-
-
49 m
8 m
0
1,0
2,0
3,94 km

Vista 59 veces, descargada 0 veces

cerca de Ove, Galicia (España)

"El vagabundo, que había empezado a caminar de noche, se encuentra en Ribadeo muy de mañana y con ganas de tomarse un desayuno caliente."
Camilo José Cela. Del Miño al Bidasoa
"Dejando a babor las puntas de San Miguel y de la Corbera, el vagabundo que va a decir adiós a la gentil y entrañable Galicia, se mete en Ribadeo por el paso a nivel del trenillo de vía estrecha que va hasta Villaodrid, al pie de la sierra de Meira." Camilo José Cela. Del Miño al Bidasoa
"El vagabundo, que no es un ducho, un diligente y sabio pescador, pesca seis peces en seis cuartos de hora y los vende, por seis reales, a una señora que marcha, rodeada de seis niños, por el campo de San Francisco, entre los árboles del campo de San Francisco." Camilo José Cela. Del Miño al Bidasoa
"En la plaza de Arriba, entre la Iglesia Nueva –la iglesia que se llamaba nueva hace ya más de un siglo- y de Santa Clara, entre San Francisco y el noble dibujo de la casa de los Ibáñez, el vagabundo, olvidado del mundo y de sus pompas y vanidades, se sienta en el suelo, a ver pasar la gente y tomar el sol, esa estrecha que derrocha sin conocer la ruina." Camilo José Cela. Del Miño al Bidasoa
"El vagabundo, quizá para no perder la costumbre, se da una vuelta por las ermitas, por San Roque y por la Trinidad, por la Misericordia y por Santa María de Chinquinquira, por la de la Orden Tercera y por San Sebastián, por los muros a cuyo cobijo tantos y tantos otros vagabundos habrán dormido, se habrán rascado el hambre o habrán hecho recuento de sus fuerzas, de sus fortunas o de sus calamidades." Camilo José Cela. Del Miño al Bidasoa
"El vagabundo, en el embarcadero de Porcillán, por las callejas de Ribadeo, va en busca del agua y de los peces del agua, de los relampaguillos que se brindan, como sacrificadas doncellas, a la paciencia del pescador." Camilo José Cela. Del Miño al Bidasoa
"El vagabundo, para saltar a Asturias, no sabe si acercarse a los embarcaderos de Porcillán, de la Cabanela o de la Figueirúa, y pedir un hueco en el primer bote que vaya a hacer el camino, o meterse, Eo abajo hasta el puente que lo salva." Camilo José Cela. Del Miño al Bidasoa
"El vagabundo piensa que, para mejor andarse el Eo, y puesto que Ribadeo ya ha de dejarlo atrás, no le vendrá mal llegarse a Vegadeo, que por algo se llamará así, y se decide por el polvo de la carretera en vez por la fresca salpicadura de la ría. Hacia el sur y siempre a la vera del tren de Villaodrid, el vagabundo, que va a decir adiós a Galicia, se mete por un camino marinero, de bellos horizontes y aires salobres, con gaviotas en la marisma, golondrinas en el cielo y rumorosas zagalas andando por la carretera." Camilo José Cela. Del Miño al Bidasoa

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta