Tiempo  2 horas 35 minutos

Coordenadas 532

Fecha de subida 27 de julio de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
1.928 m
1.766 m
0
1,8
3,5
7,08 km

Vista 20 veces, descargada 2 veces

cerca de Covaleda, Castilla y León (España)

Para hoy tenía previsto una circular por la laguna Verde y el Castillo de Vinuesa, pero ha amanecido lloviendo, así que sobre la marcha cambio de planes.

Como apenas dan un par de horas de tregua, me acerco hasta la población de Covaleda, que dejo atrás hasta llegar a la altura del polígono industrial, donde cojo la pista asfaltada que sube hasta el pico de Urbión, pero que yo dejo a la altura del Cruce Tejeros.

En este punto, parte la pequeña circular de unos 2 kilómetros, denominada "sendero de los Abuelos del Bosque", donde comienzo a caminar en sentido de las agujas del reloj, hasta llegar a un cruce de pistas, donde perfectamente balizada, cojo la pista de Tejeros, por la que voy a caminando entre un impresionante bosque de pino silvestre, deteniéndome de vez en cuando para admirar algunos ejemplares de grandes dimensiones, como uno que tiene una longitud de copa, de casi 17 metros.

Siguiendo la pista, alcanzo una bifurcación, donde el sendero de los abuelos del bosque, se introduce en el pinar, pero como veo que el tiempo todavía aguanta, decido continuar por la pista de Tejeros, para subir hasta el cercano alto de las Tres Fuentes, a cuyo cruce llego en poco más de un cuarto de hora.

Al llegar al cruce, echo un vistazo al mapa, veo que un poco más adelante hay otro sendero que me lleva hasta la laguna del Hornillo, así que primero me voy a verla y a la vuelta, subiré hasta el alto de las Tres Fuentes.

Dicho y hecho, sigo por la pista, que va realizando algunos subes y bajas, al llegar a una pradera, encuentro la entrada al sendero, que no marca la laguna, pero en cambio marca la senda Mala y el chozo del Periquillo, por lo que abandono la pista, para adentrarme rápidamente en el pinar, donde comienzo a descender por una senda algo descompuesta, por la que llego a la fuente El Gijo, que intuyo desembocará en la laguna del Hornillo, por lo que en este lugar, decido abandonar la senda para bajar monte a través, siguiendo una trocha que va cercana al cauce del arroyo.

Una vez abajo, compruebo que existe una extensa pradera, pero apenas hay rastro de la laguna, en la que tan solo se aprecian pequeñas charcas, por lo que imagino que solo estará con más agua, en épocas de mucha agua, ya que la fuente manaba un hilillo.

Tras la visita, regreso a la senda, la tormenta se va acercando, se oyen los primeros truenos, así que para no tentar a la suerte, dejo para otra ocasión la visita al chozo del Periquillo.

De vuelta a la pista de Tejeros, regreso sobre mis pasos hasta el cruce del alto de las Tres Fuentes (en el cartel indica refugio de las Tres Fuentes), donde esta vez sí, tomo la pista por la que en apenas cinco minutos llego al refugio (está cerrado con llave) y unos metros más adelante, al alto de las Tres Fuentes, desde el que disfruto de unas bonitas vistas hacia el embalse de la Cuerda del Pozo, el pico Frentes y el pico Zorraquín.

Tras disfrutar de las vistas, vuelvo a la pista de Tejeros, por la que regreso a buen ritmo ya que la tormenta se va acercando, aunque tiene la pinta de que se va a quedar en la zona de Urbión, mientras yo llego al cruce de hace un rato, donde abandono la pista de Tejeros para coger el sendero de los Abuelos del Bosque, donde me detengo para disfrutar de un par de pinos monumentales, en los que además de su tamaño, me llama la atención un puesto de palomas que hay colocado en la copa de uno de ellos.

Siguiendo el sendero, me adentro en un espeso pinar, donde a mi paso van saliendo grandes ejemplares que tienen una longevidad en torno a los 450 años, guiándome por el bosque tomando de referencia unas balizas blancas en el suelo, con la dirección a seguir, hasta llegar a la altura del pino Rey, que está incluido dentro del catálogo de árboles singulares de Castilla y León.

Después, el sendero regresa sobre mis pasos hasta llegar a un tocón donde observo los anillos, con los que podemos saber la historia de un árbol. Tras echar un vistazo, continúo por el sendero atravesando el bosque durante 300 metros, hasta que definitivamente salgo en el Cruce Tejeros, finalizando este bonito recorrido.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta