Tiempo en movimiento  2 horas 8 minutos

Tiempo  2 horas 54 minutos

Coordenadas 1150

Fecha de subida 5 de septiembre de 2018

Fecha de realización julio 2018

-
-
888 m
738 m
0
2,0
3,9
7,81 km

Vista 305 veces, descargada 13 veces

cerca de Fiscal, Aragón (España)

Esta ruta se ubica en la región del Sobrarbe, perteneciente a la provincia de Huesca, en el maravilloso Pirineo Aragonés y más concretamente en el Valle de Río Ara, en su trascurso por pequeñas aldeas como: Borrastre, San Juste, Ligüerre de Ara, Albella, Planillo, San Felices y Jánovas (pueblo abandonado ante la amenaza de hacer un pantano). Estos pueblecillos se localizan en la Ribera de Fiscal, margen derecha del Ara, invitando a hacer un recorrido entre verdes prados y bosques de quejigos.

Este recorrido circula por el PR-HU 9. Iniciamos nuestra andanza en la localidad de Fiscal; en la parte alta del pueblo y visita su recorrido turístico para el regreso. Salimos de Fiscal pasando por un gran RELOJ DE SOL, situado en una placita del pueblo. Unos metros después y junto a unas praderas con ganado tenemos las primeras panorámicas de la majestuosa Peña Canciás de 1929 m. Dejaremos el cementerio a la derecha y tras un suave ascenso y cruzar el Barranco de Borrastre llegaremos a la aldea de BORRASTRE.

Borrastre; lugar a 799 m. de altitud que se alza en el trecho más aprovechable de la ribera de Fiscal. El núcleo, agrupado en torno a su iglesia conserva un interesante casco urbano con buenas muestras de arquitectura tradicional. La piedra, la madera y la pizarra son los materiales protagonistas de las construcciones. Externamente las casa presentan pequeñas ventanas y puertas rematadas en un dintel o en un gran arco de medio punto compuesto por grandes dovelas(piedras labradas en forma de cuña para formar arcos o bóvedas).

Al salir de Borrastre nos dirigiremos a la derecha comenzando un ascenso algo más pronunciado, pero precioso en cuanto a paisaje, flora e insectos. El paraje es conocido como La Espatrialla y en él pudimos ver ajetes en flor, zanahorias silvestres y Eguzkilore (planta que vascos y navarros ponen en los dinteles de las puertas como espantar brujas y malos espíritus). En cuanto a insectos tuvimos la suerte de ver varios tipos de Gitanillas, Chinches de campo y multitud de mariposas un paraíso para cualquier entomólogo.

Comenzaremos un descenso en dirección Laguarta y al llegar al Barranco de San Juste; concretamente a un Poste informativo nos desviaremos a la izquierda. Seguimos por un precioso sendero que en descenso va por el barranco de San Juste. Junto al frescor de una acequia encontramos en un primer momento un joven quejigal; para posteriormente sorprendernos con unos quejigos con unos portes enormes y majestuosos. El sendero se encuentra flanqueado por un precioso pero maltrecho muro de piedra con musgo incrustado.

Antes de la llegada de los vehículos, todos los desplazamientos se realizaban a pié y con animales de carga para transpotar diferentes productos y materiales agrícolas. Po eso existen en todo el Valle de Ara, y en general en el Pirineo una amplia red de antiguos caminos y senderos, que permitían desplazarse entre los pueblos y los caminos de herradura, más estrechos, que llegaban el último rincón del municipio alcanzando pequeña terrazas colgadas en una ladera o ermitas aislada. Su ancho era el suficiente para permitir el paso de los animales o personas andando, por lo que normalmente median poco más de un metro de ancho.

Por unos de estos preciosos senderos llegamos a San Juste. SAN JUSTE tiene un Casco urbano de trazado geométrico, dos calles paralelas convergen en una transversal, al este, donde se alza la iglesia. La de la derecha empedrada y con un pasadizo abovedado, es quizá la más bonita y tradicional de las núcleos ribereños fiscalinos; antes del túnel hay un corral abierto, precediendo a una mansión del s.s. XVII, con la inscripción siguiente en el dintel de una ventana: “1694, Jerónimo Villacampa hijo de D. Urbez e Isabel Maza de Lizana, Señor de San Juste, Borrastre. Ligüerre de Ara…”. En el año 1153 se cita a Arnaldo de Sent Just. En el siglo XVI aparece la Familia . Tiene un monasterio en ruinas.

Desde San Juste y entre grandes y verde praderas iniciamos el regreso a Fiscal pasando por el impresionante Río Ara; el único río salvaje del Pirineo. Desde el Río tendremos unas preciosas panorámicas de la Localidad de Aserra situada en la orilla contraria.

En las praderas cercanas a Fiscal tuvimos la gran suerte de ver en la distancia a una cierva con su cervatillo, Unos metros más y llegamos a Fiscal. Fiscal da nombre a la Ribera. Algunas casas se encuentran junto a la carretera, pero el núcleo urbano lo encontramos al otro lado del río Ara, en torno al barranco del Salvador, que lo divide en dos sectores.

Las calles son cortas y estrechas, sin que falte el pasadizo abovedado. La otra parte del casco urbano, se encuentra en torno a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Tiene edificios muy interesantes de arquitectura tradicional, como la ermita de Jesús Nazareno, la torre fortaleza (con aspilleras y almenas, muy bien conservada) o la iglesia, también con aspilleras. Además de estos tres edificios del siglo XVI, hay varias casas de los siglos XVI-XIX, y la portada románica de la iglesia de Jánovas, del siglo XIII y que fue trasladada para salvarla de la amenaza de la construcción del embalse de Jánovas.

También se trasladó a Fiscal por el mismo motivo el "batán" de Lacort, el único que queda en Aragón. En funcionamiento hasta 1974, es un artefacto de madera movido por la fuerza del agua, y cuya misión es suavizar los tejidos mediante golpes.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta