Tiempo en movimiento  4 horas 27 minutos

Tiempo  6 horas 28 minutos

Coordenadas 3296

Fecha de subida 2 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.906 m
1.562 m
0
4,7
9,4
18,82 km

Vista 224 veces, descargada 18 veces

cerca de Puerto de Canencia, Madrid (España)

Puerto de Canencia-La Perdiguera (1.866 m)-chorrera Mojonavalle:

Ruta de 18 kilómetros, con salida en el puerto de Canencia (1.504 m), para subir a La Perdiguera (1.866 m) y el cerro de la Genencia (1.867 m), los dos montes más altos de la sierra de la Morcuera. La caminata ofrece muy buenas vistas a lo largo del recorrido, que finaliza con la visita a la parte baja de la chorrera de Mojonavalle, una cascada de 30 metros cuyas aguas son del arroyo del Toril, que luego se convierte en arroyo del Sestil del Maíllo, afluente del río Lozoya.

La marcha comienza en el puerto de Canencia, junto a la fuente de la Raja (bandera 1 del mapa), por donde transita una ancha pista que hace de GR-10.1 (gran recorrido) que desde el principio pica suavemente para arriba. Inmersos siempre en el bosque de pinos, la pista nos deja en el centro de interpretación de la naturaleza El Hornillo, un feucho caserío de nobles proporciones. Lo pasamos de largo cogiendo el ramal de la izquierda, que implica dejar el GR-10.1 y orillar la fuente del Hornillo (bandera 2). Inmediatamente, una nueva bifurcación, que volvemos a seguir a izquierda (bandera 3).

Tras dos curvas a derecha de 90 grados, una pequeña campa asoma a nuestra derecha: si nos adentramos unos metros y nos encaramamos a sus rocas, se tiene una buena vista de la cara este de los Altos del Hontanar (Cachiporrilla, cerro del Águila y El Espartal) y el tramo central de la línea de cumbres de los montes Carpetanos (El Nevero, puerto de Navafría o Reajo Alto; bandera 4 y 45 minutos de caminata).

NACIMIENTO ARROYO DEL SARDINERO
La pista sigue, con cómoda inclinación, hasta alcanzar la Boca de los Hoyos (bandera 5, 1.75 m y 4,60 kilómetros), un pequeño collado donde desaparce el pinar y que antecede al monte La Perdiguera. Se trata de un lugar hermoso, con panorámica al oeste del basto y narcoléptico prado del Toril y, al este, estirando un poco más los pasos y superando la verja metálica, el nacimiento del arroyo del Sardinero (bandera 6), que además se constituye en una maravillosa balconada a las montañas que circundan al pueblo de Bustarviejo (Mondalindo, El Pendón o Cabeza Arcón) y, más allá, la sierra de la Cabrera. Sin duda, merece la pena la panorámica y el páramo alfombrado de donde brotan las aguas.

Tras pasar la verja, lo que implica abanonar la pista que traíamos, subimos por el anchísimo cortafuegos que nos dejará en La Perdiguera. Se trata del repecho más duro de la jornada, pero no muy largo (unos 130 metros de desnivel). Es más, como a medio camino de la cuesta, podemos desviarnos a izquierda para disfrutar de la panorámica que se obtiene desde la peña de la Genciana (1.798), una modesta cumbre con dos afloramientos rocosos que sirven de atalaya visual (banderas 7 y 8), de nuevo al entorno natural de Bustarviejo. Otros 50 metros más de desnivel y alcanzamos el geodésico de La Perdiguera (bandera 9, 1.866 m y 2.20 horas), en cuya robusta base de cemento se lee una pintada expeditiva: "Cables de acero para degollar moteros".

VISTAS DE PEÑALARA Y LA CUERDA LARGA
Desde La Perdiguera se contempla la cara este de La Najarra y la línea de cumbres de la Cuerda Larga hasta Cabezas de Hierro (Loma de Bailanderos y Asómate de Hoyos). También se ve la vertiente sur del macizo de Peñalara, techo de la Comunidad de Madrid con sus 2.428 m. A nuestros pies, se descuelga la abrupta cuerda de la Vaqueriza, que escolta el nacimiento del arroyo del Gargantón, y un poco más allá, los fabulosos pastos del Monte de la Raya, donde brota el río Guadalix, y el embalse de Miraflores de la Sierra.

Es La Perdiguera un buen lugar para el descanso y reponer fuerzas entre las rocas que la merodean, aunque puede estar concurrido según el día.

Nos dirigimos ahora al collado del Hontanar, ya en llaneo y descenso. Primero por los senderillos que salen de La Perdiguera (bandera 10) y discurren en paralelo al cortafuegos que ascendíamos, hasta un punto en que hay que ingresar en él por una nueva puerta verja (bandera 11). Tras una escueta cuesta, hollamos el cerro de la Genciana, en mitad del cortafuegos (1.867 m, bandera 12 y no confundir con la peña de la Genciana visitada anterriormente). Las vistas a la Cuerda Larga y Peñalara continúan en este tramo, y son magníficas.

COLLADO DEL HONTANAR
Al rato, y en un último descenso, el cortafuegos nos sitúa en el collado del Hontanar (bandera 14 y 1.731 m). Conviene aclarar que este cortafuegos es casi hasta grato, por las panorámicas que regala, siendo como son de desagradecidas para el pateo estas franjas yermas.

Es el collado un cruce de caminos donde nos reencontramos con el GR-10.1. A izquierda, éste se dirige por los Altos de la Morcuera hasta la carretera M-611 y el refugio de la Morcuera. A derecha, por donde enfilamos, al puerto de Canencia. Si siguiéramos de frente, alcanzaríamos rápidamente la primera de las cumbres de los Altos del Hontanar desde el sur: Peñas Viborizas (1.788 m).

El GR-10.1 nos devuelve al pinar, cruza el arroyo de los Tejos (bandera 15), supera otro cortafuegos (bandera 16) y al tiempo llega a la fuente y arroyo de las Chorreras (bandera 18), primero, y luego al arroyo del Toril (bandera 19), donde se abre una nueva panorámica norteña. El cauce del Toril se precipita en una cascada tendida, la chorrera de Mojonavalle (el agua corre lamiendo la roca, no cae en vacío), cuya base visitaremos a continuación.

CASCADA DE MOJONAVALLE
Para ello seguimos por la pista GR-10.1 y a unos 700 metros de distancia atrochamos, a nuestra izquierda y hacia abajo (bandera 20), para desembocar en un minuto de descenso, y tras perder 30 metros de altura, en la senda Maíllo (bandera 21), que en medio kilómetro nos deja en el mirador de la chorrera de Mojonavalle (bandera 22), cascada de trazado irregular.

Para regresar al puerto de Canencia, volvemos sobre nuestros pasos por la senda Maíllo, que ofrece buenas vistas del flanco este de los Altos del Hontanar (bandera 23, por ejemplo, un conjunto de rocas ideales para la contemplación y el descanso). La senda desemboca en el GR-10.1 a la altura del centro de interpretación ambiental del Hornillo, que vimos al inicio de la ruta.

Tras disfrutar del Mirador del Norte (bandera 24 y 50 metros a la izquierda de la pista), y visitar una choza de pastores reconstruida a orillas del GR-10.1 (bandera 25), finalizamos esta hermosa ruta por los pinares de Canencia que nos ha brindado estupendas panorámicas y permitido conocer una chorrera de 30 metros, la de Mojonavalle.
fuente

1. Fuente de la Raja

fuente

2. Fuente del Hornillo

Intersección

3. Izquierda

panoramica

4. Mirador (45 min)

Puerta

5. Boca de los Hoyos

panoramica

6. Nacimiento arroyo del Sardinero

cima

7. Peña de la Genciana (1.798 m y 1.50 h)

cima

8. Peña de la Genciana 2

cima

9. La Perdiguera (1.866 m y 2.20 h)

panoramica

10. Vista Cuerda Larga y Peñalara

Puerta

11. Pasar valla

cima

12. Cerro de la Genciana (1.867 m)

panoramica

13. Más vistas de Peñalara

Collado de montaña

14. Collado del Hontanar

Río

15. Arroyo de los Tejos

panoramica

16. Cruce con cortafuegos

Intersección

17. Recto llaneando

fuente

18. Fuente y arroyo de las Chorreras

Río

19. Mirador y arroyo del Toril

Intersección

20. Trocha para chorrera

Intersección

21. Senda Maíllo

Cascada

22. Chorrera de Mojonavalle

panoramica

23. Mirador

panoramica

24. Mirador del Norte

Ruinas

25. Choza de pastores

2 comentarios

  • Foto de Guillervi69

    Guillervi69 15-abr-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Buena ruta, lo peor tener que ir por el cortafuego durante la subida con suelo pedregoso.

  • Foto de harz2000

    harz2000 06-ene-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Bonita ruta apta para todos. Muy bien descrita en wikiloc.
    Mayor parte del camino por pista. Buenas vistas del entorno, Madrid capital incluido, en días claros. Hay varias fuentes de agua, y la cascada invernal es un atractivo más. La zona de aparcamiento es amplia, con mesas y contenedores de reciclaje. El único pero del entorno es la abundancia de cartuchos usados y no retirados por los cazadores.

Si quieres, puedes o esta ruta