Tiempo  una hora 45 minutos

Coordenadas 550

Fecha de subida 17 de septiembre de 2018

Fecha de realización agosto 2018

-
-
66 m
-2 m
0
1,3
2,6
5,16 km

Vista 385 veces, descargada 28 veces

cerca de Balea, Galicia (España)

Esta ruta transcurre por la costa de Cangas siguiendo La Senda Costera de Areamilla.
Se llama así porque tiene su inicio en La Playa de Areamilla, de arena blanca y fina.

A unos pasitos de ella caminaremos ya sobre suelo terroso y bastante sombreado.
Nos encontraremos a continuación con el pequeño y oscuro Túnel de Areamilla. No presenta ninguna dificultad pero la ayuda de una linterna quitará miedos a los aprensivos.
En seguida se hace la luz y la paleta de azules de cielo y mar surge ante nosotros.

No dejéis sin visitar la zona regada por el regato Do Pontillón en donde no faltan los molinos, un antiguo lavadero y mesas de piedra acompañados de algunos castaños.
Y una oportuna fuente manando agua fresquita.

Como también lo hace La Fuente do Anguieiro un poquito más adelante.

La Costa aquí se nos presenta rocosa y desde distintos lugares nos ofrece la visión de la inconfundible silueta de Las Cías allá en la lontananza.
Y Siempre con la presencia continua del Atlántico a nuestro lado. Ocupadas sus aguas en las actividades marineras de la ría de Vigo.

Es una ruta bastante descampada aunque también tiene sus momentos sombreados en donde predominan los pinos.

También encontraréis los típicos banquitos en donde sentarse, relajarse mirando al mar sin que nadie interrumpa tus pensamientos.

Hay una zona en donde os llamarán la atención unos agujeros. Son Las Furnas, producidas por la erosión del mar. Son profundos y se encuentran vallados para protección del senderista y todo el que por allí pasa.
Ya que es un camino bastante transitado tanto por peatones como por ciclistas.

El camino no presenta dificultad y se camina muy fácilmente sobre nuestras ligeras zapatillas.

Pisaremos la fina arena de La Playa do Porto. y admiraremos el caribeño colorido de las aguas cercanas a La Playa de Santa Marta a la que nos acercamos para sentir la suavidad de sus arenas. Endulzadas por el fresco manantial que hacia ellas fluye de La Fuente de Santa Marta.

No dudamos en aproximarnos a la cercana Capilla de Santa Marta desde donde regresamos al punto de inicio.

El camino, que no se encuentra señalizado, no presenta dificultad y se camina muy fácilmente sobre nuestras ligeras zapatillas.

Como veis, una ruta en la que se respira olor a hojas de pino, a mar,…En donde el alma se serena y echa a volar.

Ver más external

24-AGO-18 5:21:52AM
24-AGO-18 5:28:51AM
24-AGO-18 4:43:37AM
24-AGO-18 4:25:12AM
24-AGO-18 4:47:05AM
24-AGO-18 4:12:08AM
24-AGO-18 5:14:45AM
24-AGO-18 4:20:44AM
24-AGO-18 4:03:21AM
24-AGO-18 4:06:24AM

1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta