Tiempo en movimiento  3 horas 31 minutos

Tiempo  6 horas

Coordenadas 1590

Fecha de subida 24 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
2.038 m
773 m
0
2,4
4,7
9,49 km

Vista 9 veces, descargada 1 veces

cerca de Ogassa, Catalunya (España)

Hoy nos hemos propuesto subir al Taga (situado en la Serra Cavallera), reto que tenemos pendiente, lo intentamos una vez anterior y no pudimos porque lo encontramos nevado y no íbamos preparados para hacerlo en esas condiciones.
Comenzamos en la bonita Ermita y bien conservada de Sant Martì de Ogassa donde hay un pequeño aparcamiento para varios coches, la carretera que llega hasta ahí es asfaltada. Justo enfrente de la Ermita hay un camino que sube a la derecha que es el que cogemos. Pasamos por una casa en ruinas a la derecha, un poco más adelante a la izquierda y saliéndonos un poco del sendero hay una fuente formada por una de las caídas de agua o pequeñas rieras que vienen de las montañas y que cuando se juntan todas forman la riera de Ogassa que después será la riera de la Malatosca, dejamos la fuente y llegamos a un abrevadero para los animales donde sale un buen chorro de agua y aprovechamos para refrescarnos y mojarnos un poco las articulaciones y el cuello porque el primer tramo de subida se hace duro nada más empezar, imagino que por el cambio de la presión. A partir de aquí la pendiente es más dura pero lo llevamos bastante mejor, nos vamos animando porque sabemos que pronto llegamos a la Portella de Ogassa, antes pasamos por otra fuente natural, la Font del Freixa, nos volvemos a refrescar porque ya no vamos a encontrar mas agua.
Llegamos a la Portella de Ogassa desde donde ya se divisa la cruz del Taga, sólo nos queda el último empujón. Vamos avanzando, la cruz la tenemos cada vez más cerca y nos animamos, hasta que conseguimos coronar el Taga con su cruz de un amarillo llamativo. Preciosas vistas de la cordillera del Cadi y los alrededores. Aprovechamos para hacer unas cuantas fotos y comernos el bocata y coger fuerzas para la bajada, que hacemos por la parte trasera dirección al Refugio de Sant Jordi situado en el Coll del Jou, lam primera parte de la bajada es durita, hay que ir reteniendo las rodillas pero sencilla, antes de llegar al refugio pasamos por la fuente del Coll del Jou donde hay también abrevaderos para las vacas que campan a su aire por esos terrenos. Vemos el pequeño refugio, pintado muy hippimente, original y diferente. Seguimos nuestra ruta por el camino del Coll del Jou que está asfaltado, este trozo hasta la ermita es todo así, fácil y sencillo, pero con un sol que nos quema las espaladas y las pantorrillas. Llegamos a un cruce y giramos a la izquierda para coger el camino de Ogassa que nos lleva al aparcamiento de la ermita, pasamos antes de llegar por una casa rural (Mas Mitjavila) y atravesamos la riera de Ogassa y por fin llegamos a nuestro coche y podemos decir ¡¡¡Reto Conseguido!!!
Una excursión muy chula y satisfactoria.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta