Tiempo  32 minutos

Coordenadas 508

Fecha de subida 5 de mayo de 2018

Fecha de realización abril 2018

-
-
1.539 m
343 m
0
6,0
12
24,16 km

Vista 347 veces, descargada 15 veces

cerca de Vega del Rey, Asturias (España)

SANTA CRISTINA DE LENA (430)-PICOS MILOTA (1.415) Y PEDRO GARCÍA (1.542) (Vía Romana de la Carisa)

DATOS TÉCNICOS:

RECORRIDO: 24 K
ALTURA MÁXIMA: 1.542 m.
ALTURA MÍNIMA: 430 m.
ASCENSO TOTAL: 1.200 m.
TIEMPO EN MOVIMIENTO: 6,30 h.
FECHA DE REALIZACIÓN: Abril de 2018.

SANTA CRISTINA DE LENA (430) es una coqueta, elegante y armoniosa iglesia, joya del prerrománico, construida a mediados del S. IX bajo el reinado de Ramiro I en el Concejo de Lena, distante 3,5 kilómetros de su capital La Pola, y ubicada en el entorno de la LN-4. Está emplazada en un promontorio sobre la cuenca del río Lena, divisándose desde la misma parte del Huerna, altos de la Cobertoria y Chago al poniente, más cumbres de la Sierra de Carracedo y un sector de la Carisa al este.

Arquitectónicamente es un edificio de cruz griega, a dos alturas y bóveda de cañón, con numerosos elementos decorativos de gran valor: canceles, celosías, capiteles, medallones y original iconostasio –estructura permanente decorada con iconos (de ahí el nombre) en forma de gran mampara o muro, que separaba el presbiterio del resto del templo en las iglesias orientales-. Fue catalogada como Monumento Histórico-Artístico en 1885 y declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en diciembre de 1985.

La VÍA ROMANA DE LA CARISA es una antigua calzada de 42 kilómetros, que comienza en PENDILLA (1.340) (Villamanín-León) y termina en UJO (249) (Mieres-Asturias), pasando por CARABANZO (490) (Lena), siendo considerada en su momento una vía estratégica desde el punto de vista militar. Del trazado original sólo se conserva un pequeño tramo en la cara occidental del P. TRES CONCEJOS (2.020).

Una pista, a gran altura, cruza de sur a norte la cordillera cantábrica, marcando la divisoria entre los CONCEJOS DE LENA Y ALLER, siguiendo la línea del CORDAL DE CARRACEDO (1.737)-RANERO (1.296). De la misma se desprenden sucesivamente diferentes ramificaciones, que descienden hasta los valles del RÍO NEGRO por el este, y de los RÍOS PAJARES y LENA por el oeste. Toma el nombre del general romano Publio CARISIO, legado de LUSITANIA entre los años 26 y 22 a. C. que, según parece, intervino en las guerras contra los astures.

Los picos MILOTA (1.413-1.415), con dos cimas, y PEDRO GARCÍA (1.542) o LA POTRERA forman una estructura montañosa escalonada en el Cordal de Carracedo, discurriendo la Vía Carisa por su falda lenense –camino primitivo- y por su base oriental una variante allerana -pista de origen minero-. Su vertiente nororiental, con acusada pendiente, está tapizada de un frondoso bosque, especialmente hayas, mientras que el resto de sus laderas lo ocupa una muy desarrollada mancha de matorral, con predominio del brezo, lo cual es un serio aviso para caminantes.

Dejamos el vehículo en el aparcamiento a los pies de Santa Cristina. Unos metros hacia el norte pasamos junto a la Estación de Renfe de LA COBERTORIA (350), que alberga un Aula de Arte Prerrománico. Un camino bajo la vía nos permite cruzarla junto al arroyo para entrar seguidamente en PERIDIELLO (355), lugar de la parroquia de Columbiello (Lena). Desde el centro del poblado parte una pista en ascenso de ocho kilómetros de recorrido, que enlazará con la Vía Carisa en el COLLADO SERRALBA (1.147), salvando un desnivel de aproximadamente 800 metros.

Es una de las tantas pistas que se desprenden de los Cordales de Carracedo y Ranero, tanto por la vertiente lenense como allerana, producto de la actividad minera y agraria que, siguiendo el perfil de los diferentes valles, dan lugar a zonas de pastoreo con sus majadas y cabañas, algunas derruidas, junto a tupidas manchas forestales, como los encinares en los primeros tramos y el hayedo en cotas más altas de nuestro itinerario, Valle de Peridiello.

Continuando la subida por la pista principal no hay posibilidad de pérdida. Sólo habría que estar atento al llegar a un gran depósito de agua (K. 2,5) descubierto, encrucijada de caminos no señalizada. Evitaremos la senda de la izquierda que a través del Valle de Columbiello conduce hasta CAMPA ESPINES (1.064), entre los picos CUMBRE (1.183) y CERRA (1.296) de la Sierra de Ranero, una más entre otras colladas de la Carisa, línea divisoria de concejos. Seguimos de frente y, a medida que avanzamos, el camino se ciñe a las estribaciones suroccidentales de la citada sierra.

