Tiempo  12 horas 12 minutos

Coordenadas 2358

Fecha de subida 18 de julio de 2017

Fecha de realización junio 2017

-
-
3.228 m
2.497 m
0
6,5
13
25,97 km

Vista 109 veces, descargada 9 veces

cerca de Sierra Nevada, Andalucía (España)

Resumir una ruta de 12 horas en unas pocas frases es un poquito “complicado”, mas si hablamos del grado de dificultad que esta, concretamente, entraña.
Empezaré por lo que suele ser el final, el resumen. Esta es una ruta difícil, que requiere una muy buena forma física y una preparación técnica “suficiente”, esa que te permite saber dónde poner y donde no poner el pie. Y es que aún sin necesidad de utilizar medios adicionales, precisa de máxima concentración en gran parte del recorrido pues existen numerosos pasos de esos en los que no nos podemos permitir un traspiés. Esta es una de esas rutas en la que a los que, cuando salen al campo , no les gusta el riesgo real –ese que otros llaman palpable, entre los cuales me incluyo-, mejor que no la hagan, salvo como es mi caso, vayan muy bien acompañado -Club la Pandera por ejemplo- y sepan donde se meten.
Personalmente, ha sido un reto especial, ya que ha superado en dificultad cualquier otra ruta que haya realizado, y más aún con las condiciones meteorológicas en las que se hizo, con un viento que desconozco su velocidad pero que en situaciones de equilibrio pueden dar un susto al más pintado. Además suponía el aniversario de la caída de Julio pasado y quería darme un homenaje a mi mismo por todo lo pasado en ese periodo de recuperación. Es de esas experiencias en que su descripción con palabras no solamente es imposible sino , que además, parece pecar de superficialidad intentar hacerlo.
Tras leer lo anteriormente expuesto, muchos de los que siguen mis rutas, directamente van a pasar a otra cosa –y muy bien que hacen-. Los que ya la hayan hecho tampoco continuaran leyendo –puede que ni la abran-. Así que esta descripción va a quedar para mi propio placer y para aquellos otros que no la hayan hecho y no les importe asumir el riesgo indicado.
Descripción de ruta: Tras el empleo de la lanzadera hasta las posiciones –nombre este que es una reminiscencia de la guerra civil-, que te ahorra un tedioso ascenso que endurecería aún mas esta larga travesía, iniciamos un cómodo ascenso hasta el collado de la Carihuela a través de un amplio camino. Tras acercaros al Puntal de Loma Púa, contemplamos las maravillosas vistas que este día claro nos ofrece –hasta la costa granadina e incluso Africa-. Desde aquí faldeamos por la cara sur de los Tajos de la Virgen, por una veredita, y comenzamos el ascenso siguiendo unos hitos que “algún arriesgado” ha colocado y que nos lleva a la cresta de estos , en una zona de grandes bloques y con zonas muy expuestas, que acompañado de fuertes rachas de viento, obligan a los guías, con muy buen criterio, a tomar la decisión de que la mayoría del grupo retrocedamos en busca del camino “clásico”. Una vez en este, se inicia una sucesión de trepadas dirección suroeste pero ascendiendo poco a poco, hasta situarnos por encima de la figura pétrea del Fraile de Capileira, a la cual nos acercamos para el reportaje fotográfico obligado. Tras este, nos introducimos en los grandes bloques de los Tajos del Nevero, los cuales vamos sorteando o trepando, dependiendo del tamaño. Desde aquí seguimos la vereda que nos lleva al sorprendente refugio de Elorrieta, excavado en piedra, y que aún en ruinas, me deja boquiabierto de la majestuosidad de la obra, digna de un Eremitorio - para llegar hasta aquí se puede hacer desde los lagunillos de la Virgen a través del sendero que al final de ruta emplearemos para terminarla- Ya se divisa nuestro próximo objetivo, la preciosa laguna de Lanjarón. Un camino serpenteante nos lleva hasta ella y su lagunillo - el cual sigue manando agua incluso cuando la laguna se seca al final de verano-. Continuamos avanzando por el fondo del valle hasta alcanzar un precioso camino empedrado, -muy cerca del Charco Pala-, otra magnífica obra de ingeniería efectuada para facilitar las comunicaciones de esta zona en un afán de repoblación forestal , difícil de entender hoy en día. Desde aquí el sendero es fácil, pasando por lugares de gran belleza , especialmente el paraje que rodea la laguna Bolaños, con rocas aborregadas y el descenso en zig-zag hasta ella y desde el que se puede ver el refugio abandonado del Peñón Colorado. Poco después desaparece el camino de piedra, e incluso la vereda; hemos llegado a Vereda Cortá, un baranquito, que aunque pequeñito, le da un tajo vertical a la vereda que de no ser por la cadena anclada en este punto, supondría la imposibilidad de continuar, salvo asumir un alto riesgo de caída de al menos una decena de metros. Desde aquí un cómodo camino pasando la laguna Cuadrada, Nájera y, acabando en la del Caballo, con el refugio a su vera. Una corta pero intensa subida a la cima del Caballo es el inicio del camino de vuelta, aunque antes es imposible no disfrutar de las vistas que este pico de algo mas de 3000 metros nos ofrece: La costa granadina, África, el valle del Lanjarón, el del Dilar, la Alcazaba, el Veleta.......La vuelta tiene su miga y como en parte se va cresteando, parte de las vistas observadas desde el Caballo se mantienen durante varios tramos del recorrido, por supuesto los dos valles que la raspa que recorremos divide, añadiéndoles otros lugares como los lagunillos Misterioso, de la Mula, y Carnero. Al transcurrir por un terreno muy pedregoso va machacando las articulaciones y 2 subidas cortas pero intensas nos recuerdan los kms que llevamos encima, y por supuesto un punto concreto en el Tozal del Cartujo Oriental, poco antes de acceder de la llanura existente a los pies del refugio de Elorrieta, donde se pasa una pequeña cornisa entre rocas que entraña su riesgo. Desde aquí, únicamente nos queda coger la senda que desde Elorrieta nos llevará a los lagunillos de la Virgen.
Por último quisiera llamar la atención sobre otro punto –el indicado como “desvío a la derecha. Vereda- ya que de no hacerlo nos encontraríamos una destrepada mas que añadir a la lista de esta “aventura”.
Según la SENDIF el grado de exigencia física es muy alto -670 puntos en ruta con predominio de bajada- y en cuanto a la dificultad técnica posee terreno complejo, pendientes pronunciadas, posibilidad de caída de piedras, exposición al vacío, tramos equipados y necesidad de trepadas.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta