobre las que se asientan arquivoltas con decoración geométrica.

De allí partimos en busca del Océano Atlántico al que encontramos en Punta da Roza lanzando sus azules aguas contra los acantilados de la zona.

Nuestros pasos nos llevan por tranquilos senderos que nos permiten vislumbrar algunas de las maravillas que tenemos en nuestra Galicia. La costa, abrupta y rocosa se ofrece sin límites ante nosotros.
Incluso, desde distintos lugares, como Punta Purrido, Punta Rasa y otros, podemos avistar allá en la lontananza, La Torre de Hércules.

Es un verdadero placer y una evasión para la mente el poder deslizarse tranquilamente por estos parajes acotados por la inmensidad azul del mar. Con el sólo sonido de las olas golpeando en la escarpada superficie del continente.

Pasamos por El Puerto de Dexo. Ahora sin gran calado por lo que no tiene mucho movimiento.
En las inmediaciones, antes de bajar al puerto, en un precioso enclave, todavía existe una vieja grúa que sería utilizada para la carga y descarga. Nosotros la vimos de lejos y decidimos acercarnos.

En esta caminata llaman la atención las “furnas” o cavidades en la costa formadas por la acción erosionante e incesante del mar. Por eso se forman tan cerca de donde rompen las olas y con su estruendoso vaivén. Son tres, alguien las ha bautizado y reciben los nombres de “Furna Ollo Pequeno”, “Furna A Regocha” y “Furna Ollo Grande”. Para evitar accidentes de quien se acerque demasiado, actualmente se encuentran rodeadas de vallas de madera que no impiden la visión
.
En un momento de la ruta, poco después de la 3ª furna, nos encontramos con unas antiguas baterías militares. Ahora están en estado ruinoso pero fueron utilizadas para defender A Coruña del ataque de los ingleses. Ahora ponen una nota distinta en el camino.

Muy cerca de ellas no bebéis de perderos la conocida como Punta do “Seixo Branco”. Allí podréis admirar una formación de cuarzo que recibe ese nombre y que parece una gran cascada blanca deslizándose hacia el océano. Es un llamativo filón blanco, que se formó después de los acantilados. El magma incandescente ascendió desde el interior de la Tierra aprovechando una grieta entre los esquistos y rápidamente se solidificó cerca de la superficie tras enfriarse. Con el tiempo la roca se fue erosionando adoptando el aspecto que nos ofrece hoy en día.

Desde allí, La Torre de Hércules está a tiro de piedra.

En general, la vegetación es la propia de las zonas cercanas al mar y no interfiere para nada el paso del caminante.

Aunque también nos encontramos algún pinar y árboles de hoja caduca cuando nos alejamos algo de los acantilados.

Así lo hacemos para ir en busca del Castro Da Vixía de Subiñá. Lo encontramos en muy mal estado, sumergido en la maleza que lo envuelve.

De allí regresamos al punto de inicio.

Reseñar que en el momento de realización de la ruta se encontraban todos los caminos en perfecto estado para la práctica del senderismo.

Esta que nosotros realizamos No se encuentra señalizada por lo que es necesaria la ayuda del GPS para realizarla.

Sí hay rótulos de información del entorno, y de sus elementos destacados, las furnas, Seixo Blanco etc. Algunos te indican la dirección a seguir pero no son suficientes para realizar la ruta tranquilamente y sin problemas.

Ver más external

Puerto de Dexo. Ahora sin gran calado por lo que no tiene mucho movimiento.
Las “furnas” son cavidades en la costa formadas por la acción erosionante e incesante del mar. Por eso se forman tan cerca de donde rompen las olas y con su estruendoso vaivén. Son tres, alguien las ha bautizado y reciben los nombres de “Furna Ollo Pequeno”, “Furna A Regocha” y “Furna Ollo Grande”. Para evitar accidentes de quien se acerque demasiado, actualmente se encuentran rodeadas de vallas de madera que no impiden la visión.
Antiguas baterías militares. Ahora están en estado ruinoso pero fueron utilizadas para defender A Coruña del ataque de los ingleses. Ahora ponen una nota distinta en el camino.
Punta do “Seixo Branco”. Allí podréis admirar una formación de cuarzo que recibe ese nombre y que parece una gran cascada blanca deslizándose hacia el océano. Es un llamativo filón blanco, que se formó después de los acantilados. El magma incandescente ascendió desde el interior de la Tierra aprovechando una grieta entre los esquistos y rápidamente se solidificó cerca de la superficie tras enfriarse. Con el tiempo la roca se fue erosionando adoptando el aspecto que nos ofrece hoy en día.
Castro Da Vixía de Subiñá. Lo encontramos en muy mal estado, sumergido en la maleza que lo envuelve. Casi no se aprecia.
Iglesia románica del siglo XII. En la fachada principal la portada típica del románico, con dos pares de columnas sobre las que se asientan una serie de arquivoltas con decoración geométrica, sobre esto un óculo semicircular. Sobresale una espadaña doble.

2 comentarios

  • Foto de MCMOLEDO

    MCMOLEDO 29-ene-2019

    Ver Más Detalles Y Fotos De La Ruta En Este Enlace Del Blog:
    GRUPO DE ANDAINAS RÍAS BAIXAS

  • Foto de AlbeDL1970

    AlbeDL1970 02-may-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Muy interesante la ruta. Se puede hacer con críos y tiene una excelentes vistas de A Coruña, y su costa.

Si quieres, puedes o esta ruta