Coordenadas 5491

Fecha de subida 26 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

-
-
1.606 m
127 m
0
26
53
105,12 km

Vista 792 veces, descargada 21 veces

cerca de Bárzana, Asturias (España)

Día 1
Partimos de Burgos a las 6 de la mañana camino a Asturias, mas concretamente a Villaamarcel, un pueblo alargado de calles estrechas, donde encontramos nuestro primer problemilla, ¿Donde aparcamos la furgoneta?, preguntamos a unos paisanos y nos comentan que en lo alto del pueblo existe una explanada donde podremos dejar la furgoneta mas de un día sin que moleste a nadie, así que hacia allí que nos dirigimos, llegamos a lo alto del pueblo y allí encontramos lo que los asturianos llaman explanada, un par de metros cuadrados de hierba, así que allí aparcamos, al lado de una nave, nos echamos las mochilas a la espalda, nos damos cremita y empezamos a subir por una pista con firme de cemento, a la izquierda y a lo lejos podíamos observar algunos picos de montañas nevadas, al mismo lado pero mas cerca, a medida que ascendíamos íbamos encontrando praderas típicas de esta tierra, encantados con el maravilloso día que hacia, nos disponemos a hacernos unas fotos para que quede constancia de esta experiencia y de la nada aparece un perro de pelaje negro que al principio nos da algo de respecto ya que no sabemos a que viene pero resulta ser muy simpático y lo único que quería era juguetear.
Seguimos ascendiendo por la pista, teníamos un nuevo acompañante que nos seguía muy de cerca para no despistarse y perderse, a lo largo de este ascenso encontramos algunos pilones para que las vacas puedan beber, pero ninguna fuente.
Nos topamos con un 4x4 que bajaba de lo alto y nos da algunas indicaciones en asturiano, también nos comenta que en lo alto hay yeguas. Llegamos al alto, un paisaje precioso, así que nos hicimos algunas fotos con las yeguas y las montañas detrás, el camino continua, pero ya no hay asfalto, divisamos unas casucas, cada una con su árbol correspondiente al lado de la puerta, algo muy curioso, tomamos un desvío a la izquierda, justo a lado del cercado donde se recogen las
yeguas, ahora el camino no está tan marcado como antes pero, se camina bien y esta algo pisado por los animales, en este tramo se pueden encontrar restos de hierro, provenientes de una mina de hierro que debe haber por ahí cerca; se observan valles y vaguadas, el camino cada vez esta menos claro pero se puede pisar bien por todos los sitios y se atraviesan éstos, con el fin de encontrar un bajada; justo antes de comenzar la bajada decidimos echar a nuestro fiel amigo, pero no somos capaces, nuestro gritos y gestos no hacen su efecto, vemos que aparece un pastor de cabras y éste nos ayuda a espantarlo, ascendemos un poco mas y paramos para comer, a mi personalmente me pareció que paramos en el mejor lugar, unas vistas de envidiar para comer unas albóndigas de carretilla, un poco de queso de cabra e hidratarnos.
Después de esta parada tan merecida continuamos, comienza la bajada, un trazado bastante transitable, no es un camino definido pero se puede ir deduciendo, justo cuando divisamos una ladera a la izquierda, se puede bajar por ahí sin problemas y acortar el camino, a lo lejos se ven montañas de bosques frondosos.
Continuamos descendiendo y llegamos al comienzo de la pista de fresnedo, se aprecian unos arboles muy curiosos para mi gusto, me recuerdan a un cuento, también encontramos un pilón con agua y renacuajos.
La pista de fresnedo es de fuerte pendiente,40%, comienza siendo de arena y algunas piedras, hay que tener cuidado para no resbalar con algún canto y caer, mas tarde el firme es de asfalto, vamos observando a la izquierda alguna pradera y casas solitarias.
Legamos a Fresnedo, con ganas de tomarnos algo fresco, pero ni un bar, ni una fuente, salimos del pueblo a la carretera y nos dirigimos a cuevahuerta, antes de la cueva, a la derecha de la carretera hay unas mesas y una caseta de madera, donde se venden las entradas a la cueva, pero ni una fuente, nosotros cogemos la visita guiada a la cueva de 30 minutos pero también cabe la posibilidad de conocerla mas en profundidad durante 4 horas accediendo a ésta mediante un rappel, es necesario formar grupos para este tipo de aventuras.
La cueva es bastante amplia y se conoce por ese nombre por que a la entrada existe bastante vegetación, la visita a esta cueva es de agradecer después del calor que pasamos, nos comenta la guía que habitan algunas variedades de murciélagos y curiosidades sobre ellos como su solidaridad a la hora de compartir alimento, observamos algunas estalactitas y estalagmitas,nos adentramos bastante mas a lo que me esperaba. A la salida de ésta divisamos un incendio en lo alto de una montaña, pero no nos afecta.
Continuamos nuestro camino por la senda del oso, una vía verde, tiene su encanto, el paisaje ha cambiado respecto a lo de la mañana, pero no tiene ningún desperdicio,encontramos una fuente donde repostamos agua y también vemos por el camino una culebra deslizante que nos hace echarnos unas risas y algún que otro susto por miedo a lo que pudiera hacernos, llegamos a un pueblo donde encontramos una fuente y un pilón, se nos ocurre meter los pies en el pilón para relajar, y QUE GUSTITO!!
Esta senda se transita muy bien y no tiene desnivel.
Llegamos a Terverga , nuestro primer destino, nos alojamos en un albergue que pertenece a DEPORVENTURA, no hay nadie alojado, así que, como reyes en su palacio, una habitación amplia.
Nos duchamos y nos preparamos para ir a tomar algo, que ya nos lo merecemos, mas tarde buscamos un lugar para cenar, algo que se nos complica porque encontramos bares que no tienen nada para comer o son menus muy fuertes para cenar, pero por fin, al final del pueblo encontramos una pizzeria que nos pone un platos combinados que se parece mas al tipo de cena que nosotros busacamos.
Dia 2
Después de un reponedor descanso en el albergue, rehacemos las maletas y bajamos a desayunar , a desayunar había venido mas gente que a dormir.
Alquilamos unas bicis , comienza el segundo día, volvemos a la senda del oso, un trayecto en descenso en el hay que dar pocos pedales, pasamos por muchos túneles y observamos un rio a lo largo de nuestro camino, las vistas no tienen ningún desperdicio, a mi me encanto, me gustaría repetirla, pero si puede ser en tandem ya que en el albergue alquilan. También vemos a Pola y su hermana, dos osas que fueron rescatadas después de que un pastor matará a su madre.
Al principio de la senda no nos cruzamos con nadie, pero a medida que avanzábamos nos cruzábamos con mas gente, familias, grupos de gente en bici....
Tras 20 km dejamos las bicis y comenzamos a andar hacia las Xanas (Las hadas), conocido como el pequeño Cares, en un pueblo justo antes de llegar al pequeño Cares vivimos un encierro en primer plano.
Ascendemos a las Xanas, subimos al principio por una acera al lado de una carretera y luego por camino de piedras, mucho turismo en esta zona, vamos cogiendo altura y eso cada vez es mas bonito, se parece muchísimo al cares, es precioso, a mi es una de las cosas que mas me gustan de este intenso día, al final de este pequeño cares , subimos unas escaleras, vemos unas flores con forma de caracol y terminamos de subir por una pista de cemento hasta una ermita que esta justo antes del pueblo de Pedroveyo, donde tenemos reserva en el bar gustoso, un bar muy conocido por lo bien que se come, podemos corroborarlo, degustando una de las mejores sopas de pescado que he probado, y cabrito, el lugar es muy rural, al lado de un horreo.
En este pueblo hay fuente para repostar agua.
Continuamos nuestro día andando por carretera unos cuantos kilómetros, siempre con las montañas a nuestro lado, llegamos a un pueblo con una estatua de un soldado donde también se puede repostar agua,
continuamos por carreteras mas estrechas, vemos muchos horreos y alguna que otra culebra; en un momento tomamos un camino a la derecha con bastante vegetación pero transitable y volvemos a salir a la carretera, llegamos a un pueblo donde se ve un pantano, menudas vistas tenían las casas de ese pueblo, nos comentaba una lugareña que vivir allí es un lujo.
Al salir de este pueblo se puede acceder a un camino subiendo por una ladera y evitar tanta carretera pero no lo cogemos y seguimos por carretera. Mas tarde se puede acceder a otro camino pero había vacas y a mi me dieron miedo, estuvimos dudando bastante tiempo si pasar o no y finalmente nos dimos la vuelta, un poco mas de carretera y según el GPS se puede volver acceder a un camino pero hay perros en una casa, se pusieron a ladrar y nos dimos media vuelta,a pocos metros se podía volver a coger el camino y por ahí que fuimos, ésta era la definitiva,una gran subida por pista, nos encontramos a unos senderistas y nos comentan que siguiendo la pista llegamos a un pueblo cercano a Soto de Rey, nuestro destino para coger el tren. Andamos y todo lo que habíamos subido ahora había que bajarlo, recuerdo que íbamos hablando sobre el superpoder que nos gustaría adquirir a cada uno, a mi el de volar, para no tener que bajar. Por el camino vimos un limonero, cerezos y también algunas higueras. Llegamos al pueblo de Soto de ribera, al lado de Soto de rey y nos dice una señora que hace ya años que no pasa por ahí el tren de la FEVE, se nos desmontan un poco los esquemas ya que ese era nuestro plan para ir a Pola de Lena, anduvimos un par de kilometros por aceras y llegamos a la estación de RENFE, un señor un poco seco nos atiende y nos dice que para Pola de Lena el tren se coge en el anden 2 a las 19:14, hacemos espera tirados en un banco. Montamos en el tren que pasaba por unos cuantos pueblos entre ellos Mieres, y nos bajamos en la ultima estación, Pola de lena, estábamos flipando por que no había pasado el revisor pero nos llevamos la decepción al intentar salir de la estación, ahí era donde había que pagar, pero nosotros, españoles, fieles a nuestro país, hicimos alguna trampa. Con el dinero que nos ahorramos de este viaje en tren nos tomamos una sidra en un bar de camino al hotel donde nos íbamos a alojar ese día, la sidra y la banderilla que nos tomamos nos supo a teta.
Fuimos al hotel Lena, nos duchamos y salimos a cenar, vimos que había un mercado medieval, pero estaban recogiendo ya, fuimos hacia la plaza y ese día había orquesta en este pueblo, pero nosotros no estamos para dar saltos, sobretodo yo, que no puedo ni andar casi de las agujetas que tengo, cenamos un triplesandwich en un bar. Café, cigarro y a dormir.
Día 3
Amanecemos a las 8:30, vamos a desayunar a un bar llamado la palmera que al parecer abría bastante pronto, pero se ve que ese día no, así que desayunamos en e hotel camino de la plata.
Regresamos al hotel, nos lavamos los dientes y hacemos tiempo hasta las 10:00 que hemos quedado con el taxi en la puerta, que nos lleva hasta el alto de la cobertoria, un taxista bastante hablador, nos deja donde le dijimos, cuando nos bajamos del taxi y miramos el GPS nos damos cuenta que es mas abajo, así que bajadita hasta el cruce, andamos por carretera en ligero ascenso hasta encontrar a la izquierda un desvió de un comienzo de GR, el trazado cambia, ahora es senda-pista, seguimos el GR un buen rato, pero atentos al GPS , hay bastantes variantes y podemos despistarnos en cualquier momento, pasamos al lado de vacas.
En mas de un ocasión nos despistamos y nos equivocamos, es un recorrido muy bonito que te va adentrando en el bosque, algunas zonas serian intransitables con lluvia, estaban algo embarradas aquel día y no había llovido, así que con lluvia no
quiero imaginarme. Me gusto mucho este recorrido, empieza con vista de montañas y te vas adentrando en el bosque hasta no tener grandes vistas, íbamos solos por el bosque y nos encontramos a dos personas;
Este día es necesario llevar agua ya que no existe posibilidad de coger agua hasta llegar a Barzana, es todo un ligero descenso con cambios de trazado, pero siempre transitables. Este recorrido es precioso. Al final acabas en el pueblo de Bárzana, un pueblo bastante grande, con bares, escuela, polideportivos, alojamientos, taxis.....Allí comemos debajo de un horreo y hablamos sobre la posibilidad de hacer alguna modificación de esta ruta y empezarla en este pueblo en vez de en Villamrcel, aquí se puede aparcar sin problemas y el recorrido hasta Villarmarcel se podría hacer en taxi. Nos enteramos que lo que queda hasta Villamarcel es subida y no ligero descenso, algo que nos sorprende pero para bien, preferimos subir que bajar. Lo que queda es carretera con con curvas y vistas, 4,5km.
Casi llegando al destino se nos pone a llover, ya había aguantado bastante el tiempo.
Reconocer al compañero su habilidad, destreza, sabiduría o no se como llamarlo para poder ser capaz de haber trazado esta ruta circular de tres días que ha sido muy fácil de llevar a cabo; aun no se como ha podido hacerla desde un ordenador con Google earth sin ver la realidad. Ha sido todo fácil gracias a lo preparado
que lo llevaba todo, algo propio de personas muy perfeccionistas.
Simplemente, gracias por haber confiado en mi y dejarme haber compartido esta experiencia contigo. Sandra
Línea de Manzana
(Área Recreativa)
Quirós
Estación de Soto de Rey
Casco Urbano
Lena
Río Intermitente
Villamarcel

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta