Tiempo en movimiento  3 horas un minuto

Tiempo  4 horas un minuto

Coordenadas 2492

Fecha de subida 6 de enero de 2019

Fecha de realización enero 2019

-
-
1.343 m
1.093 m
0
3,8
7,5
15,08 km

Vista 123 veces, descargada 3 veces

cerca de Padiernos, Castilla y León (España)

Ruta moderada en parte por su longitud pero sobretodo por la bajada que hay desde el Peñasco Rubio que puede resultar complicada por el fuerte desnivel y la arena suelta; de todos modos SE PUEDE HACER FÁCIL,llegando hasta la salida de la dehesa de El Pedregal y bajar al pueblo, como se hizo en el Belén de 2018 con un total de 11,50km.

La ruta esta llena de contrastes, pues aunque empieza en el valle con amplios caminos entre tierras de labranza, cambia a terreno mas pobre, pedregosos, con impresionantes moles graníticas para terminar en medio de un encinar cubierto de espesos chaparros.

Salimos de la Plaza de Padiernos por el "camino de el cementerio" hasta llegar a las puertas de la dehesa de El Pedregal, sin entrar en ella, giramos a la derecha en dirección a Muñopepe, que cruzamos de Este a Oeste buscando el camino de Duruelo donde se encuentra la Fragua, El Potro y ya divisamos la Atalaya.

Tras detenernos un ratito en estas joyas continuamos entre los restos que nos dejaron los últimos canteros del pueblo hasta llegar al Canto del Cuervo; seguimos casi campo a través por trochas de ganado buscando la cueva del Gato que identificamos bien desde la distancia por la piedra partida que tapo su entrada.
Jugamos como niños por los recovecos de estas inmensas rocas y seguimos ascendiendo hacia el pino ya casi en la cota máxima de este tramo; pronto vemos la cantera de Praomojado, nuestro siguiente objetivo mientras disfrutamos de panorámicas de lujo sobre el valle Ambles, Paramera y Gredos.

Casi con la misma dirección Noroeste que traimaos al subir, bajamos suavemente de la cantera siguiendo los hitos, puesto que el GPS nos dio problemas en estos 300 mts; bordeamos la cerca de piedra por su parte mas alta viendo que al girar a mano izquierda el sendero empieza a descender hasta una portera de alambres que da acceso a la carretera de Casasola, por la que descenderemos otros 200 mts y nos salimos por la derecha.
Vemos mucho ganado suelto, pero seguimos las marcas de los vehículos que cruzan el prado hasta la puerta Oeste de la dehesa de El Pedregal, que cerramos como siempre y empezamos a ver las primera encinas, bien arregladas, que vigilana nuestro paso con la vista al frente puesta en los picos de Gredos que asoman por el puerto de Menga.
Tras pasar las casas y el altar, salimos de la dehesa y remontamos el arroyo del Redondillo (o Riojondo) a la sombra de los chopos si es verano y por fuera de la vaguada siguiendo este track si corre mucho agua.
OJO, hubo un problema en la grabación de la ruta y cuando cruzamos por segunda vez el arroyo, El GPS SE PARÓ, así es que en los siguientes 500 mts debes seguir los hitos de piedra que te llevaran en gran parte del camino pegado a la cerca de alambre de la derecha.
Llegamos a un pequeño claro, cruzamos de nuevo el río y seguimos pegados a la valla subiendo por la zona de piedras del Chorruelo donde tomaremos un descanso para disfrutar de la panorámica de toda la ruta.
Salimos a un difuminado camino con sigilo pues a 50 mts nos esperan media docena de "COLMENAS" en principio nunca hubo problemas pero conviene no molestarlas, seguimos hasta alcanzar el camino y las impresionantes puestas de la dehesa de Adijos que bordeamos siguiendo pegados a su pared.
El sendero se hace mas estrecha y bonito si cabe, pero debemos estar atentos a las marcas para no perder la trocha correcta, en esta zona el jabalí campa a sus anchas y es fácil tomar un camino erróneo, de todos modos lo importante es no perder mucha altura hasta llegar al Peñasco Rubio y disfrutar de las vistas sobre la dehesa de Montefrío, Rinconada, el Cerro de Gorría, Paramera, Valle de Ambles y por supuesto Padiernos.
Desde aquí el track sube un poco más hasta unas curiosas formaciones graníticas el Portal de Belén y El Trono.
Volvemos sobre nuestros pasos y a unos 25 mts al Oeste del Peñasco Rubio vemos que sale un sendero en dirección Sur, bien marcado con hitos de piedra pero en el que tenemos que extremar la precaución pues PIERDE BRUSCAMENTE ALTURA Y AL ARENA SUELTA NOS PUEDE COMPLICAR los 800 mts de bajada.
Salimos a campo abierto con un pinar a nuestra derecha, del que nace un recto y largo camino que seguiremos de vuelta a Padiernos sin ningún problema.



Distancia: 15 Km.
Duración: 4 horas (sin paradas)
Dificultad: media.


------------------------------------------------------------------
IMPORTANTE: Esta información tiene carácter únicamente orientaivo Quien quiera que haga uso y seguimiento total o parcial de este track incluidos sus datos adicionales, asume la plena responsabilidad ante los riesgos propios de la práctica de la actividad referida.
Espectacular mole de granito, que llama enseguida su atención por sus dimensiones tan cerca del casco urbano y con una serie de oquedades en su base que son y fueron refugio de los mas jóvenes; ademas en sus paredes exteriores se han localizado una serie de pinturas rupestres.
Podemos observar algunos restos de cantería, actividad a la que se dedicaban los vecinos de Muñopepe hasta los años 90 y que perfila la identidad del municipio; muy presente en todas su construcciones ya sean publicas, privadas, antiguas o modernas.
Aparte de las dimensiones del "canto" , aquí también podemos se localizaron pintuas rupestres.
Roca plana algo elevada donde años atrás, cuando estas tierras se sembraban con cereal, se utilizaba para dejar el grano encima de ella y así el ganado no se lo comia.
Dicen los mas mayores que en la cara sur de es estas rocas se abría una pequeña cueva que fue refugio de militares y se guardaban las armas en tiempos revueltos, pero que a mitad del siglo XX un rayo partió la piedra y oculto practicamente su entrada y el resto lo tapa a día de hoy la maleza
La trocha nos lleva hasta un portillo por donde pasamos la pared de piedra
Antigua fuente abandonada pero aun en años secos mana y deja su pequeño charco que se aprovecha para abrevar el ganado.
Según nos cuentan los vecinos en esta zona se extraía y tallaba gran cantidad de adoquines repartiendose por muchas ciudades españolas, posterior mente fueron los bordillos de hacera lo que salia de las explotaciones de Muñopepe.
Como el GPS nos dio problemas en estos 300 mts, seguimos los hitos sin perder altura bordeando una cerca de piedra que al girar empieza a descender hasta luna portera de alambres que da acceso a la carretera de Casasola, por la que descenderemos otros 200mts.
Seguimos las marcas de vehículos y nos llevan hasta estas puertas en el que encontraremos un cartel que nos pide " NO SALIR DEL CAMINO" ; RECORDAD QUE ESTÁIS EN UNA FINCA PRIVADA, SER RESPETUOSOS.
Según salimos por las puertas giramos a nuestra derecha remontando el cauce del arroyo si no corre, si veis agua tenéis dos opciones 1- seguir por vuestra derecha pegados a la cerca buscado la trocha del ganado que se distingue bastante bien. 2- Seguir este track que te saca un tramo fuera del arroyo pero luego le cruza para seguir ascendiendo entre las dos vaguadas
Cruzamos por segunda vez el arroyo, SE PARÓ, así es que en los siguientes 500 mts debes seguir los hitos de piedra que te llevaran en gran parte del camino pegado a la cerca de alambre de la derecha.
Salimos a un difuminado camino con sigilo pues a 50 mts nos esperan media docena de "COLMENAS" en principio nunca hubo problemas pero conviene no molestarlas.
Esta claro de donde le viene el nombre de "Peñasco Rubio" Mirador ideal para disfrutar de las vistas sobre la dehesa de Montefrío, dehesa de Rinconada, el Cerro de Gorría, toda la sierra de la Paramera, con el Zapatero en frente , excepcional panorámica del valle de Ambles y por supuesto Padiernos. Desde aquí el track sube un poco más hasta unas curiosas formaciones graníticas el Portal de Belén y El Trono.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta