Tiempo  9 horas 9 minutos

Coordenadas 2276

Fecha de subida 21 de septiembre de 2018

Fecha de realización septiembre 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.762 m
938 m
0
6,0
12
24,19 km

Vista 906 veces, descargada 45 veces

cerca de Ribadelago, Castilla y León (España)

Nota: Evitar una época de lluvias ya que las rocas por las que transita gran parte de la ruta puede hacer el recorrido bastante peligroso por riesgo elevado de caídas.

Ruta en pleno corazón del Parque Natural Lago de Sanabria y sierras Segundera y de Porto, en el extremo noroccidental de la provincia de Zamora. El lago de Sanabria es el elemento más característico de este territorio, el mayor lago de origen glaciar de la península ibérica, con 318,7 ha y una profundidad máxima de 53 m.

La ruta parte del pueblo de Ribadelago Viejo y su recorrido va a coincidir con tramos de tres sendas de este parque: senda del cañón del Tera, senda de la presa rota y senda de los cañones del Cárdena y Segundera.

Dejamos el coche en el aparcamiento de Ribadelago Viejo, junto al campo de fútbol y cogemos una pista que sale del mismo aparcamiento en dirección al cañón del río Tera. Seguimos el sendero paralelo al río marcado con unos hitos verdes y blancos. Los primeros metros discurren cómodamente entre bosque de robles y castaños y a medida que vamos ascendiendo nos adentrarnos en un paisaje rocoso que va dando forma al cañón del Tera, donde abundan los saltos de agua y las pozas que han ido moldeando este espectacular paraje. En ocasiones la marcha es dificultosa y es fácil perder la dirección correcta por lo que hay que prestar atención.
Tras cruzar el río por un puente continuamos ascendiendo hasta llegar a la poza de las Ninfas. A partir de este punto la dureza de la marcha va en aumento y en nuestro recorrido vamos pasando por numerosas cascadas y pozas que conforman esta garganta. Llegamos a un ensanchamiento del cañón, punto donde nos desviamos unos metros de la senda para acercarnos a la Cueva de San Martín que, aunque se denomine como cueva, se trata de una gran poza con una cascada al fondo por la que va cayendo el agua del río Tera.
Tras disfrutar de esta espectacular poza, retomamos la senda y nos adentramos en un tramo de bosque, destacando la presencia de ejemplares de acebo. En este punto la senda se bifurca: a la derecha, se asciende siguiendo el curso del arroyo de los Covadosos para llegar a San Martín de Castañeda y de ahí, siguiendo la Senda de los Monjes, de nuevo a Ribadelago Viejo y, a la izquierda, tras cruzar el arroyo de los Covadosos por un precioso puente de piedra, comienza la senda que nos conduce al embalse de Vega de Tera.

Nosotros optamos por esta segunda opción y emprendemos una dura senda que nos dejara aguas abajo del mencionado embalse. Se trata de aproximadamente de 3 km hasta el embalse en los que, en diversos tramos, la senda se pierde e incluso se encuentra invadida de vegetación y la única referencia son los hitos de piedra que nos vamos encontrando. Esto dificulta la marcha, con algunas pequeñas trepadas y hasta que tenemos a nuestra vista los restos de la presa se nos hace un poco largo.
Una vez alcanzada la presa nos desviamos hasta el dique y aprovechamos para recuperar fuerzas y comer algo.

Este embalse formó parte de un sistema más amplio de lagos artificiales y canales denominado Salto de Moncabril que surgieron de la necesidad de obtener fuentes de energía durante el franquismo.
La escasez de presupuesto hizo que esta construcción se realizara de forma deficiente y que la noche del 9 de enero de 1959, tras la rotura de la presa, tuviera lugar la catástrofe de Ribadelago. El derrumbe de la presa liberó más de ocho millones de metros cúbicos de agua que se dirigieron hacia el cañón del río Tera y que, en su bajada, arrasó el pueblo de Ribadelago, por lo que provocó la muerte o desaparición de 144 personas, siendo la segunda mayor tragedia en España en cuanto a número de víctimas mortales por rotura de presa, tras la del pantano de Puentes.

Retomamos la marcha tomando la pista que asciende desde el embalse. Poco a poco vamos ganando altura cómodamente, pudiendo disfrutar del valle que cuando se diseñó y se construyó la presa debería haber quedado inundado. Al fondo del valle, vislumbramos el embalse de Vegas del Conde.

Una vez alcanzado el punto más alto de esta subida, la pista gira a la izquierda y desde aquí hasta llegar a la presa de Garandones, el paisaje se vuelve más monótono, predominado los pastizales y el matorral de brezo, destacando la presencia de pequeñas lagunas.
Cerca de esta presa aparecen los hitos de la ruta de los Cañones del Cárdena y Segundera, que nos van a marcar la dirección hasta alcanzar Ribadelago Viejo. Pasada la presa de Garandones, seguimos la cómoda pista hasta llegar a las proximidades del embalse de Cárdena. Sin embargo, antes de llegar a su dique, cogemos la senda que sale a la izquierda y que desciende por el cañón del río Cárdena. Se trata de un descenso muy bonito por una senda que atraviesa zonas rocosas y bastantes tramos de bosques de robles, tapizados por preciosos helechos.

Esta senda nos deja en la carretera que conduce a la central hidroeléctrica de Moncabril. Ya solo nos queda cruzar la carretera y coger un camino, con abundante agua en su primer tramo, que nos conduce de nuevo al aparcamiento.
Waypoint

Aparcamiento

Waypoint

Poza de las Ninfas

Waypoint

Cascadas

Waypoint

Cascadas-2

Waypoint

Cueva de San Martín

Waypoint

Puente arroyo de los Covadosos

Waypoint

Embalse de Vega de Tera

Waypoint

Embalse de Garandones

Waypoint

Embalse de Cárdena

Waypoint

Inicio descenso cañon del río Cárdena

2 comentarios

  • estalf 07-ene-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Muy bien señalizada, es muy chula, es dura.

  • Foto de Fran_0911

    Fran_0911 07-ene-2019

    Me alegro de que te haya gustado. Es una zona preciosa

Si quieres, puedes o esta ruta