Tiempo  6 horas 38 minutos

Coordenadas 1461

Fecha de subida 4 de junio de 2017

Fecha de realización junio 2017

-
-
1.420 m
1.126 m
0
2,7
5,3
10,68 km

Vista 694 veces, descargada 27 veces

cerca de San Ildefonso, Castilla y León (España)

Ruta basada en el track de antotemo

Bonita ruta ideal para el verano al tener la posibilidad de refrescarnos en las calderas (pozas) del río Cambrones.

La ruta empieza a las afueras del Real Sitio de San Ildefonso a través un camino/sendero bien definido. Unos metros más adelante tomamos un desvío a la izquierda al llegar a una cancela metálica. Seguiremos por un sendero definido, pasando más adelante por un puente de madera siguiendo por el camino de la izquierda (por el de la derecha vendremos a la vuelta).

Unos metros más adelante, empezaremos a subir hacia el punto elevado de esta ruta a través de un camino/senda que sale del sendero por la izquierda con cierta pendiente. Dicha subida es un poco incómoda por la abundancia de hierbas altas y maleza que dificultan la marcha.

A media subida, deberemos sortear una alambrada para poder continuar hasta la cima de la ruta (nosotros la pasamos por debajo). En dicha cima, además de disfrutar de estupendas vistas, paramos a descansar y almorzar. Dando una vuelta por la zona, podemos ver también el trazado del río Cambrones y la zona de las pozas, donde a continuación bajaremos.

La bajada a la zona de las calderas/pozas, es más bien campo a través, también con mucha hierba alta y maleza, hasta llegar a tomar la senda del río Cambrones, la cual seguiremos hasta el punto de tener que vadear el río. En nuestro caso, tuvimos que quitarnos las botas y "refrescarnos" los pies para poder cruzar el río (no es difícil, pero hay que ir con cuidado de no resbalar).

Una vez cruzado el río, hay que seguir su curso trepando varias rocas. Es un poco complicado pero con tranquilidad se puede avanzar. En breve llegamos a las pozas donde disfrutamos de un estupendo y "fresquito" baño (el agua estaba muy fría). Dichas pozas parecen que no sean profundas pero engañan, tienen bastante profundidad (y un poco de corriente).

Después de disfrutar del baño y del entorno, regresamos por donde habíamos venido. Más adelante abandonaremos el sendero y nos adentramos en una zona bocosa muy bonita pegado al río Cambrones, llegando al puente de madera que cruzamos a la venida (a partir de aquí, volvemos por el camino inicial.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta