mayglez

Tiempo en movimiento  una hora 56 minutos

Tiempo  2 horas 38 minutos

Coordenadas 1455

Fecha de subida 7 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

-
-
89 m
1 m
0
2,1
4,3
8,59 km

Vista 893 veces, descargada 12 veces

cerca de Suegos, Galicia (España)

El sendero parte de la playa de Abrela, galardonada con Bandera Azul desde el año 2009 y con una zona dunar importante. Tiene unas estupendas condiciones para deportes náuticos, con brisa constante y mar en calma. De igual modo, hay que destacar la excelente calidad de su arena. Hay una zona de bosque para disfrutar de las zonas de pícnic y esparcimiento, justo al lado de la playa.
Continúa el recorrido por la playita de Porto de Val, aunque en esta ocasión la hemos pasado de largo por no estar señalizado el recorrido.
El siguiente punto de interés es la playa de Alegrín, playita escondida y en estado totalmente virgen donde también se puede ver una pequeña grúa para bajar embarcaciones. A continuación se puede visitar la cetárea de Medas do Castro, donde se puede ver como se aprovechó el entorno rocoso para construir esta cetárea.
Finalmente, llegamos a la Punta Socastro, con el mirador natural sobre la playa de Pereira y Area Grande y hacia el este la Ría de Viveiro. La característica forma de la costa gallega, abrupta, cortada y llena de entrantes tallados por el mar, permite la existencia de lugares mágicos como O Fuciño do Poco. El tramo final discurre prácticamente colgado sobre el mar gracias a unas pasarelas que hacen de Punta Socastro una pequeña Muralla China sobre el Cantábrico. El recorrido es para casi todos los públicos, aunque hay que tener en cuenta algunas cosas antes de lanzarse a la aventura: para llegar al final hay por lo menos un par de cuestas bastante empinadas, superables por cualquiera mínimamente entrenado en el andar; hay que estar siempre pendiente de dónde se pisa, sobre todo en las pasarelas, más que nada si la ruta se hace con niños, y, por último, que con frecuencia el viento sopla con fuerza.
Termina el sendero azul en la baliza luminosa de Punta Socastro.La vista desde la baliza es sorprendente. El Cantábrico se abre hacia el norte batiendo con fuerza en las rocas de la Punta Socastro. Al oeste se contemplan las brutales moles de granito de la isla Coelleira y la punta Cameiro, en primer plano, y la Estaca de Bares por detrás. Hacia el este, la recortada costa del Concello de Xove, con la punta Roncadoira destacándose. Y, si se mira hacia tierra, se podrá ver el camino recorrido y las pasarelas del Fuciño do Porco retorciéndose sobre sí mismas para salvar el desnivel de un lugar felizmente redescubierto en la costa norte de Lugo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta