Tiempo  2 horas 37 minutos

Coordenadas 997

Fecha de subida 18 de septiembre de 2016

Fecha de realización septiembre 2016

-
-
945 m
673 m
0
2,3
4,6
9,18 km

Vista 652 veces, descargada 16 veces

cerca de Arístregui, Navarra (España)

Ruta por montes del Valle de Juslapeña partiendo del pueblo de Osinaga también llegaremos a la bonita ermita de San Bartolomé de Gorostieta. Los tres montes a los que vamos a subir tienen grandes vistas sobre el Valle de Juslapeña, La Trinidad de Arre...

Podemos dejar el coche bajo la iglesia cerca de una fuente y comenzar a andar hacia la primera altura del día. Comenzando por una pista que nos lleva hacia el depósito de la localidad.
Sobrepasada esta edificación y cruzada una puerta metálica, la ruta se vuelve un poco confusa porque no hay sendas claras y a veces las perdía Más o menos se puede intuir y así llegaremos hasta un bosque de pinos donde el camino es ahora más claro.

Tendremos que cruzar un par de alambradas para seguir subiendo hasta que lleguemos a una pista ancha y y giar poco después por una senda para poner rumbo a la cumbre. El paisaje ha cambiado totalmente porque ya dejamos los pinos y ahora vamos a cielo abierto rodeados de algunas hayas.

La cumbre del Harriaundi, Arriaundi o San Gregorio tiene un curioso buzón y cerca de ella los restos de alguna edificación que parece que están restaurando. Quizás un castillo o monasterio.

Dejamos la cumbre y empezamos a descender monte a través bastante empinado y resbaladizo si ha llovido. Quizás exista senda más fácil para descender porque me la encontré más adelante.

Después de este pronunciado descenso comienza una corta subida al Urrutxaga o Santa Bárbara. La cumbre no tiene ninguna señal pero sí grandes vistas.

Descendemos de nuevo, llegamos al repetidor de Osácar y luego a un collado con refugio, al que volveremos más tarde. La última ascensión del día es al monte San Gregorio. Este monte tiene un vértice geodésico. Dede lo alto tendremos a nuestra vista la ermita de San Bartolomé.

Descendemos monte a través hasta encontrar una senda ancha que nos dejará, después de pasar una puerta metálica, cerca de Osácar.

Por la cañada de las provincias nos acercaremos a la ermita de San Bartolomé, muy bien conservada y con un refugio junto a ella.

Dejaremos la explanada de la ermita para introducirnos una vez más en el hayedo y llegar al collado de antes. Iniciaremos el descenso por la pista, volveremos a pasar por el cruce de Osácar y regresaremos a Osinaga, por un terraplén por el que se camina muy bien pero si el tiempo es húmedo nos pondremos perdidos de barro.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta