-
-
552 m
530 m
0
0,3
0,6
1,25 km

Vista 2979 veces, descargada 44 veces

cerca de Casa de Eulogio, Madrid (España)

Cuando tiempo después de acabada la Batalla del Jarama (febrero de 1937) se estabilizó el frente, en primer lugar se consolidaron las trincheras y posiciones de primera línea, pero poco después se comenzó a construir una segunda línea de posiciones separada de dos a tres kilómetros de la primera.

Estas posiciones no eran ya esos lugares impuestos tal como ocurrió tras la batalla, se podía buscar en el campo y elegir el mejor emplazamiento para esas nuevas construcciones. Además, y eso era incluso más importante, se podía elegir como era cada nueva posición, pues según donde estuviese emplazada se adecuaba más para las distintas armas o para su mejor defensa, en cierta forma se podía diseñar la posición a la medida.

Durante la guerra hubo cambios en los sistemas de fortificación, se pasó de la construcción de trincheras continuas, típicas de la Primera Guerra Mundial, a unas trincheras muy sinuosas y separadas entre ellas, e incluso a separar las posiciones unas de otras, aislándolas entre sí.

Esta posición se encuentra dentro de la Segunda línea de defensa republicana y en ella se puede apreciar con bastante detalle el sistema defensivo empleado. Esta línea defensiva llegaba hasta Madrid capital.

En esta segunda línea de defensa se instalaron de forma rotatoria las unidades republicanas que guarnecían la inmediata línea del frente. Eran, en cierta forma, unas posiciones de relativo descanso en las que las unidades militares del Ejército Popular de la Republica se reponían de efectivos y completaban su instrucción. También, al estar en ellas de forma permanente las mismas unidades que guarnecían la primera línea, en caso de ataque o rotura del frente, se disponía de una fuerza de reserva.

Estos cerros tienen en la vertiente meridional una serie de trincheras que se prolongan desde allí por toda la ribera izquierda del Río Manzanares y llegan hasta Madrid capital. En este espacio en particular se pueden estudiar bastante bien todo el sistema defensivo, pues el terreno está en algunas grandes zonas poco alterado y en general las construcciones se encuentran en un estado más que aceptable, posiblemente los mayores destrozos lo han causado las abundantes conejeras (las madrigueras de los conejos, muy abundantes por aquí), que tiene todo el terreno perforado de túneles con abundantes derrumbes.

En la parte alta del cerro de los Migueles se encuentra una posición aislada, posible puesto de mando y refuerzo de las posiciones bajas, más adelantadas, y desde ahí se dirigen hacia el Norte, a la retaguardia, diversos caminos cubiertos y pistas militares.
Pero volvamos a las posiciones bajas y adelantadas. Aún siendo una construcción del tipo clásico, una larga trinchera de la que salen diversos ramales, se diferencian claramente de las de primera línea, situada varios kilómetros más al Sur.

Estas trincheras apenas tienen tramos rectos, cambian constantemente de dirección y disponen de varios ramales de comunicación que unen diversas partes de la trinchera así como entre ésta y la posición de retaguardia. Disponen también de numerosos abrigos y refugios contra bombardeos, las viviendas son amplias y los parapetos muy sólidos.
Pero hay algo más. De la trinchera principal salen al menos tres brazos o ramales a vanguardia, como puestos adelantados, pero muy grandes. Uno de ellos es poco más de una amplia oquedad en el terreno, en otro se adivinan unas formas y en el más oriental de todos se encuentra la explicación de estas peculiares avanzadas.

Se trata de un fortín rectangular, de unos cuatro metros y medio de ancho por dos de fondo, con cinco troneras delanteras, dos puertas traseras y una puerta lateral.
Este tipo de construcciones se hicieron reglamentarias en este frente, se denominaron “Puesto de Escuadra”, pues estaba concebido como elemento de combate de estas unidades y según parece, por lo que se desprende de la documentación consultada, se hicieron cerca del millar o se preveía hacerlos, pues una de las copias que se conserva con todos los datos de construcción tiene el número 946.

Esta posición fue recuperada mediante campamentos de trabajo internacionales llevados a cabo en 2008 y 2009 bajo la dirección de “Espacios Para la Memoria” y la coordinación de Julián Gonzalez Fraile y Oscar Navajas junto con el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

IMPORTANTE: Nos encontramos con restos arqueológicos con estatus de Bien sometido al régimen de protección para las Fortificaciones de la Guerra Civil española incluidas en el Inventario de Bienes Culturales de Madrid (Disposición 2ª de la Ley 3/2013, de 18 de junio, de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid). Se encuentra Inventariados por el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid y por tanto está terminantemente prohibida su alteración en cualquier medida, cualquier modificación o afectación conlleva un importante delito contra el patrimonio histórico y cultural y se considera un expolio. Recomendamos no andar cerca de las paredes de los elementos descritos debido al riesgo de derrumbe así como no adentrarse en las cuevas o refugios.
Waypoint

Fortín de escuadra blindado

Este puesto de escuadra era un elemento de combate y protección para una escuadra, un cabo y cinco soldados, y desde el se realizaba fuego y se combatía en caso necesario. De unas medidas de 7 metros de largo por dos de ancho, construido en hormigón en masa y sin armazón metálico, se encuentra en parte deteriorado, la parte frontal con las cinco troneras están en estado regular y en el interior han sido arrancadas las vigas del techo. Dispone de tres puertas, una lateral que da acceso a un corto pasillo o trinchera que acaba en un pozo granadero, una trasera lateral que da acceso a su trinchera y a la trinchera general y otra también trasera pero que desciende y se introduce en un refugio contra bombardeos excavado bajo tierra. Esta extraordinaria obra militar es la única en su tipo que se conserva en la Comunidad de Madrid. Se desarrollaron a partir de 1938 y se dieron las órdenes para la construcción de casi mil en este frente. Este tipo de construcciones se hicieron reglamentarias en este frente, se denominaron “Puesto de Escuadra”, pues estaba concebido como elemento de combate de estas unidades y según parece, por lo que se desprende de la documentación consultada, se hicieron cerca del millar o se preveía hacerlos, pues una de las copias que se conserva con todos los datos de construcción tiene el número 946.
Waypoint

Observatorio o puesto de mando

En la cima de la pequeña colina que domina este tramo de la vega del Rio Manzanares se encuentra una pequeña posición, muy probablemente era el puesto de mando y un observatorio anexo. Conserva dos recintos frontales y dos grandes en la zona trasera que se enlazan por trincheras muy estrechas y profundas en sentido radial. De él sale un ramal lateral al camino cubierto y otro similar trasero.
Waypoint

Trinchera

La base de la defensa la constituye la trinchera lineal. En este caso se trata de una gran trinchera que recorre la base del cerro y se prolonga en distancia hacia el oeste llegando a Madrid Capital por la zona de Legazpi, aun visible en gran parte, y hacia el este a enlazar con las trincheras de Cerro de El Piúl, actualmente casi desaparecidas. Es una trinchera relativamente amplia, de un metro o mas de ancho, con una altura variable de 1’5 m a más de 2 metros, según zonas. Normalmente con un parapeto en el frente y de la que salen tanto a vanguardia como a retaguardia los distintos elementos auxiliares de la trinchera.
Waypoint

Pozos de tirador

Era el lugar ocupado por los soldados para que en caso de alarma abrir fuego. La instrucción, la buena puntería del fusilero y la posición estratégica de este puesto eran la clave para su defensa y conservación ante un ataque enemigo.
Waypoint

Parapeto

El parapeto era un muro que se colocaba delante de una trinchera para proteger a los soldados del enemigo. Para su construcción se utilizan sacos terreros o materiales que se encontraban en el lugar

1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta