Coordenadas 577

Fecha de subida 9 de julio de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
878 m
818 m
0
4,0
8,0
16,01 km

Vista 44 veces, descargada 0 veces

cerca de Zazuar, Castilla y León (España)

La siguiente ruta circular en torno al núcleo urbano de Zazuar nace de la supuesta existencia de 7 ermitas en territorios municipio homónimo en la antigüedad de las que hoy solo quedan los restos —al menos descubiertos— de la de San Vitores en las inmediaciones del alto que lleva el mismo nombre.

Para crear la ruta se ha partido de los parajes que llevan nombres de santos y en base a ellos se ha diseñado la ruta por todos ellos —excepto San Juan, que queda lejos y al sur del territorio municipal, lo cual habría alargado mucho la ruta— con la excusa de caminar y conocer un poco más los alrededores que de otra forma pasarían inadvertidos. Ni que decir tiene que no existe ninguna evidencia de que las posibles ermitas se encontraran en los parajes señalizados. Por lo tanto se trata de un mero acto de imaginación y disfrute al que se invita al caminante.

Para poder unir todos los puntos de una forma rápida y sin dar excesivos rodeos, se recorren pequeños tramos campo a través, otros sobre caminos invadidos por plantaciones de cereales e incluso se atraviesa la presa cercana sobre el Río Duero por un paso que puede resultar dificultoso para algunas personas puesto que hay que pasar entre árboles y saltar sobre un paso de agua de cierta longitud. No obstante, la mayor parte del recorrido es por pistas de tierra compacta y piedrecillas por las que se avanza sin dificultad.

*Hay más información en cada uno de los waypoints señalizados en la ruta.


Descripción:

La ruta comienza frente a la puerta principal de (1) Iglesia de San Andrés de Zazuar [PK 0,0] —de unos 40 metros de largo por unos 20 de ancho construida durante varios siglos y finalizada con el aspecto actual en el s. XIX— desde donde se toman las escaleras en sentido descendente para bajar por la Calle Iglesia hasta la Calle Tenerías y tomarla brevemente hacia la derecha para después salir a la carretera a la izquierda y tomarla hacia la derecha [PK 0,2].

En la carretera BU-925 y por la acera derecha se va saliendo del pueblo visitando el primer paraje que queda al fondo a la derecha la (2) Ermita de San Vitores [PK 0,4]. Es una pequeña ermita a la entrada del pueblo entre la carretera y la calle ascendente de El Humilladero fundada por la Cofradía de San Vitores cuyos estatutos datan del s. XVII. Es de planta rectangular y tiene unos 17 metros de largo por unos 8 de ancho y una altura de no más de 4 metros. Las fachadas están hechas con la técnica de mampostería a excepción de las esquinas de sillería. Además la ermita consta de dos ventanas, una centrada en la cara norte y otra de menor tamaño a la derecha de la cara sur, la primera de ellas rematada con un marco a base de ladrillos. Centrada en la cara sur se encuentra la puerta principal de madera con marco de piedra y arqueada en la parte superior.

La cubierta es de tejas tradicionales y se sustenta sobre la fachada mediante tres filas de ladrillos. En el lado oeste del tejado se encuentra el modesto campanario de piedra de mampostería con un hueco interior para la pequeña campana, coronado por una pequeña cruz de hierro. En la cubierta, sobre la puerta, hay otra cruz de mayor tamaño en cuyos laterales se pueden leer las iniciales «SV». La ermita se abre el día de San Vitores —26 de agosto—.

Esta ermita no ha de confundirse con las ruinas de la antigua ermita de San Vitores que se encuentra en el monte y por la que también se pasa [PK 8,2]; paraje al que se realiza una peregrinación también el día de San Vitores.

Tras visitar la ermita, se prosigue por el arcén de la carretera, puesto que un poco más a adelante queda un paraje conocido como (3) San Miguel [PK 0,8]. Al que se accede por un camino en el lado derecho de la carretera [PK 0,7] que conduce hacia una explanada con un pequeño almacén de material con un bunker de ladrillo en su parte baja, junto a un pabellón de uso industrial. En realidad, la zona que lleva el nombre de San Miguel no se ciñe únicamente a este lugar, pero se ha escogido esta localización por su fácil acceso y por su planicie. ¿Habría antaño por aquí cerca alguna ermita, tal vez en el lugar de alguna de las edificaciones actuales?

Tras un rato de imaginación, toca salir del lugar por el mismo camino por el que se ha entrado y retroceder brevemente por la carretera para tomar un camino que surge al otro lado de la misma [PK 1,0]. Este camino pronto se bifurca, y habrá que tomar la opción de la izquierda para terminar llegando al Camino del Molino [PK 1,4] que habrá que tomar hacia la derecha y recorrerlo hasta su fin dejando a la izquierda las ruinas del Molino de la Vega que da nombre al camino [PK 1,8+]. A partir del Camino del Molino se verán marcas blancas y amarillas del PRC-BU 71, pero es mejor no prestarlas atención, pues aunque coinciden durante un buen tramo, puede terminar siendo contraproducente. Por este camino se abandona momentáneamente el municipio de Zazuar.

Al final del camino [PK 2,5] se toma la pista que proviene de Quemada hacia la izquierda dejando a la derecha una zona de mesas y chopos y más adelante el edificio de la antigua tejera y pasando sobre el Puente Romano de la Tejera o el contiguo más moderno para el paso de vehículos [PK 2,9]. Tras pasar el puente a la derecha se puede ver una mesa en la ribera del río Arandilla.

Se llega a una encrucijada de caminos donde supuestamente se abandona el trazado del PR, pero al de poco se vuelve a recuperar al tomar el camino que queda más a la izquierda señalizado con un poste de madera [PK 3,0] —esto se debe a los requiebros que hace el PR en esta zona, y por eso podía resultar lioso seguir las marcas—. Este nuevo camino paralelo al río Arandilla, el camino de San Pedro, conduce al paraje que lleva el mismo nombre para lo cual hay que seguir por el camino unos 600 metros, y justo donde termina un terreno de labranza y comienza una arboleda desviarse a la derecha [PK 3,6].

Se toma un camino casi borrado del mapa a cuya derecha queda la tierra de labranza antes citada y a cuya izquierda surge una plantación de frutales señalizada con una cruz de madera. Se llega hasta el final de la misma y se toma un tramo sencillo de campo a través hacia la izquierda hasta llegar a una choza derruida de adobe que sirve de límite entre el bosque y los campos de cultivo [PK 3,7]. Durante el recorrido por este último camino se ha vuelto a entrar en el término municipal de Zazuar y ya no se volverá a salir más.

Esta zona que se está pisando es la conocida como (4) San Pedro y es la que da nombre al camino que se ha abandonado y al que se va a volver con posterioridad, paralelo al río. Como ocurría con la zona de San Miguel, también se trata de una planicie en la que no resulta difícil imaginar la existencia de alguna antigua ermita, tal vez también sobre alguna de las 3 casetas que se ven por la zona.

Toca seguir de frente por un camino comido por las hierbas rastreras y fácilmente transitable aunque visible a duras penas para terminar saliendo de nuevo al camino de San Pedro [PK 4,0] por el que hay que continuar hacia la derecha hasta el punto en el que las tierras de labranza de la derecha den paso a un pinar [PK 4,2]. En ese punto habrá que girar a la derecha y tratar de buscar un caminito estrecho por el que ascender dejando a la derecha un muro de piedras a media altura y llegando a una explanada con un corral en ruinas.

Este paraje cercano al Alto del Colodro lleva el nombre de (5) San Cosme [PK 4,5]. Una vez más se ha optado por una pequeña explanada con restos de alguna edificación como ésta para fijar la posible ubicación de alguna antigua ermita. Además se trata de un bonito lugar con vistas intermitentes a Zazuar muy poco transitado y al que los restos constructivos le dan una especial belleza. Una vez visitado el lugar, toca seguir ascendiendo hasta el Alto del Colodro en dirección sur entre los pinos buscando el camino que hay ligeramente hacia la derecha saliendo a viñedos [PK 4,6].

De nuevo sobre camino firme, en breve habrá que tomar la opción de la izquierda [PK 4,7] para comenzar con el ligero descenso y llegar a otro camino que habrá que tomar hacia la derecha para llegar al tendido eléctrico y el cortafuegos bajo él [PK 5,1] que habrá que tomar hacia la izquierda. El cortafuegos que asciende y desciende progresivamente no tiene pérdida puesto que va más o menos recto y sin desvíos dudosos hasta llegar a la bajada pronunciada que atraviesa la carretera de Zazuar a Vadocondes BU-V-9301 [PK 5,4], dejando un par de bancos a la izquierda.

Se atraviesa la citada carretera y se sigue bajando por un camino bien marcado entre las hierbas para llegar a una pista de arena compactada [PK 5,5] que habrá que tomar hacia la derecha. En breve se pasa junto a una zona con una fuente, tres bancos y una mesa y en ese lugar hay que tomar la pista que surge a la derecha [PK 5,7] dejando a la izquierda y en las alturas el antiguo depósito de Zazuar tapado por una gran loseta de hormigón. Se asciende progresivamente y la pista se acaba. Toca atravesar unos viñedos en línea recta durante poco más de 100 metros dejando a la izquierda una construcción sin techo de ladrillo para llegar de nuevo a otra pista que sigue ascendiendo.

Precisamente por esta zona se encuentra el (6) Alto de San Cristóbal, desviándose a la izquierda por la pequeña masa forestal en la que se adentra la pista saliendo a una zona de viñas marcada con una cruz y con unas telas a modo de espantapájaros colgadas de un pino. Visitado el paraje, toca volver a la pista que en breve sale de nuevo a la carretera BU-V-9301 [PK 6,1] que en pocos metros se vuelve a abandonar por un camino que surge a la izquierda.

Este nuevo camino recto se adentra en una zona de extensos viñedos que figura en los mapas como «La Llanada» —y con razón— y deja a la izquierda una pequeña choza [PK 6,2] para refugio de los viñadores. Al final del camino habrá que girar a la derecha [PK 6,3] para, unos metros después, al llegar a un pinar volver a girar a la izquierda junto a un pino marcado con un «33» [PK 6,5]. Por este camino arbolado habrá que seguir de frente durante unos 800 metros pasando por dos cruces. A la derecha de este camino podría haberse situado también la ermita de San Cristóbal. ¡Que no falte la imaginación!

Tras haber pasado el cortafuegos y el tendido eléctrico de largo, se llega al final del camino en el que se toma el transversal hacia la izquierda [PK 7,3]. Un poco más adelante este camino va a dar al que conduce a la antigua ermita de San Vitores [PK 7,5] —la única de la que quedan restos visibles— que habrá que tomar hacia la derecha dejando a la izquierda una granja de cerdos de reciente creación, para ascender progresivamente hacia el paraje donde se encuentran los restos.

Habrá que seguir recto por este camino durante unos 500 metros hasta un punto donde describe un giro de unos 90º a la derecha. En este punto habrá que seguir más o menos de frente entre dos pinos por un camino apenas visible y que es fácil que pase desapercibido [PK 8,0]. Anteriormente el desvío estaba señalizado por dos papeles plastificados muy bien fijados en sendos pinos, pero actualmente no queda ni rastro.

Avanzando por el camino, tras unos 200 metros se divisa una especie de cruz con losas de hormigón en un terreno ligeramente en cuesta hacia arriba. En este punto se situaría la (7) Antigua ermita de San Vitores. Y un poco más allá unas ruinas de bastante mayor extensión [PK 8,2]. Si uno se acerca se puede leer en un cartel fijado a un pino «PAZO DE SAN VITORES. AÑO 1600». ¡El caminante puede sentirse como en Galicia tras los kilómetros recorridos!

Ahora toca volver sobre los pasos hasta la anterior pista, no sin dejar de ver los restos de una pequeña edificación, que queda en el sentido de vuelta unos metros a la derecha de la cruz de hormigón. ¡Cuál es la sorpresa cuando durante el camino de vuelta se divisan a lo lejos en el suelo los carteles que anteriormente estaban fijados en los pinos indicando el desvío a San Vitores! Al no disponer de herramientas necesarias para su recolocación se opta por fijarlos provisionalmente al suelo con piñas y palos de la zona, lo que lleva unos 20 minutos.

Una vez reseñalizado el desvío —aunque durará bastante poco— toca volver por la misma pista que a la ida hasta el lugar donde se encontraba la granja de cerdos para desviarse a la derecha por el camino que la bordea dejándola justo a la izquierda [PK 8,8]. Más o menos a la mitad de la granja surge un camino a la derecha por una zona boscosa que habrá que tomar [PK 8,9]. Toca seguir por este camino unos 400 metros hasta el punto en el que se divide en dos y hay que seguir por la izquierda entre una tierra de cultivo y una zona de matorrales.

Se atraviesa el siguiente camino y se sigue de frente [PK 9,6] descendiendo ligeramente hacia la derecha y adentrándose en una chopera —señal de que el Río Arandilla está cerca—. Tras unos metros el camino se estrecha, pero sigue siendo claramente visible y describe un giro a la izquierda. En breve se llega a la presa sobre el Río Arandilla [PK 9,8] que queda a la derecha.

Habrá que atravesar la presa por el murete de hormigón inicialmente limpio, pero que tras un pequeño giro a la izquierda, se ve invadido por los árboles. Habrá que abrirse paso con paciencia, en algunos casos descendiendo un poco a la rampa que queda a la izquierda. Finalmente solo queda pasar sobre la zona por la que pasa el caudal de seguridad con la ayuda de una pequeña vara de metal al otro lado y mediante una gran zancada.

Habiendo atravesado el río habrá que tomar la pista que nace hacia la izquierda durante unos 300 metros; punto en el que habrá que hacer un giro brusco a la derecha para atravesar por lo que debería de ser un camino a través de una tierra de cultivo, pero que los cereales han cubierto por completo, intuyéndose solo en algunas zonas las trazas de un antiguo camino [PK 10,0]. En otras épocas del año es más fácil de transitar, puesto que existe trazado. Tal vez resulte más fácil dependiendo de la época, seguir de frente nada más pasar la presa y así rascar algunos metros —se ve el acortamiento claramente sobre el mapa—.

Tras andar durante unos 200 metros por el borde de la plantación atravesando una pequeña zona húmeda, aparece un camino a la izquierda que nace en un pequeño puente sobre un canalito —siguiendo de frente por la presa se habría llegado más rápidamente—. El camino, casi borrado también por las plantaciones, sigue de frente y después gira a la izquierda para terminar saliendo al (8) Camino de Santiago [PK 10,7]. Pese a su nombre santo, por este camino no encontraremos a ningún peregrino ni edificaciones religiosas. Habrá que seguir de frente campo a través sobre unas rodaduras más o menos marcadas que conducen hacia un tendido eléctrico para, tras unos 200 metros llegar a un camino que habrá que tomar hacia la derecha y después a la izquierda para llegar a la carretera BU-925.

Al llegar a la carretera [PK 11,2], se toma hacia la derecha y un poco más adelante [PK 11,5] se abandona por un camino que surge a la izquierda pasando sobre una zanja por un puentecillo. Este camino entre viñedos y plantaciones de cereal se bifurca más adelante [PK 11,8]. En ese punto habrá que girar a la izquierda y después a la derecha y de nuevo a la izquierda para llegar al camino de San Isidro [PK 12,1] que habrá que tomar hacia la izquierda para en breve llegar a la (9) Cruz de San Isidro [PK 12,2].

En la zona de la cruz hay 5 almendros y 3 castaños, además de un camino que nace a la izquierda y llega a una caseta con un pozo desde la que hay buenas vistas pero a la que no se llega. Tras descansar un rato bajo la sombra de los árboles, se prosigue hacia adelante por el camino de San Isidro y se llega a un cruce, primero con un desvío hacia la izquierda, seguido de otro hacia la derecha [PK 12,8]. Se toma este segundo, comenzando así un ligero ascenso y llegando hasta el siguiente cruce donde habrá que girar a la izquierda [PK 13,2] comenzando un camino descendente que llega hasta el camino de Don Galo [PK 13,9].

Se sigue descendiendo por este camino hacia Zazuar tomando en unos pocos metros el segundo desvío hacia la derecha [PK 14,2] dejando a la izquierda un pabellón. Este nuevo camino describe un giro a la izquierda y pronto llega al Camino Cuesta el Veinte [PK 14,5] que se toma hacia la izquierda pasando junto a las cuevas cavadas por las plagas de conejos y donde nuevamente habrá que desviarse a la derecha a los pocos metros [PK 14,7] por el Camino Real para abandonarlo por un caminito que surge enseguida a la izquierda y que sube a una pequeña loma.

Hay que usar como referencia la antena de telecomunicaciones para guiar los pasos, puesto que hay que pasar entre ella y el depósito de aguas [PK 15,0] que queda a su derecha por una pista que vuelve a ensancharse. En breve, en la bifurcación, se gira a la derecha para continuar con la pequeña ascensión y llegar a la (10) Cruz de San Roque [PK 15,2] desde donde se goza de una buena panorámica de Zazuar entre matas de tomillo salsero.

Ya solo queda bajar por el Camino de San Roque pasando junto al cementerio [PK 15,5], que queda a la derecha, lugar donde antiguamente debía de haber una (11) Ermita de San Roque y/o San Gregorio puesto que el cementerio debía de encontrarse junto a la iglesia de Zazuar pero hubo de ser trasladado a las afueras para evitar enfermedades al lugar donde se encontraba la ermita.

Siguiendo por el camino se llega a la zona de bodegas de Zazuar y de frente queda de nuevo la Iglesia de San Andrés donde se ha comenzado el recorrido. En esta ocasión se opta por bordear la iglesia por el lado izquierdo pasando junto a la bodega Belén y atravesando un camino de tierra que finaliza en un peldaño de piedra para llegar finalmente a la explanada de la iglesia donde se ha comenzado y termina la ruta [PK 16,0].

Ya solo queda por presentar a la última santa del recorrido, patrona de Zazuar junto a San Andrés: (12) Santa Isabel —madre de Juan Bautista— cuya festividad se celebra el 2 de julio —fiestas mayores de Zazuar— según el Vetus ordo en las que se hace una procesión por el pueblo que comienza y finaliza en esta explanada. En la procesión se escenifica la visitación de la Virgen María a Santa Isabel al comienzo de la calle Ruperto Sanz. Aunque hoy en día la iglesia ha trasladado esta festividad al 31 de mayo, en Zazuar se sigue haciendo a la vieja usanza para respetar la tradición y aprovechar las fechas veraniegas.



Fuentes:

Durante la ruta solo hay fuentes en el casco urbano de Zazuar y en el PK 5,7.


Tiempos aproximados:

En movimiento: 3 h 23 min.
Paros: 1 h 03 min.
Total: 4 h 26 min.


Índice IBP:


Dificultad MIDE:

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta