Coordenadas 459

Fecha de subida 31 de mayo de 2014

-
-
86 m
2 m
0
3,2
6,5
13,0 km

Vista 2382 veces, descargada 15 veces

cerca de Cervás, Galicia (España)

Comenzamos la ruta el día 16 de abril de 2014 a la 1 de la tarde desde la playa de Chanteiro. Esta ruta permite disfrutar a través de pistas y senderos de las numerosas vistas costeras del concello de Ares. El objetivo principal era llegar al pueblo de Ares desde la playa de Chanteiro recorriendo Punta Segaño, visitando las baterías. A continuación, volver a la playa de Chanteiro y seguir la ruta hacia Ares pasando por Punta Coitelada y Punta Avaresta.

Tardamos una media de 3/4 horas realizando paradas para expediciones en las baterías de Chanteiro, además de para comer en las mismas. También realizamos una parada de Punta Coitelada para disfrutar de las vistas y tomar un descanso después del ascenso desde la playa. El último descanso que cotamos fue un poco antes de llegar a Punta Avaresta, dónde disfrutamos de las vistas y de un maravilloso grupo de delfínes. No volvimos a realizar paradas hasta llegar a nuestro destino.

Nuestro pequeño diario de ruta:

La primera parada que realizamos fue en la Ermita de Chanteiro, una edificación que data el siglo XV y que lleva consigo leyendas como la del voto de Chanteiro.

A continuación, llegamos a la entrada de una pista de arena, la cual nos llevó a Punta Segaño. Una vez allí, visitamos las baterías de guerra allí construídas en el siglo y XIX las menos antiguas. Aprovechando las vistas que abarcan desde las Islas Sisarga, pasando por Arteixo y A Coruña hasta la parte norte de la Ría de Ferrol (Cabo Prioriño), donde existen otras instalaciones militares.

Una vez que terminamos de comer, continuamos la ruta por un camino de tierra secundario que conduce a una parte lateral de la playa de Chanteiro. Una vez allí, cruzamos la playa hasta entrar en otro sendero de las mismas caracteristicas que el anterior que está situado al lado contrario que por donde entramos a la playa. Esta pista nos dirigió a Punta Coitelada.

Desde ese momento continuamos nuestro trayecto por un camino secundario bastante escarpado que rodeaba la costa. Fue allí donde paramos de caminar al divisar en el mar un numeroso grupo de delfines. Continuamos por una zona boscosa que rodeaba el acantilado hasta llegar a una amplia pista de arena que nos dirigió a Punta Avaresta. Rodeamos la costa de ese lugar hasta encontrarnos con una inclinada pendiente que nos resultó dificil de bajar y que atrasó nuestro ritmo. Una vez superada, caminamos largo rato por un trecho boscoso disfrutando de la flora que este nos ofrecía hasta que llegamos a una carretera secundaria, ya muy cerca de nuestro objetivo.

A continuación adjuntamos un vídeo en el que muestra más al detalle nuestro día de ruta:

Ver más external

Nuestra primera parada la realizamos en la Ermite de Chanteiro, una edificación que pertenece a la parroquia de San Pedro de Cervás, municipio de Ares (La Coruña). Edificada en la segunda mitad del s. xrv. Es de estilo gótico. Esta ermita cuente con la leyenda del voto de Chanteiro que tuvo su origen en una epidemia que devastó Ferrol y su comarca durante principios del siglo XV, causando numerosas muertes. Las autoridades civiles de la zona hicieron un voto a la Virgen de la Merced de Chanteiro, que en aquella época dependía del Convento Franciscano de Montefaro. La peste menguó y entonces quedó instituido el voto, estableciéndose la fecha de celebración el martes después de Pentecostés. Durante la celebración, los lugareños ofrecían a la virgen un canastillo de flores conocido como la "Flor de Chanteiro". Durante casi ciento veinte años, a partir de la Desamortización de Mendizábal, el Ayuntamiento de Ares abandonó la ofrenda a la Merced, recuperándola nuevamente en el año 1954 y volviéndola a perder en los años 80, al menos de manera religiosa, puestos que los romeros acudían igualmente a la ermita, por lo que se volvió a instaurar. Actualmente se celebra entre los municipios de Ares y Mugardos, alternándose cada año uno en su preparación.
Las baterías de Punta Segaño datan el año 1920 y tienen un amplio acceso de tierra, por lo que también es posible acceder en coche si lo deseas. Al entrar en esa zona, encontramos a la izquierda la denominada Batería de Salgueira, utilizada en su momento para la protección de la Ría de Ferrol. Por otra banda, también podemos ver a la entrada un edificio utilizado como cuartel militar y detrás de este, cinco bases circulares de antiguos cañones, considerada como la parte más alta de Punta Segaño. Desde este punto podemos ver una segunda batería, que data el 1901 y al avanzar nos encontramos con un túnel que accede a las instalaciones interiores y hacia los espacios de los antiguos cañones. Al final, de este, podemos subir a la patrte superior de los cañones y observar toda la ría, pero desde la costa es imposible divisar ninguno de los espacios de cañones.
Es una playa con forma de concha, de arena dorada. Está ubicada en la ensenada de Ares, entre Punta do Segaño y Punta Coitelada, en un entorno semiurbano. Es cálida, ventosa y con oleaje moderado, ideal para windsurf, la vela y los deportes naúticos, como el buceo. Tiene una zona de fondeo de embarcaciones. Esta playa es buena para nadar y disfrutar del agua además de disfrutar del sol en un ambiente tranquilo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta