-
-
887 m
805 m
0
1,4
2,8
5,55 km

Vista 40 veces, descargada 0 veces

cerca de Ocentejo, Castilla-La Mancha (España)

DATOS DE INTERÉS
• Situación: La ruta se encuentra en el corazón del Alto Tajo, en una de las zonas más bellas y más agreste de este entorno natural.
• Cómo llegar: La ruta la iniciamos en el pueblo de Ocentejo, para llegar hasta allí hay que ir por la N-II hasta la salida 101 para tomar la N-204 dirección Cifuentes, que está a unos 20 kilómetros. En esta localidad tomaremos la CM-2021 durante otros 20 kilómetros hasta Sacecorbo, donde nos desviaremos para continuar por la GU-929 que en 10,5 km nos deja en Ocentejo, lugar de inicio y final de la ruta. Esta localidad dista de Guadalajara unos 100 kms.
• Distancia: 5,800 km solo ida.
• Tipo de ruta: Recorrido de Ida y vuelta, se regresa por el mismo itinerario. Es una ruta asequible para hacerla en familia con niños, apenas tiene desnivel.
• Tipo de firme: Transitamos todo el rato por carriles que al principio es de buen piso.
• Duración: Entre 2 y 2,30 horas solo de ida, ya que nos paremos con mucha frecuencia para leer los diferentes paneles informativos y contemplar las vista que el entorno del Hundido de Armallones nos ofrece.
• Época: Se puede realizar durante todo el año, preferiblemente en primavera y otoño y si se realiza en verano elegir las primeras horas del día, siempre podremos encontrar algún sitio donde darnos un chapuzón en el río Tajo.
• Cartografía: Hoja I del Mapa 513, (Zaorejas) escala 1:25.000, del Instituto Geográfico Nacional.

RUTÓMETRO:
• Paisaje: Recorreremos los bellos e impresionantes parajes formados en el Hundido de Armallones de una gran belleza, teniendo siempre el Tajo a nuestra derecha. No demos de olvidarnos de la cámara de fotos.
• Puntos de interés: En toda la ruta hay diversos paneles que nos informan del entorno, especialmente su formación geológica para entender y comprender el Hundido de Armallones. En Ocentejo podemos ver la pequeña iglesia parroquial y los restos de un castillo liliputiense. Al final de nuestra ruta se encuentran las edificaciones que conformaron las salinas de la Inesperada, así como de las bañeras que en su día almacenaban el agua salada; también hay tendido un cable de acero que cruza el rio y que en tiempos tenía un sencillo y rústico transbordador.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta