Coordenadas 4419

Fecha de subida 6 de junio de 2016

Fecha de realización junio 2016

-
-
535 m
205 m
0
5,7
11
22,63 km

Vista 1206 veces, descargada 62 veces

cerca de Camarmeña, Asturias (España)

22 de Mayo de 2016

Con los pies algo cansados del día anterior, consecuencia de la grata experiencia del Soplao adaptado...., nos disponemos a realizar esta gran ruta de senderismo, de reconocimiento internacional.
La ruta del Cares, se trata de un desfiladero que discurre paralelo al cauce del río del mismo nombre, ubicada en pleno Parque Natural de los Picos de Europa.El itinerario, une las localidades de Poncebos (en la vertiente asturiana), y Caín (vertiente leonesa).
Un trazado espectacular, de unos 11 kms aproximadamente, que no deja a nadie indiferente, y que va a hacer que las cámaras de fotos echen chispas.
Permite hacerlo en los dos sentidos, saliendo de cualquiera de los dos puntos, sin problema ninguno.
Nosotros lo vamos a realizar saliendo desde Poncebos, y haciendo el trazado completo, de ida y vuelta, es decir, Poncebos - Caín - Poncebos.

Tras aparcar junto a la entrada del funicular de acceso al pueblo de Bulnes, nos preparamos para esta ruta que tantos años llevo esperando hacer. Allí estamos...Juan, el conocedor de la zona y artífice de este finde de enmarcar, Fosy y su "patapalo" (quien mal empieza, mal acaba), Fran, el hombre mochila, (que no falte de ná), y el que suscribe.

Comenzamos en suave subida por tramo asfaltado y con el día mejorando por momentos, tras la manga de agua de la noche.En seguida, dejamos el asfalto definitivamente, para comenzar el tramo más exigente de la ruta; una subida ya por camino de piedra y roca, que se prolonga durante unos dos kms o algo más, hasta llegar a "los Collaos".
Las vistas son de escándalo a medida que cogemos altura.

A partir de aquí, tras un ligero descenso, el trazado es prácticamente llano.Tramos excavados literalmente en la roca, precipicios no aptos para quien tenga vértigo, una senda estrecha recorriendo la ladera de las montañas, maravillosas vistas sobre la cuenca del río Cares....en resumen, una combinación de ingredientes que dan lugar a una ruta única.

Con un ritmo tirando a ridículo debido a las mil y una paradas, con sus consecuentes mil y una fotos, (seguramente me quede corto), vamos avanzando por el trazado que no admite ninguna pérdida.

Llegaremos a la Pasarela de los Martínez, un elemento superpuesto de metal y madera, para reconstruir la senda desaparecida tras un desprendimiento en el año 2012.Una rejilla en el suelo te pone a prueba de vértigos.

Seguimos avanzando, pasando algún pequeño túnel, y llegamos hasta el Puente de Bolín, por el cual pasamos al otro lado del cauce.Entramos en la zona más encajonada de la garganta.Volveremos al margen derecho, tras cruzar posteriormente el Puente de los Rebecos, justo antes de llegar a la preciosa zona de túneles enlazados, que nos dejan junto al salto de agua de la pequeña central.En este punto volvemos a cruzar por tercera vez el Cares.

El desfiladero se abre al valle repentinamente, y aún tendremos que cruzar el río de nuevo antes de llegar a Caín.No he parado en todo el camino de fijarme en la evolución de las nubes, y aunque el resto del cuarteto se lo toma a cachondeo,....yo ya lo veo venir...

Cerveza,...otra cerveza,...terraza bajo las imponentes montañas en este pequeño pueblo leonés.Agradecer a la mujer del establecimiento el préstamo sin cargo del cargador del móvil, abrasado de fotos....
Y como una cosa lleva a la otra,..huevos fritos con jamón, chorizo, patatas, ensalada, café y chupito hierbas para encarar la vuelta con los pies calentitos.

Dejamos atrás la localidad de Caín y la panorámica es la siguiente: Juan con los pies en el río, diciendo que que bien, y que fría entre juramentos,.. Fosy renqueante, con la rodilla como un cromo ( y lo que queda...)..Fran, buscando cosas por la mochila, pilas, comida, cacahuetes, peladillas..y yo pues bueno, me limito a pronosticar, y si,...nos va a caer la del pulpo.

