Tiempo en movimiento  2 horas 15 minutos

Tiempo  4 horas 36 minutos

Coordenadas 1753

Fecha de subida 11 de febrero de 2018

Fecha de realización febrero 2018

-
-
681 m
411 m
0
3,8
7,6
15,29 km

Vista 369 veces, descargada 34 veces

cerca de Lucainena de las Torres, Andalucía (España)

Sendero circular que auna tres puntos calientes de Lucainena, el PR-A 331 que incluye la via verde de Lucainena de las Torres, y parte del SL- 62 que nos acercara a los hornos de calcinación que dieron esplendor minero a la zona.
Comenzaremos al inicio de la Vía verde de Lucainena de las Torres a la entrada del pueblo, junto a la oficina de turismo que tiene toda la forma de un apeadero de tren, rehabilitado, con un aspecto muy cuidado y que nos hace retrotraer a tiempos donde el tren era fundamental para las comunicaciones y comercio de muchas de las comarcas interiores de España.
Esta vía verde, perfectamente señalizada y que transcurrirá durante unos 5 km nos permitirá, durante su recorrido, admirar la gran hoya que nos forma la orografía caprichosa de la zona, con vistas a cortijadas, montes y serranías adyacentes. Todo esto desde cuidadas áreas de descanso que permiten ser los miradores que se han habilitado en el recorrido. Cabe destacar que esta vía verde no solo está pensada para los senderistas. Aficionados a las bicicletas o incluso a los paseos a caballos podrán disfrutarla perfectamente.
Trascurridos estos 5 km, seguiremos el PR-A 331 desviándonos de la ruta principal e introduciéndonos por la Rambla Honda. Una rambla de gran tamaño que nos permitirá bordear algunas elevaciones y vislumbrar la parte mas agreste en cuanto a fauna, durante el camino nos sorprendieron algunos conejos, una pequeña piara de jabalíes e incluso perdices que echaron a volar a nuestro paso, y flora.
Hay que tener cuidado durante el trayecto ya que en una zona, donde debemos girar a nuestra derecha, la vegetación ha obstruido la visión de las señales, abundantes y presentes hasta el momento. Hemos querido poner un waypoint para marcar el giro, aunque a poca distancia si nos hemos pasado, hay señales que indican que no vamos bien si seguimos por la rambla.
Esta parte que se encara en ese momento es la de mayor pendiente y la que puede exigirnos algo mas de esfuerzo, hasta ahora casi nulo. Tras ir subiendo y tomando senderos mas típicos de montaña poco a poco nos iremos acercando hasta el núcleo de Lucainena, como lo señala la presencia de un lavadero en nuestro camino.
Al fin, encontramos señales de estar compartiendo tramos del PR-A 331 y SL- 62. En este momento podemos aprovechar para bajar un poco al pueblo o seguir por el SL-A 62 y descubrir nuevas cosas que ofrece Lucainena. Nosotros escogimos seguir por el SL-A 62 y mereció totalmente la pena.
Al seguir, Encontramos un lavadero muy bien conservado donde podemos todavía sentir el aire de nostalgia de pretéritos tiempos donde no era tan fácil la vida, aunque si que el ingenio del hombre para facilitar su trabajo estaba muy desarrollado. Seguiremos tras dejar el lavadero para acercarnos poco a poco por sendero de tierra a otro de nuestros objetivos. Los hornos de calcinación.
Ya desde lejos nos sorprende el color de la tierra así como las estructuras de los hornos, aunque antes veremos algunas ruinas en mal estado que seguramente pertenezcan a aquellas instalaciones que necesitaban los hornos en su trabajo de minería. Una pena.
Pero al final llegas a los hornos y te cambia un poco la sensación. Unos hornos antiguos, bien señalizados y bastante bien cuidados y acondicionados para darnos todos los detalles del pasado minero de Lucainena de las Torres. Perfectos para estar un buen rato disfrutando de estos pequeños gigantes.
Tras los hornos, nos encaminamos por fin al núcleo del pueblo para ver su iglesia del sXVIII. Penúltima parada del camino.
Como siempre, nuestra última parada fue caminar un poco por el pueblo y entrar en sus bares para pasar un buen rato. Probamos gastronomía típica de Almería como fueron su trigo, gurullos y migas en el Mesón Minero.
Aglomeración de pequeños cortijos durante la ruta por la rambla Honda
Aquí debemos girar a la derecha. Están poco visibles las marcas en el momento de nuestro recorrido aunque las de que íbamos por mal camino si que las vimos fácilmente
Precioso lavadero magníficamente conservado, accesible desde varios senderos y con unas vistas muy interesantes
Ruinas de edificios anexos a los hornos de calcinación, que denotan la importancia de la minería en la zona. Mal conservados
Túnel con una buena pendiente cercano a los hornos. Bien conservado
Vestigio minero de Lucainena de las Torres. Joya de la zona y muy recomendable ver. La zona está bien acondicionada, el primero de los hornos totalmente reconstruido y podemos encontrar múltiples paneles informativos de la actividad minera y del proceso realizado en aquellos hornos

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta