Tiempo  4 horas 6 minutos

Coordenadas 1409

Fecha de subida 4 de mayo de 2019

Fecha de realización febrero 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.050 m
805 m
0
2,2
4,4
8,75 km

Vista 275 veces, descargada 27 veces

cerca de Monachil, Andalucía (España)





    Partiendo desde el pueblo de Monachil, la ruta consiste en recorrer el clásico sendero ribereño de los Cahorros del Río Monachil. Para obtener un trazado circular, el regreso se realiza por el sendero de media ladera que lleva de nuevo al pueblo por el camino de Portachuelos, tras cruzar el río por el Puente de las Chorreras. Nos encontramos entre el Parque Natural Sierra Nevada y el Parque Nacional Sierra Nevada.




    Estacionamos en el aparcamiento principal de Monachil, con una capacidad para varias decenas de coches, situado en la misma ribera del río. El aparcamiento en la Era de Portachuelos está más limitado, y además podemos recorrer desde el principio el bello sendero fluvial, dejando el camino de Portachuelos para el regreso, culminando este sorprendente trazado circular de la baja montaña nevadense.




    Este primer tramo de sendero fluvial destaca por un precioso bosque de galería y la armonía del sonido natural de cánticos de aves y rumores del agua. Pasaremos por dos pequeñas centrales hidroeléctricas, una abandonada y otra todavía en uso. Cruzamos el primer puente colgante de una serie de cuatro que encontraremos en la senda. Enlazamos con el sendero que viene de Portachuelos y nos internamos de lleno en los cahorros.




    Cruzamos el segundo puente colgante, más largo que el anterior, inmersos en una frondosa vegetación.




    Multitud de puntales rocosos crestean las verticales paredes.




    Nos adentramos cada vez más en el cañón.




    Cruzamos el tercer puente colgante y enlazamos con el tramo alto del sendero que viene de las Eras de Los Renegrales. A la vuelta pasaremos por ellas para contemplar sus magníficas vistas.




    Y al momento llegamos al espectacular cuarto puente colgante, situado en la angostura más característica de estos cahorros. Al otro lado del puente se encuentra un azud resquebrajado por donde cae una gran cascada.




    A partir de este punto el sendero discurre sobre un murete de contención adosado a la pared.




    Se trata de un tramo muy divertido para los niños, ya que en las zonas más estrechas y extraplomadas, hay que progresar agarrándose a grapas ancladas en la roca, continuar a gatas o incluso bajar al cauce pedregoso para volver a subir al murete.




    La luz apenas llega al fondo del cañón. Pasaremos por el curioso Túnel de las Palomas.




    Aunque este túnel en realidad se trata de un pasadizo natural, donde enormes bloques rocosos que se desprendieron de la pared, quedaron encajonados sin llegar a bloquear totalmente el cauce del río, debiendo pasar agachados y en penumbra durante unos metros.




    Tras el túnel, las verticales paredes de los cahorros van separándose progresivamente.




    Hasta que llega un momento en que se ensanchan definitivamente.




    Pasamos por la base del impresionante Tajo de las Palomas, siendo evidente su nombre, por la gran cantidad de estas aves que anidan en sus riscos. Al llegar al paraje de Azuelas, veremos un quinto puente colgante, el cual no cruzaremos, salvo que queramos acortar esta ruta circular.




    En la otra vertiente del cañón admiramos el imponente Tajo del Cibrinalejo en primer plano, y el Tajo de las Tapias al fondo.




    Continuamos el sendero que bordea el cauce fluvial por su margen derecho.




    Llegamos a una encrucijada de senderos. De seguir el que traemos, llegaríamos a las ruinas de la central hidroeléctrica de La Vega. En nuestro caso, nos dirigimos al Puente de las Chorreras, para seguir el sendero de vuelta por la otra vertiente.




    Este sendero discurre a media ladera en suave ascenso, separándose de los cahorros, cambiando increíblemente la perspectiva de las vistas del entorno alto del cañón.




    Con una mirada atrás, nos despedimos del Cerro de los Poyos en la lejanía.




    A pesar de lo abrupto de la ladera, el sendero serpentea cómodamente y es sencillo de seguir.




    Las panorámicas que obtendremos hacia todas las direcciones son sensacionales.




    Al fondo divisamos el Cortijo del Cerrillo de la Fuente, por cuyas inmediaciones pasaremos más adelante, el cual también llegamos a atisbar desde el fondo de los cahorros en un recodo abierto.




    Al llegar a un cruce de caminos en el Barranco de las Revueltillas, que lleva al paraje de Azuelas, transitamos por terrenos de blanquecinas arenas dolomíticas.




    Este paraje de arenales nos rememora un paisaje lunar.




    Al acercarnos a un puntal próximo al sendero, conseguimos esta fantástica panorámica hacia el curso descendiente de los cahorros...




    ...hacia el Tajo de las Palomas, situado en la otra vertiente, con el sendero que rodea su base y por donde hemos venido...




    ...hacia el ensanche del desfiladero a partir del paraje de Azuelas...




    ...y hacia la línea de cerros septentrionales que nos rodean.




    Si bonito es el estrecho tramo de los cahorros, más hermoso es todavía el recorrido por esta ladera.




    Desde las inmediaciones de cortijo reseñado anteriormente, contemplamos el fondo de los cahorros, pudiendo escuchar las voces de otros senderistas que pasan por ahí.




    En esta fotografía observamos el curso ascendente de los cahorros, pudiendo imaginarnos el fondo por donde caminábamos hace un rato, y hasta donde hemos remontado.




    Proseguimos el sendero entre dorados espartos y matorral con flor amarilla.




    Otro mirador excepcional lo encontramos en un tajo adyacente a la senda. Mucha precaución al asomarse más de la cuenta, porque la verticalidad es brutal, con un vuelo de más de cien metros de altura. Se trata de una pared desplomada que está equipada para la escalada deportiva.




    Regresamos a la senda principal y continuamos hacia las Eras de Los Renegrales.




    En la fotografía de arriba, desde la era alta, la cual nos sirve como otro estupendo mirador, contemplamos la angostura de los cahorros río arriba, y el tajo al que nos hemos asomado hace un rato. También vemos un sendero que discurre por la cornisa hacia el gran puente colgante que cruzamos al inicio. En la fotografía de abajo, admiramos la abertura del valle río abajo. Ya solo nos queda cerrar el círculo, siguiendo el camino de Portachuelos entre fincas de cultivos, y finalizar en el punto de partida callejeando por el pueblo.




    Respecto a la vegetación, destacan robles melojos, quejigos, encinas, pinos silvestres, arces, almeces, sauces, alisos, fresnos, álamos, cornicabras, serbales, saucos, enebros, majuelos, mostajos, agracejos, retamas, espartos y bolinas. En cuanto a la fauna, es posible cruzarnos con cabras monteses, jabalíes y zorros. También podemos contemplar el vuelo de aves acuáticas, de roquedo y rapaces.
    El itinerario transcurre según el tipo de terreno: un 80% por sendero terrizo y pedregoso, un 10% por camino terrizo, y un 10% por camino pavimentado y callejeo en el pueblo. El tiempo total fue de 4 horas, con varias paradas incluidas. El desnivel positivo real es de 325 m., siendo incorrecto el que figura en los datos de la derecha, debido a las interferencias de las paredes del cañón en la señal del gps. En el vídeo de abajo hay un montaje fotográfico con mi visión de la ruta, que por motivo de copyright de la música de fondo, es posible que no pueda reproducirse en dispositivo móvil, como smartphone y tablet, por lo que solo será posible visionarlo en ordenador y smart TV.




    Ver también las siguientes rutas nevadenses:
Ruta Postero Alto - Barranco del Alhorí - Picón de Jérez - Cerro Pelao.
Ruta Postero Alto - Sendero del Avión - Cerro del Mirador Bajo - Sulayr tramo 17.
Ruta Postero Alto - Cerro de Trevélez - Cerro del Gallo - Sulayr tramo 16.
Ruta Hoya de la Mora - Collado de Veta Grande - Pico Juego de Bolos - Cerro de los Machos.
Ruta Hoya de la Mora - Pico Veleta - Pico del Caballo - Tozal del Cartujo.
Ruta Cerro del Almirez por el Barranco del Ubeire.
Ruta Puente Palo - Pico de las Alegas - Pico del Tajo de los Machos - Cerrillo Redondo.
Ruta Loma de Papeles - Puntal de los Cuartos - Picón de Jérez - Lavaderos de la Reina.
Ruta Puerto de la Ragua - Cerro del Chullo - Peñones del Mediodía - Sulayr tramos 14 y 15.
Ruta Capileira - Alto del Chorrillo - Mulhacén - Siete Lagunas - Alcazaba - Vasar del Mulhacén - Poqueira.
Ruta Pico Trevenque y Barranco del Dílar.
Ruta Crestería de los Alayos de Dílar.
Ruta Vereda de la Estrella - Vereda de la Cuesta de los Presidiarios.
Ruta Pico del Caballo desde la Rinconada de Nigüelas.


1 comentario

Si quieres, puedes o esta ruta