Tiempo en movimiento  5 horas 50 minutos

Tiempo  7 horas 53 minutos

Coordenadas 4333

Fecha de subida 19 de enero de 2019

Fecha de realización enero 2019

-
-
723 m
109 m
0
5,8
12
23,09 km

Vista 32 veces, descargada 1 veces

cerca de Las Villas, Valencia (España)

Salimos desde el mirador del Desierto Las Palmas y nos vamos hacia la fuente San José para ir ascendiendo hacia Pla de Muletes, donde hacemos el recorrido en forma de "O" alargada que figura alrededor de algunas viviendas y desde la que hay una preciosa vista del mar, aunque nos devuelve al mismo punto en el que lo hemos iniciado. Luego, vamos cogiendo los dos desvíos hacia la muy bonita fuente del Roc, para llegar al camino de Miravet. Continuamos por dicho camino hasta desviarnos a la derecha en la indicación que dice a Los Madroños y la Fuente del Perelló. Seguimos la pista que va subiendo hasta atravesar una sembrado y hasta que vemos el castillo de Miravet en lo alto. Como todos los castillos está construido en la parte más alta y como se halla plena de rocas es muy fácil perder la pista, de hecho, nosotros aún con dos GPS en los que habíamos cargado la ruta, nos costó encontrar la senda de bajada. Ésta se halla al final de la última muralla en la parte contraria al Torreón. La senda de bajada nos conduce a la CV-148, que la recorremos haciendo un giro a la izquierda, hasta que llegamos de nuevo al camino de Miravet, a su final. Al poco giramos a derecha y comenzamos un prolongado y fuerte ascenso que nos conducirá hasta el Bartolo, tras recorrer los sinuosos caminos que llegan al mismo, siempre subiendo. También esta pista puede conducirnos en un cruce hasta la Ermita de "Les Santes", pero nosotros optamos por ir al Bartolo. Llegados al Bartolo empezamos el descenso por la carretera, pero nos desviamos por una senda de bajada, algo difícil, hay que ir con cuidado. Casi al final de esta nos vamos a la izquierda para coger una estrecha senda, casi en desuso, que nos lleva a otro camino, que desemboca ya en la carretera CV 147, muy próximos al inicio. A través de estas dos últimas sendas hemos evitado la mayor parte del asfalto, lo que está muy bien, naturaleza y carreteras asfaltadas, son incompatibles. Esta ruta la hemos catalogado como difícil por su extenso recorrido y las subidas que encierra. Si se hace al contrario resulta más asequible, pues al principio, que estás más descansado, es cuando afrontas la subida más dura, la del Bartolo. De esta forma, al final, que te hallas más agotado, no tienes que subir tanto.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta