Tiempo  3 horas 11 minutos

Coordenadas 621

Fecha de subida 9 de noviembre de 2018

Fecha de realización julio 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
960 m
866 m
0
3,2
6,4
12,84 km

Vista 1181 veces, descargada 43 veces

cerca de Montejo de la Vega de la Serrezuela, Castilla y León (España)

Longitud: 13 kilómetros.
Tiempo total: 3 horas 11 minutos.
Tiempo en movimiento: 2 horas 44 minutos.
Desnivel acumulado de subida: 192 metros.
Índice IBP: 42.

Hoy recorremos las hoces del río Riaza y llegamos hasta la ermita del Casuar (en ruinas), en esta ocasión comenzamos en Montejo de la Vega de la Serrezuela. También podríamos haber comenzado en Valdevacas de Montejo o en la Presa de Linares, todas ellas también llegan a la Ermita del Casuar.

Los caminos y sendas son fáciles y la subida y bajada para acceder a la Ermita son muy cómodas, no tienen dificultad. Además en el desvío de la “senda entre puentes” vamos cómodamente al lado del río Riaza oyendo el rumor del agua. El recorrido está bien balizado. Cuidado en verano con el calor y el sol. Para acceder en determinadas fechas hay que pedir autorización (sin problema, la envían por internet o la pides directamente en la Casa del Parque), tenedlo en cuenta. El teléfono es 921532459 y el email [email protected]

Si queremos podemos visitar la Casa del Parque (cierran los lunes) que se encuentra situada en la localidad de Montejo de la Vega de la Serrezuela, que es el lugar donde hemos aparcado hoy. Allí además de recopilar diversa información, podemos entender la génesis que ha originado las Hoces del Río Riaza, conocer las distintas formaciones vegetales y animales que habitan en este singular espacio, y nos informarán sobre las condiciones de visita de las distintas sendas y posibles restricciones debidas a la época de cría de las aves.

La ruta discurre por el Parque Natural Hoces del Río Riaza que se localiza en el nordeste de la provincia de Segovia, ya muy próximo al límite con la de Burgos. Lo más interesante de este Espacio Natural es sin duda la gran riqueza en especies de aves que posee, prueba de ello es la catalogación aquí de más de 20 especies, entre la que hay que destacar la importante colonia de buitre leonado con más de 150 parejas, el alimoche, el cernícalo vulgar, el avión roquero, la chova piquirroja, el búho real y otras, que aprovechan las grietas y oquedades de estas escarpadas paredes.

Comenzamos en la Casa del Parque y cruzamos el pequeño pueblo en dirección a un camino donde nos encontramos un panel informativo y un pequeño parking. Seguimos el camino entre campos de cereal principalmente y ya vemos al fondo el comienzo de las hoces. Nos encontramos 2 desvíos a la izquierda (la senda entre puentes) que ignoramos ahora porque lo haremos a la vuelta.

Al final del camino, ya dentro de la hoz, hay un panel informativo y carteles. Nos desviamos a la derecha para coger una senda serpenteante de subida cómoda que nos irá permitiendo tener distintas vistas del entorno.

Así llegamos a las ruinas de la Ermita del Casuar, es una iglesia románica del siglo XII parcialmente en ruinas y que fue declarada Bien de Interés Cultural en 1997. Por seguridad está vallada y no se puede acceder dentro de ella. Nos podemos acercar a ver el río que está al lado.

Nos volvemos por la misma senda (vemos una casa que pertenece a la finca privada el Casuar) y deshacemos el camino. Seguimos viendo buitres por las paredes y en alguna ocasión otras aves que no identifico que se acercan un poco más a nosotros.

Al llegar al desvío de “la senda entre puentes” le cogemos. En esta ocasión vamos al lado del río Riaza ya que lo largo de la ruta no lo hemos hecho de forma habitual. Llegamos a un Área Recreativa y cruzamos el puente de Peña Portillo y volvemos por el otro lado del cauce.

Por esta zona sí me cruzo con algún vecino que da su paseo andando o en bicicleta. Salimos de nuevo al camino principal y volvemos al punto de partida, dando así por finalizada la ruta.

Doy una vuelta por el pueblo y observo que la iglesia de San Andrés es demasiado moderna para lo que se estila por la zona. Fue rehecha recientemente pero en su interior conserva obras de siglos pasados según me comenta un vecino. No me acerco, pero también conserva murallas y ruinas del castillo medieval y en sus cercanías se encuentra la Ermita de Nuestra Señora del Valle.

Si hubiéramos continuado más allá de la Ermita del Casuar, nos habríamos encontrado el Pantano de Linares al que hago una referencia:

“Las obras de construcción del Embalse de Linares del Arroyo concluyeron en 1953, aunque comenzó a embalsarse dos años antes. Está situado sobre el antiguo pueblo de Linares del Arroyo, en el extremo oriental de las Hoces del Riaza, cuyo término municipal fue expropiado en su totalidad. Sus restos, especialmente del campanario de la iglesia de San Juan Bautista, son visibles cuando el nivel del agua embalsada es bajo.
Desafortunadamente, la construcción del Embalse también supone alteraciones ecológicas importantes en el río Riaza. La gestión llevada a cabo, encaminada al almacenamiento de agua para el riego, se caracteriza por sueltas continuas durante la campaña de riego (de mayo a octubre normalmente), cortándose sólo durante los días festivos, y prácticamente cerrándose la presa durante el invierno, salvo en caso de riesgo de avenida, en que se alivia caudal. Es por ello que se ha invertido la tendencia natural del río Riaza de presentar las mayores aportaciones en invierno a presentarlas en verano, cuando debía de darse un fuerte estiaje.
El embalse de Linares del Arroyo tiene por misión fundamental regular las aguas del río Riaza, que nace en el puerto de La Quesera y desemboca, 100 kilómetros después, en el Duero en las inmediaciones de la localidad burgalesa de Roa. Con una capacidad de 58 millones de metros cúbicos, es el mayor de todos los que regulan los ríos Riaza y Duratón y el mayor de cuantos se han construido en la provincia de Segovia.
Está formado por una presa de las llamadas de gravedad en planta recta, con una longitud de coronación de más de 100 metros y una altura de unos 30 desde el cauce. Las aguas del río que lo llena discurren por un espectacular cañón donde anidan varias decenas de buitres leonados, protegidos en una reserva natural situada en el término municipal de Montejo de la Vega, en cuyo nacimiento tuvo una especial participación el naturalista Félix Rodríguez de la Fuente. En las inmediaciones de la presa no es difícil seguir visualmente el vuelo de estas rapaces, que subsisten gracias a un comedero desde el cual se aprecia una vista inmejorable del embalse.
La presa de Linares se encuentra en un paraje espectacular ya que fue construida entre enormes paredes de roca que protegen el río. Es posible subir hasta la coronación utilizando unas escaleras colocadas al efecto y contemplar desde arriba los restos de la ermita de Linares, cuyo ábside y espadaña emergen de las aguas en cuanto desciende un poco el nivel del embalse.”

4 comentarios

  • Foto de zafiro67

    zafiro67 29-nov-2018

    Bonita zona, yo la conozco yendo desde la zona de la presa.

  • Foto de Rocaviva

    Rocaviva 30-nov-2018

    Otra forma de llegar hasta las ruinas de la ermita del Casuar. Esta vez vi muchas aves sobrevolando, una pasada.

  • casa22 02-mar-2019

    Me gusta, a ver si la hago.

  • Foto de Rocaviva

    Rocaviva 03-mar-2019

    Pásalo bien.

Si quieres, puedes o esta ruta