-
-
504 m
-20 m
0
4,5
9,0
17,92 km

Vista 1202 veces, descargada 51 veces

cerca de Los Garcías, Murcia (España)

RUTA REALIZADA EL 25/06/2016
CÓMO LLEGAR: Por la AP-7 dirección TORREVIEJA-CARTAGENA, continuar por la Carretera de Tentegorra, girar a la derecha por Avenida del Portús. Dejar el coche en el parking junto a los depósitos del Taibilla.
COMPONENTES: VICENTE Y PEPE.
ITINERARIO: TENTEGORRA / MIRADOR / CRUCE SENDA DEL OSO / CUEVA / CERRO ROLDÁN / DEJAR PISTA / CRISTO DE LOS BUZOS / BATERÍA LA PARAJOLA / ISLA DE LA TORROSA / PLAYA DE FATARES / SENDA DEL JABALÍ / MIRADOR / TENTEGORRA.
RECORRIDO: CIRCULAR.
AGUA EN RUTA: NO.
DISTANCIA: 16,0 KM.
TIEMPO EN MOVIMIENTO: 05:35 HORAS
ALTURA MÁXIMA: 494 M. (Cerro Roldán)
ALTURA MÍNIMA: 0,00 M. (Nivel del mar, Playa de Fatares)
DESNIVEL POSITIVO: 838 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 838 M.
DIFICULTAD: MODERADA.
LA RUTA: Hoy Cartagena Oeste, dentro del Parque Regional Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán. Parte de la ruta la hicimos hace poco más de dos años, pero en ésta la ampliamos hasta el Cristo de los Buzos, la Batería de costa La Parajola y la isla de la Torrosa; cambiando el sentido de la marcha.
Iniciamos tomando el GR-92, el Sendero Mediterráneo, Murcia es la única región de las que atraviesa que lo tiene marcado, homologado y en uso. Han colocado paneles informativos del parque y de las actuaciones que están haciendo para contener la erosión. El pinar cada vez es más escaso y el sendero descarnado.
La erosión afecta en demasía a las rampas y curvas de subida; hasta el mirador es un tramo muy frecuentado por senderistas y corredores, donde la falta de lluvias y la salubridad del ambiente persisten en su deterioro. Por la izquierda desechamos otra subida directa a la cima por su cara norte.
Después de un fuerte repecho, llegamos a una zona algo más plana donde hay un almacén de aperos con un gran portón azul y algunos bancales mayoritariamente de algarrobos. El camino se estrecha para impedir el paso de vehículos. Obtenemos una buena vista del Cerro Roldán, con el vértice geodésico y una casamata.
El sendero sigue serpenteando exigiéndonos un nuevo esfuerzo hasta alcanzar el Collado de Roldán (308 m.) con su espléndido mirador a la gran ensenada, que en esta zona abarca desde el Cabo Tiñoso a la isla de las Palomas. Contemplando esta bella marina mediterránea, dejamos el GR-92 que se va hacia el Cabezo de la Estrella (418 m.)
Nosotros bajamos por la izquierda un breve tramo, por una especie de ramblizo, hay que estar atentos, las marcas son poco visibles, comienza una abrupta subida entre vegetación y rocas que poco a poco se va reafirmando como sendero. Es el inicio de la Senda del Oso, que en dirección Este surca la ladera del Cerro Roldán.
Al tomar altura las miradas se amplían al mar y a las zonas montañosas. El paisaje se cubre de matorral mediterráneo, sobretodo de espino negro que está repleto de vainas y molinillos que el aire transporta, este entorno está protegido como Lugar de Interés Comunitario (LIC).
Superamos una cornisa por encima de unas formaciones rocosas singulares y con buenas vistas al mar, entrando en un bosquecillo de pinos y matorral abundante. Por casualidad miramos hacia arriba y vemos la entrada de una cueva, de la que no teníamos noticia, ni he logrado averiguar nada.
Subimos hasta su gran boca y quedamos sorprendidos por su tamaño, es poco profunda pero con buena altura. Está claro de que es muy visitada, puesto que en el suelo hay clavada una pequeña cruz de madera, con una concha del Camino de Santiago y dos banderines, de España y de Cartagena. Grandes vistas al mar desde su interior.
Regresamos al sendero que continúa ciñéndose a la ladera sin perder altura hasta conectar con el comino militar que daba servicio a la Batería de Roldán y que seguimos por la izquierda. A poca distancia tenemos las dos columnas que dan entrada al recinto militar, que quedó fuera de servicio y posteriormente desartillado en el año 1965.
Nos paseamos por los restos de las instalaciones, y por la derecha vamos al punto geodésico del Cerro Roldán (470 m.) según el mapa de la zona, pero las instalaciones donde estaban artilladas las baterías se sitúan en un punto más elevado, a 494 m. Queramos o no, esto formó parte de nuestra historia más reciente.
Salimos del recinto militar y proseguimos bajando por el ancho camino de servicio que viene desde la Algameca; que con fuerte pendiente y prolongadas lazadas recorre de parte a parte la cara sur de la montaña. Debemos estar atentos para después de una curva, dejar el camino por una trocha pedregosa.
Conectamos con otro camino donde hay un pequeño rellano. Un waypoint nos marca una fuente, algo que resulta extraño en este paraje. Indagamos y encontramos la pileta junto a un muro, pero seca. Tomamos el sendero de la izquierda que nos pasa por el Vigilante, curiosa formación rocosa. Tomamos un ramal a la izquierda para llegar al Cristo.
El Cristo de los Buzos. Según una versión, serían los buzos de combate los que lo habrían subido hasta aquí en recuerdo a los compañeros muertos en acto de servicio. Otra versión, sería un homenaje a las víctimas del buque Castillo de Olite, hundido desde la batería de costa La Parajola, muy cercana al lugar.
Regresamos al sendero principal que poco más adelante comienza a descender hacia la playa de Fatares, pero después de la primera loma, dejamos este sendero por la izquierda, tomando otro menos pateado que ataja para conectar con un camino que rodeando la loma entre los pinos nos deja en la batería de costa La Parajola.
A principios de 1939, la Guerra Civil Española, está llegando a su fin. Para la Republica, la decisiva batalla del Ebro ha supuesto la pérdida de Cataluña y la práctica aniquilación de su ejército. El presidente del gobierno Juan Negrín, intenta una última estrategia; alargar la contienda española para unirla a la previsible Guerra de Europa puede salvar a la II Republica. Con el fin de evitar los planes de Negrín, los nacionales preparan una operación de desembarco sin precedentes.
Cerca de treinta barcos con más de 20.000 hombres, salen desde Castellón y Málaga en dirección a Cartagena. La llamada “Expedición sobre Cartagena” fracasará y uno de sus barcos, el “Castillo de Olite”, nunca regresará. De los 2.112 hombres embarcados en el Olite, 1.476 morirán, 342 serán heridos y 294 hechos prisioneros. El hundimiento del “Castillo de Olite” por las baterías republicanas frente a las costas de Cartagena, el 7 de marzo de 1939, constituye uno de los episodios más oscuros y menos conocidos de la Guerra Civil Española.
Por otra trocha cercana a una casamata bajamos hacia la costa, es un tramo descarnado e insulso hasta que enlazamos con un camino que rodea una pequeña loma. Enseguida tenemos a la vista la diminuta isla de la Torrosa. Con su menguado istmo formando dos calas. Cuando azote el lebeche quedará aislada por el agua.
Decidimos no bajar a la isla para ganar algo de tiempo y llegar a Fatares. El siguiente tramo es algo incomodo con diversas sendas hasta que conectamos con el sendero principal que es más ligero. Pasamos entre lomas para bajar por una barranquera que termina en el mar. Caminamos entre las rocas para llegar a la arena.
Playa de Fatares. Preciosa y apartada cala de difícil acceso, hay más embarcaciones que bañistas en la playa. Inspeccionamos todos sus rincones y decidimos degustar nuestro almuerzo en un sombreado rincón mirando al mar. Después, pateamos la arena recorriendo la cala hasta la Rambla de Fatares, donde comienza la subida de regreso.
El primer tramo de subida es fuerte mientras que la senda se va reafirmando entre el pequeño pinar. Una vez tomada altura, las miradas hacia atrás con la pequeña playa son preciosas. También vemos la impresionante subida por el filo de la cresta hacia el Cristo de los Buzos, que hubiéramos bajado de no haber ido a La Parajola.
En el primer rellano, tenemos otra serena mirada al mar entre una especie de ventana que forman dos rocas. La llegada al primer collado nos confunde creyendo que es el Mirador, lo cual nos desanima un poco, debido al calor reinante. Más que calor es bochorno por el alto grado de humedad ambiental.
No queda más remedio que apechugar, no dejar de tomar líquidos y poco a poco ir superando el tramo de la Senda del Jabalí. Llegamos al cruce con la Senda del Oso, y ahora sí, alcanzamos el Mirador del Roldán. Solo nos queda deshacer el camino cuesta abajo hasta el aparcamiento en Tentegorra.

Ver más external

La Parajola
25-JUN-16 10:22:56
Cartagena
25-JUN-16 10:52:14
25-JUN-16 8:26:03

4 comentarios

  • Foto de QuilesMP

    QuilesMP 04-jul-2016

    Precioso recorrido

  • Foto de vaigapeu

    vaigapeu 04-jul-2016

    Gracias QuilesMP. Las panorámicas son grandiosas.

  • Foto de Desmeuzes

    Desmeuzes 15-ene-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Bonne randonnée.

  • Foto de vaigapeu

    vaigapeu 15-ene-2019

    Merci, Desmeuzes.

Si quieres, puedes o esta ruta