Echando la vista atrás emergen al poniente cimas destacadas del Macizo Ubiñas, panorámica recurrente a lo largo del trayecto. Llegados a la altura del Mayéu Pandoto (K. 4,5) –cabañas en ruinas- la pista nos introduce en un frondoso hayedo, que habremos de superar en zigzag debido a su fuerte pendiente. Recalamos en zona más abierta, VIESCAS (1.021) (K. 7), ahora con vistas al Valle de Valbuena, en cuyo fondo se ubican las poblaciones lenenses de FELGUERAS (590), ALCEDO (500) y EL PALACIO (490).

Divisamos también al final de la pista el COLLADO SERRALBA (1.147) (K. 8,7) con su majada y una importante mancha de acebos. Hemos conectado pues con Vía Carisa, donde sucesivas señales verticales marcan direcciones y ramales. Al este el Valle de Aller con sus majadas y casas, algunas bien acondicionadas. Dirección sur la pista rodea un pequeño promontorio con cuadra, FAYA TUERTA (1.203) (K. 9,25), para descender hasta nueva encrucijada entre espineras y acebal con señalización de la calzada original de la Carisa.

Manteniendo el rumbo, avanzamos hasta CUAÑA DE CARRACEDO (1.213) (K. 10), crucero asimismo de caminos, amplia campera perteneciente a la parroquia de Moreda de Aller, que marca la existencia de un túmulo en su herbosa pradería, con braña homónima abajo a la izquierda. Asomándonos a la vertiente de Lena, en el fondo del valle vislumbramos SANTA CRISTINA (430) y pueblos del concejo dispersos por el entorno. En el horizonte occidental, el MACIZO DE LAS UBIÑAS (2.417) en todo su esplendor junto al ARAMO (1.791) más al norte. Desde que nos incorporamos a la Carisa divisamos al fondo las tres cumbres de nuestro recorrido de hoy. La niebla jugaba al escondite con la cumbre principal.

Poco después (K 10,5) abandonamos la pista y remontamos, en ligera subida rumbo sur, hasta el COLLLADO CHIXINCOS (1.281), por donde discurre el Primitivo Camino de la Carisa, bordeando la vertiente lenense del Pedro García, desde COCHÁ EL ACÍU (1.498) hasta el punto donde nos hemos desviado. Estamos viendo al sureste las primeras estribaciones del pico MILOTA (1.413), que conlleva cierto esfuerzo para sortear las matas de brezo, esfuerzo atemperado en las inmediaciones de la cima porque un fuego había calcinado el matorral. Hasta aquí la marcha resulta llevadera.

Asomándonos a la primera cumbre del Milota (1.413) -cerro sin importancia-, un tupido e imponente manto de brezal se interpone entre nosotros y la segunda cima (1.415). El tránsito resulta muy penoso, sin referencias de sendero, teniendo que tantear por ensayo y error posibles vías de paso. Superado Milota, el acceso al PEDRO GARCÍA (1.542), marcado con vértice geodésico, parece más asequible.

Estamos en una atalaya privilegiada para contemplar bellas panorámicas: extenso trazado de la Vía Romana, de norte a sur, lamiendo las faldas de la Sierra de Ranero y Cordal de Carracedo, con la Cordillera Cantábrica de fondo; el Parque Natural de las Ubiñas y Sierra del Aramo al poniente; el Cordal del Retriñón al noreste; hermosos valles a ambos lados con sus majadas, cabañas y rica foresta. Todo ello seduce poderosamente.

Ruta larga, con cierta complejidad en sus tramos finales por la jungla de matorral. Discurre en gran parte por pista. Desnivel acumulado considerable que se afronta progresivamente. Los parajes con sus vistas son hechizantes por sí mismos, al margen del halo mágico inherente a la vieja e histórica calzada, sean castros –collado Propinde-, campamento militar romano –Castiechu la Boya-, fortificaciones –Monte Faro- o estructuras megalíticas –Cuaña de Carracedo y Padrún-, ruinas del pasado. Y, para comenzar o para terminar, la inexcusable visita a la joya del prerrománico, Santa Cristina de Lena. Lo merece y sólo se requiere un mínimo de sensibilidad artística.
SANTA CRISTINA DE LENA
LA COBERTORIA-PERIDIELLO
COLLADO SERRALBA
FAYA TUERTA
CUAÑA DE CARRACEDO
COLLADO CHIXINCOS
PICO MILOTA
PICO PEDRO GARCÍA

2 comentarios

  • caraoricio 11-may-2018

    Hola, Salus:
    Ya recibo de nuevo tus sendas. En esta ocasión además de Santa Cristina poco conozco de esos recorridos. En todo caso me alegra ver esa perspectiva del Cellón por el que sin nieve algo anduvimos.

  • Foto de salus

    salus 12-may-2018

    Hola, caraoricio. Gracias por tu comentario. Celebro que la información sobre rutas por parte de Wikiloc se vaya normalizando.

Si quieres, puedes o esta ruta