Tiempo en movimiento  3 horas 33 minutos

Tiempo  4 horas 29 minutos

Coordenadas 2234

Fecha de subida 16 de octubre de 2019

Fecha de realización octubre 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
286 m
150 m
0
3,3
6,7
13,35 km

Vista 304 veces, descargada 16 veces

cerca de Ribesalbes, Valencia (España)

Ribesalbes es un municipio de Castellón, en la comarca de la Plana Baja, ocupado en su mayoría por grandes extensiones de bosque, y en el que la industria tiene un notable peso sobre la agricultura. La industria más importante está basada en la utilización de la excelente arcilla del lugar, que ha permitido el desarrollo de una potente industria azulejera, así como de la cerámica artística y la loza, con marcada influencia de las fábricas de la Alcora y de Manises.
El embalse de Sichar o Sitjar, al que se accede fácilmente desde Ribesalbes, donde encontramos la cola del embalse, está ubicado en su mayoría en el término municipal de Onda; actualmente sufre las consecuencias de la colonización por mejillón tigre, no estando permitidas la pesca ni la navegación. Fue construido en 1960 y tiene una superficie de más de 300 hectáreas, con una capacidad máxima de 52 hm³, de los que hoy almacenaba casi un 70 %, permitiendo ver un marco natural de singular belleza, que merece la pena (y mucho) visitar. Se usa para regular el riego y controlar posibles crecidas, así como para la generación de energía eléctrica. Este embalse no debe ser confundido con el embalse de Ribesalbes, mucho más pequeño con una capacidad de embalse de solo 0,3 hm3, y situado en la zona de El Cucalón, entre Fanzara y Vallada, en la cuenca del mismo río Míjares, pero más arriba, en el municipio de Fanzara.
Esta ruta utiliza como base la presentada por Tiocanya (17401209) con ocasión de la XI Marcha Senderista de Ribesalbes, con múltiples modificaciones, particularmente importantes en el camino de vuelta desde el Tossal del Negre y el ascenso a la Cueva del Negre; en general, esas modificaciones han intentado maximizar el recorrido al lado del agua en la zona del embalse y minimizar el recorrido por carretera en la zona de vuelta (recorrido antihorario).
El punto de inicio se sitúa en el casco urbano de la localidad de Ribesalbes, a donde hemos llegado desde Valencia por la A-7, tomando tras pasar Betxí la salida hacia Onda. Desde aquí continuamos por la CV-20 hasta la entrada en Onda; en la última rotonda antes de entrar en la población tomaremos la desviación hacia Montanejos y Ribesalbes, para después seguir por la CV-191 hasta dicha población. La carretera pasa por un puente sobre el río Míjares, en cuya ribera norte hay amplio espacio de aparcamiento, y varios restaurantes (en uno de los cuales comimos al acabar la ruta).
Comenzamos a caminar en el lugar donde dejamos aparcado el coche, por una calle asfaltada que sigue la ribera del embalse de Sitjar hacia la escuela de la localidad de Ribesalbes. Pasada esta continuamos por una pista y luego por un estrecho sendero, que siguen la ladera norte del embalse hasta un punto donde el sendero se bifurca; si se sigue por la derecha el sendero termina poco después, en una zona con buenas vistas desde el acantilado sobre la cola del embalse; si se sigue por la izquierda, el sendero desciende rápidamente hasta el pequeño barranco situado en el Polígono Industrial de Ribesalbes; cruzamos el cauce e iniciamos el ascenso por el otro lado, para llegar a la Depuradora de Ribesalbes, pasando por una zona con abundantes restos de azulejos rotos. Al nivel de la depuradora tomamos una calle asfaltada, que continúa hacia el este, para terminar en una rotonda, donde encontramos el origen del sendero que nos llevará durante los siguientes 4,1 km, al lado del agua, por una zona muy bonita del embalse, con extensos bosques y excelentes vistas, sobre todo en la parte final, donde 3 islas forman una especie de dique incompleto en el embalse. En la parte final, el sendero poco definido que seguimos está separado sólo unos cuantos metros de la CV-189, justo en el lugar donde está la separación entre los municipios de Onda y Ribesalbes. Poco más adelante encontraremos una pequeña península, en un lugar muy agradable donde existe un área recreativa.
Damos la vuelta a la península, y salimos a la CV-189, que tomamos en dirección oeste. Pocos metros más adelante vemos en la ladera derecha (norte para nosotros ahora) postes de señalización de la CHJ, que normalmente marcan senderos, por lo que interpretamos que tenemos la posibilidad de hacer la parte siguiente del recorrido, hacia la Cueva del Negre, por un sendero en lugar de por la carretera. La realidad fue algo más complicada, porque no encontramos un sendero bien definido y avanzamos por monte libre, al pie de una pared rocosa, aunque sin demasiados problemas, hacia un lugar donde el GPS nos marca que está situado el sendero de subida a la Cueva del Negre. Tras conseguir llegar al sendero descendí por el hasta la CV-189, para marcar el punto donde deberíamos haber entrado en este sendero, y que está bien marcado con señales; en total hemos evitado hacer unos 400 metros por la carretera, pero el recorrido por el monte libre es algo complicado, por lo que sólo nos parece recomendable para senderistas expertos a los que les gusten estas experiencias; los caminantes más tranquilos pueden seguir el trazado de la carretera hasta alcanzar el punto que marca el comienzo del sendero de ascenso a la Cueva del Negre.
Se comience en uno u otro punto, el ascenso hacia la entrada de la Cueva debe hacerse con cierto cuidado, sobre todo en las zonas donde se pasa a través de muros derruidos parcialmente. Llegaremos así a una zona llana donde el sendero parece girar a la izquierda y a continuación inicia un rápido ascenso por una pared rocosa con cadenas y unas cuantas grapas metálicas de ayuda para el ascenso; si se sigue adelante no se pasará por la Cueva del Negre, que está situada un poco antes.
En efecto, aunque no está señalizado al inicio de esa zona hay que girar hacia la derecha, para alcanzar en muy pocos metros la entrada de la Cueva del Negre, con un muro de piedra en seco tapando parcialmente su entrada. La cueva es bastante grande, aunque no en muy buen estado de conservación en la zona de entrada (única que visitamos; hay varios puntos que parecen la entrada a galerías secundarias, pero no hemos querido entrar en ellas). En la pared rocosa que cierra la cueva se ha construido un rockódromo, y hay varios orificios que pueden ser entradas a otras cuevas o a galerías. Me parece importante hacer notar que en el registro de GPS aparecen varios trazados que corresponden a paseos por el interior de la cueva, pero que el sistema graba (al igual que hace en abrigos, desfiladeros o barrancos muy cerrados) como trazos rectos con ángulos muy marcados que no se corresponden con la realidad; en este caso no supone un problema porque el sendero está bien marcado y es fácilmente identificable; aumentando la sensibilidad del GPS se pueden evitar equivocaciones por los artefactos en el seguimiento del trazado.
Cuando salimos de la Cueva cruzamos la zona llana antes citada, y subimos muy fácilmente por la zona de grapas y cadenas, para algo más adelante alcanzar un Mirador con excelentes vistas sobre el embalse de Sitjar y su entorno. Tras hacer fotos seguimos por el sendero que sube hacia El Morral y, continuando en dirección norte, hacia el Cudo de la Raposa, a cuyos pies está el área recreativa que antes he mencionado. Al final de este tramo giramos hacia el oeste e iniciamos una zona de sube y baja en la que cruzamos varias veces el Barranco de Parents, hasta llegar a una pista no asfaltada por la que seguimos hasta el pie del Tossal del Negre, la altura más destacada en el perfil de esta ruta. Tras subir por la ladera llegamos hasta el monolito de término municipal y poco más adelante encontramos varios parapetos construidos con ramas cortadas y vegetación del suelo, que consideramos protección de cazadores. Algunos tapan sendas y eso hizo que nos equivocásemos en la ruta a seguir (el sendero que tomamos nos llevaba a un pequeño precipicio), por lo que volvimos atrás y buscamos de nuevo el sendero a partir del monolito; lo encontramos y seguimos sin problemas, pero debe tenerse en cuenta que hay varios pasos a través de muros de contención de terrazas, parcialmente derruidos, por lo que esta zona (como el conjunto de la ruta de vuelta) requiere bastante atención para evitar extravíos, siendo muy recomendable llevar el trazado en GPS y consultarlo con cierta frecuencia. Cuando llegamos abajo estamos en la zona (Cases del Campillo) donde la ruta de Tiocanya se desvía hacia el sur para ir a buscar la CV-189 y volver por ella a Ribesalbes; aunque esa ruta es posiblemente la más corta, el trayecto por carretera no nos gusta y preferimos seguir de frente para cruzar la zona de Cases del Campillo, y luego tomar una pista hormigonada que encontramos por la izquierda para bajar hasta la CV-191, en la que giramos a la izquierda para, pocos metros más adelante, encontrar otro camino asfaltado (en este caso sin aparente circulación de vehículos) que tiene el nombre de camino del Calvario, y nos lleva hasta el mismo Calvario de Ribesalbes, situado por encima del centro de la población.
Bajamos desde el Calvario por el Via Crucis para encontrar cerrada con cadena la reja que limita el acceso. Revisamos el entorno para ver si había algún lugar por el que saltar fácilmente y al final nos pareció que lo mejor era saltar por el lado derecho de la reja, sobre una pared de ladrillo que no plantea gran problema, con lo que entramos de nuevo en Ribesalbes para, cinco minutos más tarde, alcanzar los coches.
En conjunto una ruta muy bella, variada y divertida, que nos parece muy recomendable. Para aquellos a quienes gusten las rutas tranquilas les recomendamos ir por la CV-189 hasta el lugar donde comienza la senda que sube a la Cueva del Negre; los que gusten de más marcha encontrarán muy divertido el paso por monte libre. Como siempre, es muy recomendable llevar buen calzado de montaña; aunque hay mucho bosque la protección solar es escasa en algunas zonas, y no hay fuentes: llevar bebida suficiente y algo de alimento nos parece importante. No es una buena ruta para niños pero, con una longitud media-larga y un desnivel moderado, puede ser hecha por mucha personas en una condición física moderada. Para senderistas con experiencia es una ruta fácil o muy fácil.
foto

Foto

Waypoint

Sendero

Waypoint

Izq

Waypoint

Fuente l’Arquet

Waypoint

Izquierda

Waypoint

Waypoint

foto

Foto

Waypoint

De frente

Waypoint

Subida

Waypoint

Entrada senda

Waypoint

Entrada sendero

Waypoint

Cueva del Negre

foto

Interior Cueva del Negre

Waypoint

Mirador

Waypoint

Tossal del Negre

foto

Foto

Waypoint

Bajada Tossal

Waypoint

Pista

foto

Foto

8 comentarios

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 16-oct-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelente ruta, preciosas vistas del pantano de Sitjar.

  • Ricardo Jose 20-oct-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Bonita, interesante y variada ruta

  • luis.perecruz 21-oct-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Una ruta muy bonita y divertida

  • javeadeverano 22-oct-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Variada, y con excelentes vistas

  • César Argilés 27-oct-2019

    Andar 14 km.junto al agua,con vistas de un pantano/rio,al sol, mientras los pinos te cobijan....
    En la Comunidad Valenciana...,un lujo

  • César Argilés 27-oct-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Andar 14 km.junto al agua,con vistas de un pantano/rio,al sol, mientras los pinos te cobijan....
    En la Comunidad Valenciana...,un lujo

  • Foto de elboinas

    elboinas 28-oct-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Tramo de la cove del negre confuso

  • Foto de eoc

    eoc 30-oct-2019

    Gracias por tu comentario. En esencia hay dos rutas: una en sentido este-oeste es la ruta por monte libre que hicimos primero para evitar un trozo de carretera, la otra sigue la dirección sur-norte y corresponde al ascenso a la Cueva del Negre por el sendero habitual; el trazado registrado de ambas es muy claro y fácilmente identificable. Todo el resto de las marcas que se ven en el trazado de GPS corresponden a trayectos realizados en el interior de la Cueva, que el GPS registra de modo artefactado, como líneas rectas entre puntos dispersos, y que no deben ser considerados en la ruta. Aunque cualquier persona acostumbrada a ver artefactos del GPS puede identificarlos con facilidad, y evitar considerarlos, no hay nada que se pueda hacer para eliminarlos, a mi conocimiento. En el texto se advierte de este problema, así como de las razones por las que se registran dos aproximaciones válidas a la Cueva y el Mirador del Negre, por lo que estimo que la información suministrada es excelente en conjunto.

Si quieres, puedes o esta ruta