Nos toca realizar el camino en sentido contrario.Los modelos (Juan y Fran), siguen haciendo las 500 fotos que se han dejado de hacer a la ida...y Fosy y yo para adelante, con la pierna a rastras y con la nube encima.

Nos reagrupamos, superamos a un grupo de ingleses, que no se que dicen, y a medida que vamos avanzando pasa lo que tenía que pasar.
Un mangazo de agua de los buenos, de esos que te bajan unos cuantos grados, hasta pasar de la primavera al otoño.

Esta será la tónica del viaje de vuelta,...me pongo el goretex, me quito el goretex,...breves tormentas, algo más suaves que la primera.
Llega el momento de subir el corto tramo que bajamos por la mañana.En este lugar, existe la alternativa de bajar hasta el cauce del Cares, por una estrecha y empedrada senda.No es cómoda pero merece la pena el acercamiento al río.Por supuesto ha sido la opción elegida por unanimidad, antes que la de seguir el camino de ida que hicimos horas antes.

Ya está hecho!!
Solo nos queda un tramo plano junto al río, de vuelta a Poncebos.
Que bien,!!...no?....Pues eso,...no!!
Toca para remate de ruta los ataques de las cabras.Cierto es, que en la senda superior, con mucho más movimiento, las cabras están un tanto alejadas de nosotros, pero en esta senda junto al río, mucho menos concurrida, están en su propia casa,..y...
Ahí están en medio del camino y que si paso, que si mira, que si arranca..al final conseguimos pasar y dejarlas atrás,...
Ojo, que la cabra es mal bicho, y en esos momentos arrancan traicioneramente y vienen a todo gas con ánimo de embestir.Fosy corriendo como si tendría la rodilla como nueva, y Fran más o menos, mientras buscaba alguna piedra en la mochila..
Juan y yo perplejos, admiramos el majestuoso espectáculo de toreo de cabra sin capote,...descojonándonos.
Ahora entiendo la canción de "la puta de la cabra, la madre que la parió".

Llegamos a Poncebos, con el tiempo justo para pedir otras medias, antes de que caiga otra manga de agua, que esta vez nos pilla a cubierto.Si ya os decía yo!!!

Es una ruta para hacerla y que no te la cuenten.Las anécdotas de las tormentas y las cabras, animan un recorrido disfrutado y descubierto sobre todo en la ida, al tratarse de una ruta de ida y vuelta, no circular.
Impresionante, espectacular, un tesoro para los senderistas que se debe de cuidar con ahínco. Por si fuera poco, no es exigente físicamente, está al alcance de cualquier persona con un mínimo de buen estado físico, incluso niños, (con mucha precaución por los precipicios en zonas puntuales).Tener en cuenta que si se hace ida y vuelta, son en torno a 22 o 23 kms, y que conviene llevar agua en días de calor (no hay fuentes, aunque si agua en abundancia, pero de potabilidad dudosa).

En resumen, un rutón cinco estrellas, con una compañía cinco estrellas,...y otro finde de los que pasan a la historia de la O.P.
Gracias chavales!!!

El desnivel real será en torno a unos 700 mts, no lo que indica el track, consecuencia de la perdida de satélites en diversos puntos del recorrido.

6 comentarios

  • Marc PF 06-jun-2016

    Hola!
    El desnivel es correcto? Son 2500 metros positivos?? La ultima semana de mes vamos por la zona i queremos hacer esta ruta entre otras.
    Gracias!

  • Marc PF 06-jun-2016

    Por cierto, quantas horas se tarda?? Gracias!

  • Foto de ELMUNI

    ELMUNI 06-jun-2016

    Ponle que pueden ser unas seis horas ida y vuelta, si vas tranquilo y haciendo muchas fotos.
    Una cosa, el.desnivel acumulado no lo tengáis en cuenta, porque los gps, pierden cobertura y dan fallos.
    El track esta retocado con mapsource.
    Es una ruta.sencilla y preciosa.
    Y bastante suave de perfil.

  • Foto de ELMUNI

    ELMUNI 06-jun-2016

    Salvo los dos primeros kms saliendo desde Poncebos, que son en suave ascenso, el resto de la ruta es prácticamente llana.
    Como te digo el acumulado es erróneo.

  • Marc PF 06-jun-2016

    Perfecto! Muchas gracias por todo!!!

  • Foto de ELMUNI

    ELMUNI 07-jun-2016

    Saludos y a disfrutar de la ruta!!!!

Si quieres, puedes o esta ruta