-
-
848 m
753 m
0
3,0
6,0
12,05 km

Vista 94 veces, descargada 1 veces

cerca de Mucientes, Castilla y León (España)

Realizado por el Ayto. de Mucientes. Salimos de Mucientes por el camino de las Bodegas y tomamos la primera desviación de la derecha. Vamos a caminar entre campos de cereal y, sobre todo, de viñas y majuelos, pues por aquí se cría un excepcional clarete, famoso en toda España y ahora con D. O. Cigales. Las viñas se diría que están mimadas: ordenadas, limpias; la brillante grava del suelo las hace hasta luminosas. Cruzamos también el cauce de algún arroyo; en las lindes de los campos crecen todo tipo de plantas silvestres. Nos acercamos a las faldas del paramillo, por lo que ahora nos saludan también matas de encina. Las blancas laderas conocen la historia de las canteras de yeso. Ahora todo esto duerme, como si fuera un viejo sueño. Ascendemos por el vallejo hasta el páramo; vemos restos de viejas casas o casetas de labranza y nos vamos aproximando a los auténticos montes Torozos, donde todavía podríamos contemplar buenos ejemplares de robles y encinas. Pero este sendero no da para tanto y el camino gira para poner rumbo a Mucientes. Este último punto es para detenerse un momento y -por un sendero que sale a la derecha- buscar los restos de una vieja corraliza donde antaño se guardaba el ganado por la noche; los pastores dormían en un chozo ya desaparecido. Son muy llamativas las enormes encinas que nos acompañan. Parece como si nos ofrecieran protección en caso de necesidad. Son más que centenarias. ¡Que conserven por mucho tiempo así de precioso el camino! En medio del vallejo, el pozo de Barriga. Otra vez caminamos entre majuelos. Saltamos lomas y arroyos. A la derecha, escondido en la cuneta, vemos la fuente Mala, un viejo pozo con abrevadero. La torre de la iglesia parece como si quisiera señalarnos el buen sendero. Y finalmente llegamos a Mucientes por sus bodegas: pasar por una de ellas nos reconfortará después de los kilómetros andados.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta