xalok79
  • Foto de Sabón-Barrañán-Caión
  • Foto de Sabón-Barrañán-Caión
  • Foto de Sabón-Barrañán-Caión
  • Foto de Sabón-Barrañán-Caión
  • Foto de Sabón-Barrañán-Caión
  • Foto de Sabón-Barrañán-Caión

Tiempo  6 horas 24 minutos

Coordenadas 2200

Fecha de subida 13 de abril de 2013

Fecha de realización abril 2013

-
-
298 m
0 m
0
5,9
12
23,73 km

Vista 4050 veces, descargada 41 veces

cerca de A Baiuca, Galicia (España)

Sabón-Barrañán-Caión:

Desde hace unos pocos años, un paseo litoral peatonal (con tramos de carril bici) recorre la costa de Arteixo entre Sabón y Barrañán. Antes era un bonito paseo por un sendero de pescadores entre playa y playa. Ahora un paso co carril bici con la escollera del nuevo puerto exterior de Punta Langosteira siempre a la vista hacia el este. Hacia el oeste, el paisaje se extiende hasta las islas Sisargas (Malpica).

Se trata de un paseo más que una ruta, para hacer a pie o en bicicleta, de poco más de 5 km y medio, siempre a la orilla del mar, apto para toda la familia. Cruzamos por varias playas (Alba, ripibelo, Salsa, Ucha, Vaca, Valcobo,Combouzas - nudista-, Barrañán), por lo que si es verano es casi imprescindible llevar bañador.

Recordemos que estamos en un espacio natural protegido: el LIC Costa da Morte, de 52 km de litoral.

La vegetación y la fauna son las propias de los acantilados atlánticos. Por destacar algo, la presencia continua de cormorán (Phalacrocorax aristotelis) en los islotes de Os Castelotes o las bandadas de gaviotas (Larus michahellis) en la playa de Alba, en las que siempre surge alguna sorpresa

Seguiremos el extremo occidental de la playa de Barrañán (aparcamiento). La carretera principal se desvía en paralelo al río que desemboca cruzando la playa. Para seguir la costa, rodeamos el restaurante y llegamos al arenal de O Rieiro. Nos acercamos hasta punta Alta. Seguimos la pista asfaltada (podemos desviarnos hasta punta Redonda) y paramos en el puerto de Sorrizo. Continuamos dejando atrás la punta do Campelo. Ya habremos visto varios pequeños carteles que indican la romería de Caión. Podemos coger alguno de sus atajos. Antes de acabar la pista asfaltada, tras pasar el lugar de A Cancela, tomamos un desvío de tierra a la derecha, con cuesta abajo bastante acusada. Nos lleva hasta la punta da Torre. A su lado, si seguimos un estrecho sendero entre la vegetación, llegamos a un agujero abierto en la tierra, furna cuyo techo se vino abajo por la fuerza del mar. Volvemos al asfalto y enseguida este se acaba. La pista de tierra que sigue de frente nos lleva subiendo de nuevo a la carretera principal (de Barrañán a Caion). Cogemos el caminito que sale hacia la derecha.

El caminito parece perderse en una propiedad particular (en realidad continua hasta una pequeña cala de bolos), pero nos desviamos a la izquierda entre matorral cerrado. Llegamos al pequeño arroyo de Alvite, que al desembocar en la ensenada de Lourido forma una pequeña pero preciosa cascada, hoy cargada de agua: Augacae. Junto a ella una extraña construcción se mantiene en pie y en desuso. Aprovechamos la marea baja para observar como el mar ha ido forjando la costa con rocas arrancadas y arrastradas, furnas, pozas de marea, "coídos". Volvemos al camino cruzando el regato y volvemos a desviarnos en otro camino que baja a la ensenada.
Retomando el sendero principal cruzamos una pequeña plantación de pinos y luego, con cuidado, un prado. A partir de aquí el camino se abre y sube hasta el polideportivo. Por un camino embarrada y cerrado llegamos hasta el extremo de punta Atalaia, magnifico mirador sobre el océanos y la costa oriental, hasta el cabo Prior. También aprovechamos para ver las evoluciones de los cormoranes moñudos entrando y saliendo de una furna entre las altas olas o, a lo lejos, de los alcatraces, casi en mar abierto.

Varios caminos surcan esta punta para regresar, pero nos dirigimos directamente a la carretera principal para iniciciar la bajada hasta el puerto de Caion, primero entre los cultivos y luegos por las estrechas calles. Cada cual que escoja su camino para recorrer el pueblo: el puerto, el paseo marítimo, la punta das Olas... hasta llegar al comienzo de las playas de Salseira y Caracoleira. Este es el final de nuestro camino.

La ruta no es especialmente atractiva ya que la vegetación cerrada complica el acercarse a las puntas y ensenadas. Además, la falta de otros caminos abiertos nos obliga a desandar lo andado o volver al asfalto. El litoral, eso sí, espectacular y merece el paseo.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta