Descarga

Distancia

8,45 km

Desnivel positivo

355 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

355 m

Altitud máxima

1.576 m

Trailrank

25

Altitud mínima

1.220 m

Tipo de ruta

Circular
  • Foto de PR Montaña de Riaño y Mampodre - PR - LE 51 - 'Puerto de Llorada'
  • Foto de PR Montaña de Riaño y Mampodre - PR - LE 51 - 'Puerto de Llorada'
  • Foto de PR Montaña de Riaño y Mampodre - PR - LE 51 - 'Puerto de Llorada'
  • Foto de PR Montaña de Riaño y Mampodre - PR - LE 51 - 'Puerto de Llorada'

Coordenadas

101

Fecha de subida

13 de octubre de 2019
Sé el primero en aplaudir
Comparte
-
-
1.576 m
1.220 m
8,45 km

Vista 51 veces, descargada 3 veces

cerca de Lois, Castilla y León (España)

Pasando por el antiguo molino y fabrica de la luz del pueblo, situado a orillas del río Dueñas, salimos de Lois por la pista de Liegos, compartida con el GR - 1 camino de Acebedo.
Inmediatamente, se deja a un lado el área recreativa de Lois, donde es posible coger agua antes de proseguir la marcha en busca del valle del río Zaco. Es el principio de un largo tramo de varios kilómetros y escaso desnivel, en el que se remonta el valle cada vez más estrecho y frondoso, que termina por abrirse un poco al alcanzar el Prado Demedios, donde existe una bifurcación. La ruta prosigue entonces por el ramal de la izquierda, atravesando un paso estrecho que desemboca en Llorada, donde el valle se ensancha dejando sitio a las chimeneas y edificios de una mina abandonada. Apenas pasadas las ruinas, nos desviamos del GR por un camino secundario que dale a la izquierda, comenzando el ascenso al collado de Cerezales por una valleja arbolada. Este camino se va haciendo cada vez más pendiente, al tiempo que se convierte en una recta interminable que se introduce en el hayedo que tapiza la umbría del valle de Llorada. Alcanzando un primer rellano, y superada la parte más dura de la ascensión, todavía quedarán por salvar un par de fuertes repechos dentro del bosque antes de coronar el collado y atravesar las portilleras que da acceso al puerto de Llorada.
Una vez en el alto, la pista que vamos siguiendo no se detiene, sino que inicia inmediatamente el descenso por la vertiente contraria, dejando a la izquierda una amplia zona de pastos. Enseguida, el camino se introduce en un espeso robledal, mientras va perdiendo altitud con rapidez, acercándose al fondo del valle del río Dueñas. Cerca ya del final del recorrido, salvamos este curso fluvial por una pasarela de madera, dando vista al sombrío desfiladero de la Hoz, que angosta el valle poco más adelante. Debemos pasar frente al desvío de una pista que sube a nuestra derecha y atravesar una nueva portillera antes de adentrarnos en la espectacular garganta, que desemboca directamente en las casas de la parte alta de Lois.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta