Tiempo en movimiento  una hora 50 minutos

Tiempo  2 horas 9 minutos

Coordenadas 1627

Fecha de subida 24 de agosto de 2020

Fecha de realización agosto 2020

-
-
765 m
628 m
0
2,4
4,8
9,58 km

Vista 42 veces, descargada 3 veces

cerca de Cornejo, Castilla y León (España)

Nos hemos desplazado hoy desde Villarcayo hasta Cornejo para realizar uno de los recorridos que más nos gusta por la zona. De hecho, a parte de traer a nuestro grupo de PyJ, raro es el año que no lo repetimos.
Se trata de la PRC-BU 40, pero como la comenzamos en Cornejo no la realizamos completa, pues no nos desviamos hasta Quintanilla del Rebollar, sino que realizamos el círculo completo a la peña que se encuentra entre el desfiladero de La Hoz y el de las Diaclasas.
El recorrido se encuentra perfectamente balizado con marcas blancas y amarillas que han sido actualizadas este año en la zona de influencia de Cornejo y se realiza por pistas y senderos. En estas fechas nos lo hemos encontrado limpio, hacia poco que habían desbrozado la hierba entre el río Trema y el alto encima de las cuevas y, también, a la salida de Hornillalatorre, que suele estar bastante cerrado siempre.
Esta ruta permite transitar por el diferente tipo de bosque que cubre las laderas norte, húmedo con bojes, robles y hayas, y sur, más seco y característico de la zona, con carrascos.
En resumen, un recorrido ameno y sencillo con unos paisajes cambiantes e interesantes.
Para mayor detalle recomiendo consultar los textos de las fotografías,
Foto

1. Cornejo. Salida.

Llegamos de Villarcayo y aparcamos a la dcha. en la primera casa, aún mantiene un anuncio antiguo de bar. Comenzamos a andar por la carretera por la que hemos venido.
Foto

2. Abandonamos la carretera.

A los pocos metros encontramos una pista que sale a la izda., perfectamente señalizada, por la que nos desviaremos en ligero ascenso. La pista continúa por encima de una finca vallada a la dcha. y le van surgiendo diversas desviaciones a la izda. que deberemos obviar.
Foto

3. Bifurcación.

En este punto, con su correspondiente poste de señales, abandonamos la pista principal y comenzamos a subir por la ladera por otra pista menos marcada pues se inicia sobre la roca.
Foto

4. Estrechamiento de la pista.

Cuando la pista se acerca al bosque se estrecha, aunque continúa perfectamente clara.
Foto

5.Divisamos el Portillo de La Hoz.

Poco más adelante apreciamos el Portillo de La Hoz al que nos dirigimos.
Foto

6. Continuamos el recorrido.

El camino continúa claramente por la dcha. y el poste de señales lo indica perfectamente.
Foto

7. Cruce barranco.

El camino realiza un leve descenso para cruzar el barranco y asciende fuertemente a continuación para, cuando vuelve a alcanzar el bosque, perder pendiente.
Foto

8.Portillo de La Hoz.

Después de una revuelta del camino dentro del bosque encontramos el Panel informativo que nos indica que hemos llegado al Portillo de La Hoz, punto más elevado del recorrido.
Foto

9. Panel informativo en el Portillo de La Hoz.

Foto

10. Camino de descenso.

De este Portillo desciende un camino antiguo y empedrado que permite salvar el cortado. Al fondo divisamos parte del Valle de Sotoscueva y, encima, las cumbres del Picón Blanco y del Alto del Caballo.
Foto

11. Detalle del camino de descenso.

En esta fotografía podemos apreciar la impresionante labor que realizaron para nivelar un camino a través del cantil que permitiera comunicar los 2 valles. Al fondo, a la dcha., la carretera actual.
Foto

12. Detalle del camino.

Cuando el antiguo camino se adentra en el bosque, al cambiar de vertiente, la vegetación aumenta y se "come" parte de su anchura restando sólo un sendero.
Foto

13. Llegada a Hornillalatorre.

Al salir del bosque, el sendero desemboca en una pista más ancha que cruza por debajo de un tendido eléctrico y da vista al pueblo. Llegaremos a él por suelo hormigonado y nos dirigiremos a la iglesia.
Foto

14. Iglesia. Cambio de sentido.

Al llegar a la iglesia encontramos otro Poste de señales que nos obliga a realizar un cambio de sentido pasando por delante de su puerta y rodeándola.
Foto

15. Salida de Hornillalatorre.

Al rodear la iglesia, el camino asciende y sigue paralelo a la valla, saliendo del pueblo por la izda. del muro que rodea la última casa moderna. Esa zona nos la hemos encontrado en otras ocasiones cubierta de maleza unos cientos de metros.
Foto

16. Vista del Valle de Sotoscueva.

Cuando el camino se ensancha nos permite admirar parte de dicho valle con las cumbres del Alto de Caballo, Ventisquero del Polvo, con sus aerogeneradores, y la loma del Zalama.
Foto

17. Entronque con la pista principal.

El camino ha ido ganado en anchura conforme iba descendiendo pues comenzaba a ser utilizado para acceder a las diversas fincas que surgen a dcha. e izda., deberemos seguir siempre el camino principal, perfectamente balizado, hasta desembocar en esta pista. Seguiremos por su izda. en ascenso leve.
Foto

18. Desfiladero del Trema o de Las Diaclasas.

Apreciamos, por primera vez, el desfiladero de las Diaclasas por el que deberemos cruzar la sierra y volver al punto de inicio.
Foto

19. Bifurcación a Quintanilla del Rebollar.

La ruta completa parte de Quintanilla del Rebollar y accede a este punto por la pista de la dcha. Nosotros no vamos a llegar hasta el pueblo para volver a retroceder hasta este punto. Por ello, continuamos por la izda. realizando una circular estricta.
Foto

20. Detalle del Panel de señales.

Foto

21. Bifurcación.

150 m más adelante, un nuevo poste de señales nos indica que deberemos abandonar la pista y tomar el sendero de la izda. que se interna de nuevo en el bosque.
Foto

22. Sendero por el bosque.

En el inicio el sendero es estrecho y se interna en un túnel de vegetación para, posteriormente, ir anchándose, aunque continúa, en todo momento, dentro de dicho túnel. Se trata de uno de los tramos más agradables de todo el recorrido.
Foto

23. Cruce.

El camino se cruza con una pista que desciende desde la ladera izda. hacia la carretera, la cruzamos y continuamos por el sendero que recorre los sucesivos postes de la luz.
Foto

24. Cruce con la carretera.

Por fin el sendero desemboca en la carretera, la cruza y se acerca al cauce del río Trema, seco en estas fechas.
Foto

25. Paneles.

Poco antes de cruzar el cauce del río nos encontramos una explanada con estos carteles, uno de los cuales prohíbe cruzar dicho cauce se el río tuviera gran caudal.
Foto

26. Cruce del cauce del río Trema.

Cruzamos el cauce y continuamos por el camino. Poco antes habían desbrozado la vegetación desde aquí hasta el descenso del camino a Cornejo.
Foto

27. Abandonamos la orilla del río.

Unos cientos de metros después deberemos abandonar la orilla del río para ascender abruptamente unos 5 m de desnivel y continuar por una senda preparada con puentes que permiten librar los cortados que ha realizado el río.
Foto

28. Cuevas.

En este tramo preparado podremos admirar diversas oquedades en la roca, siendo ésta la mayor de ellas.
Foto

29. Cueva.

Vista hacia atrás de la cueva, su mirador y parte del camino que hemos recorrido hasta aquí. A partir de aquí, el camino abandona enseguida la orilla del río y comienza a ascender para librar el cantil.
Foto

30. Final de ascenso.

Cuando finaliza el ascenso, el camino se ensancha para, en pocos metros, comenzar a descender hacia el pueblo de Cornejo.
Foto

31.Bifircación.

A los pocos metros de comenzar el descenso, el camino desemboca en esta pista. Nos desviaremos a la izda. en descenso.
Foto

32. Pista de descenso.

La pista discurre sobre placas de caliza sin lugar a dudas, ya con el pueblo a la vista.
Foto

33. Puente.

Al llegar al borde del río Trema, el camino comienza a llanear para cercarse a las primeras casa de Cornejo, una de la cuales es el magnífico edificio de los Arredondo con un bello escudo de armas en su fachada. Poco después nos encontramos con el puente de la carretera, que deberemos cruzar a la izda. para, acto seguido, en el cruce, desviarnos a la dcha. por la carretera con conduce a Villarcayo.
Foto

34. Llegada al Punto de Partida.

Cruzando el pueblo llegamos al lugar en el que hemos aparcado el coche. No obstante, a su izda, podemos encontrar un bien restaurado Potro de Herrar ganado.
Foto

35. Potro de Herrar.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta