Descarga

Distancia

18,01 km

Desnivel positivo

2.407 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

2.407 m

Altitud máxima

2.288 m

Trailrank

42

Altitud mínima

1.373 m

Tipo de ruta

Circular
  • Foto de PRESA DE MONTALTO PLAN DE BOAVI ROMEDO 11 ESTANYS CAMÍ DE LLURRI
  • Foto de PRESA DE MONTALTO PLAN DE BOAVI ROMEDO 11 ESTANYS CAMÍ DE LLURRI
  • Foto de PRESA DE MONTALTO PLAN DE BOAVI ROMEDO 11 ESTANYS CAMÍ DE LLURRI
  • Foto de PRESA DE MONTALTO PLAN DE BOAVI ROMEDO 11 ESTANYS CAMÍ DE LLURRI
  • Foto de PRESA DE MONTALTO PLAN DE BOAVI ROMEDO 11 ESTANYS CAMÍ DE LLURRI
  • Foto de PRESA DE MONTALTO PLAN DE BOAVI ROMEDO 11 ESTANYS CAMÍ DE LLURRI

Tiempo

11 horas 56 minutos

Coordenadas

1854

Fecha de subida

8 de mayo de 2014

Fecha de realización

agosto 2012
Sé el primero en aplaudir
4 comentarios
Comparte
-
-
2.288 m
1.373 m
18,01 km

Vista 4425 veces, descargada 134 veces

cerca de Tabescán, Catalunya (España)

Desde el encantador pueblo de Tavascán seguimos la carretera que se adentra por el Valle de Lladorre, la cual se convierte en pista al cabo de no mucho tiempo. Su estado es bastante bueno y con precaución llegamos sin problemas hasta la Presa de Montalto, punto de inicio de la ruta. Si ya el trayecto hasta aquí anunciaba un espectáculo paisajístico, no olvidemos que estamos en el corazón del Parc Natural de l'Alt Pirineu, nada más comenzar a andar se evidencia que aquello era sólo el principio. Seguimos la pista desde la presa que va llaneando cómodamente junto al Riu Noguera de Lladorre, el cual nos regala bellos rincones, hasta alcanzar y rebasar el Pla de la Borda, desde donde llegaremos poco después al Pla de Boavi, precioso llano rodeado de grandes moles graníticas cubiertas de bosques casi impenetrables. Siguiendo el camino y con el Pla de Boavi ya a nuestra espalda alcanzaremos el Pont de Boavi, el cual se encuentra en un enclave casi mágico. La fuerza con la que cae el torrente del Riu de Broate y la espesura de los bosques que nos circundan invitan a disfrutar unos instantes de tanta belleza.

Justo antes de pisar el puente abandonamos el camino principal por nuestra derecha. Unos mojones nos marcan la senda a seguir, la cual remonta tortuosamente ladera arriba atravesando un bosque lleno de maleza que resulta algo incómodo y por el que no se puede avanzar muy rápido. En Algún punto la senda nos lleva a asomarnos al Riu de Broate y con cuidado las vistas nos ofrecen una buena recompensa. El camino continúa ascendiendo, encaminándose finalmente y tras un breve descenso hacia el Riu de Romedo. Llegamos a su cauce, donde ya podemos empezar a Disfrutar de las primeras pozas de agua helada. EL tiempo calimoso no ayuda precisamente al esfuerzo que estamos realizando por lo que poder refrescarnos se agradece enormemente. El camino continúa remontando ahora la vertiente izquierda del barranco por senda clara que nos aleja del cauce. Desde arriba contemplaremos multitud de cascadas y pozas que amenizan el ascenso, el cual en algunos tramos es ciertamente empinado. La cuenca visual de Romedo nos cautiva por su hermosura. Vale la pena echar de vez en cuando una mirada atrás para tomar verdadera conciencia del lugar en el que nos encontramos.

Al cabo de un buen rato ya divisamos al fondo la muralla final a superar y acceder a la zona de los estanys. La rampa es dura pero la espectacular cascada que se precipita junto a nosotros estimula la subida. Una vez arriba el paisaje cambia en gran medida y ahora tenemos a nuestros pies el Estany de Romedo de Baix. La visión del valle de Romedo desde arriba resulta maravillosa, al tiempo que nos muestra parte del trayecto recorrido. Desde aquí, el camino a seguir es el conocido como la Travesía de los 11 lagos, haciendo un circular que nos llevará a descubrir parajes que no olvidaremos fácilmente.

Desde el Estany de Romedo Baix nos dirigiremos hacia el Norte bordeando la orilla oriental del estany. Pasaremos inicialmente sobre un saliente rocoso cubierto de algunos pinos para ya conectar con un cómodo llaneo que junto al estany nos llevará hasta turberas no exentas de barro. Una manada de caballos disfruta de este mágico rincón ignorando nuestra presencia, algo que no es de extrañar. Con esta estampa bucólica y hermosa nos dirigiremos al fondo de la llanura para cruzarla en diagonal hacia la izquierda y comenzar a subir hasta donde un pequeño promontorio nos ofrecerá una panorámica desde arriba del primero de los Estanys de Guiló. La soledad y quietud de este paraje nos va envolviendo cada vez más, al tiempo que nos incita a continuar para seguir descubriendo. Giraremos hacia el Noroeste, siguiendo las marcas verdes que nos acompañan desde el Estany de Romedo de Baix, para acceder a la cuenca alta mediante una subida sostenida por praderas herbosas repletas de rocas. Arriba nos esperan el resto de Estanys de Guiló y algunas pequeñas lagunas que estéticamente salpican el paisaje. La espectacularidad del lugar, salpicado de estanys y bloques graníticos de formas inimaginables cautiva nuestra atención, constituyendo un verdadero espectáculo visual.

Desde el estany situado más al norte giraremos hacia el Oeste para iniciar un suave descenso que nos acercará inicialmente al Estany de Colatx y poco después, ya en dirección Sur, al Estany de Senó, el cual tiene como característica una fotogénica isla en medio. El camino en este tramo resulta agradable, ya que alterna llaneos con un progresivo descenso. No tardaremos en alcanzar el amplio Estany de Romedo de Dalt, en cuyas aguas azuladas es posible que se nos sumerja la mirada. Recorreremos toda la orilla oriental y meridional para en dirección oeste afrontar el ascenso al Coll de Llurri. Desde abajo se sospecha duro, más si consideramos el esfuerzo acumulado durante la jornada y el agotamiento que ya empieza a aflorar. Llegado el momento se pasa muy bien y no resulta tan duro como parecía. Las vistas del Estany de Romedo de Dalt a medida que subimos parecen quitarnos peso de las mochilas y carga de las piernas. Vale la pena detenerse en más de una ocasión y sentir la inmensidad de lo que tenemos delante. Desde el collado descenderemos vertiginosamente por una pared llena de zigzags y deberemos estar atentos a un cruce en donde tomaremos por la izquierda el conocido Camí de Llurri. El escenario en este punto es sobrecogedor. El camino por el que se accede al Refugio de Certascan y su famoso estany homónimo parece flotar sobre los paredones que cierran el valle. La configuración del relieve no nos dejará impasibles.

No tardamos en darnos cuenta que se ha hecho muy tarde y en breve nos quedaremos sin luz. El agotamiento hace acto de presencia y todavía nos queda un largo descenso hasta la Presa de Montalto, punto de partida por la mañana. Sin perder tiempo "ponemos el automático" no sin antes disfrutar de las últimas vistas aéreas del recorrido. Al cabo de un rato saldremos a la pista que viene del Estany de Romedo de Baix, la cual ignoraremos limitándonos simplemente a cruzarla al otro lado para continuar por la senda. Poco después entraremos en el bosque, donde la poca luz que quedaba se desvanece para sumirnos en la total oscuridad. Con mucho cuidado y paciencia, además de los frontales, conseguimos finalmente llegar a la pista que en unos minutos nos llevará a mano derecha hasta el coche. Estamos muy agotados y la situación meteorológica con excesivo calor no nos ha ayudado, haciendo bajar el rendimiento. La ruta ha sido larga y exigente, aunque realmente maravillosa.

La ruta se realizó el 19 de agosto de 2.012 y fue registrada en un GPS Magellan Tritón 500.

Si quieres ver el reportaje fotográfico completo de la ruta puedes dirigirte a la sección FotoTrekking de mi página web www.nachomontesdeoca.com o pinchar en el siguiente enlace.

Ver más external

Puente

PONT DE BOAVI

4 comentarios

  • Foto de Poketuke

    Poketuke 22 jul. 2017

    Preciosa ruta, un poco larga y durilla. Yo la he hecho en sentido contrario, lo que permite en verano algún chapuzón en la interesante bajada por la perdida senda que va de la presa al pla de Boavi. Muy recomendable !!!

  • Foto de Yfafan

    Yfafan 3 ago. 2020

    Hola estoy valorando hacer esta ruta, pero me tira para atrás el tiempo. Según Wikiloc dice que son casi 12 horas. Realmente es esto? Muchas gracias!!

  • Foto de Nachopirineista

    Nachopirineista 3 ago. 2020

    Hola Yfafan. No hagas caso de los datos que muestra wikiloc para la ruta ya que en esta ocasión, y no es la primera que me encuentro, los datos no son correctos. El tiempo efectivo de marcha a un ritmo normal es de unas 6:30 horas, al cual le tendrás que sumar las paradas para comer, hacer fotos, descansos y demás, así como si contemplas la posibilidad de darte algún chapuzón en alguna de las lagunas o pozas que hay a lo largo del recorrido. En estos lugares el tiempo vuela y si lo estás pasando bien, que así suele ser, pues más aún. Eso si, ten en cuenta que es una ruta un poco dura, con un desnivel acumulado de unos 1.000 metros y además larga, 18 km. Incluso puede que efectivamente a la hora de realizarla se te haga un poco larga pero a pesar de todo ello no dudes de que vale la pena con creces. Ver en un mismo día tantos lagos y lagunas a lo largo de unos parajes bastante solitarios es todo un privilegio, así que te animo a que la hagas y lo compruebes por ti mismo. Sinceramente creo que es más que recomendable. Un saludo y ya me cuentas.

  • Foto de Yfafan

    Yfafan 12 ago. 2020

    Buenas Nacho, al final no me decidí a hacer la ruta. Tenía el tiempo justo y el nivel que tenemos no es para muchos líos. Gracias por la respuesta y haber si entrenamos más y algún día la podemos hacer. Quin sabe...!!!

Si quieres, puedes o esta ruta