Tiempo en movimiento  2 horas 28 minutos

Tiempo  4 horas 42 minutos

Coordenadas 2082

Fecha de subida 27 de enero de 2018

Fecha de realización enero 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.785 m
1.282 m
0
3,6
7,3
14,55 km

Vista 616 veces, descargada 13 veces

cerca de Caserío Huenes, Andalucía (España)

Este interesante recorrido sigue en parte una antigua senda abierta en su día para la repoblación forestal del Cerro Huenes. Transcurre en su mayor parte por el interior del parque nacional rodeando uno de los grupos de cumbres de media montaña más llamativo de Sierra Nevada, con frondosos bosques de pinares.

La riqueza faunística de Sierra Nevada tiene en este sendero una buena muestra de su abundancia y variedad. A lo largo del recorrido, pero especialmente mientras ascendemos por el barranco de las Majadillas y bordeamos el Pico de la Carne para llegar al barranco del Huenes, la posibilidad de encuentro con la fauna silvestre va a ser habitual.

Durante esa parte del itinerario observaremos indicios de la gran variedad de fauna que en estos montes tienen su territorio; ardillas, zorro, jineta, tejón y jabalí, pueden ser vistos o, en todo caso, se delatan a través de sus huellas como se aprecia en las frecuentes hozadas; la cabra montés si es fácil de ver; sobre todo sus excrementos que abundan por doquier.

Y entre las aves habituales en la zona encontraremos al carbonero, el arrendajo, el piquituerto, el halcón peregrino y con suerte algún ejemplar de águila calzada o real.


Las mejores épocas para recorrerlo son la primavera y el otoño. Nosotros hemos realizado su versión invernal, y lo hemos encontrado casi totalmente nevado; con lo cual, en algunos puntos del trazado, y debido a que el desnivel a salvar es considerable, conviene extremar la precaución. La verdad es que el recorrido ha sido algo peligroso por la nieve; pero ha merecido la pena por lo mucho que nos hemos divertido, por lo cómodo que resulta caminar por esa nieve tan blandita y por lo espectacular del paisaje nevado…una pasada.

ITINERARIO:

Aparcaremos en el Collado Sevilla o Canal de la Espartera que es un magnífico mirador: hacia el sur veremos los Alayos, al otro lado del rio Dílar; hacia el sureste el Caballo (3009 m.), el más occidental de los “tresmiles” de Sierra Nevada; hacia el Este el Trevenque (2079 m.); y hacia el Noreste el Tamboril (1175 m.) y el Pico de la Carne (1806 m.).

Este lugar antiguamente se conocía como la Era de los Pensamientos y por aquí merodeaban los viajeros románticos y naturalistas desde finales del siglo XVIII hasta principios del XX enamorados de Sierra Nevada.

Iniciamos el itinerario bajando por el carril de acceso al mirador y tomando la pista de la Cortijuela. Aproximadamente a un Km dejamos la pista central por otra que baja a la izquierda hasta el arroyo de Huenes.

Cruzamos el barranco por un puente sin baranda y continuamos por la izquierda para internarnos en un bosque de repoblación de pinos salgareño y resinero. En primer lugar, y por un sendero estrecho, iremos dirección hacia el Tajo de los Coloraos y a continuación seguiremos por el Tajo del Fuerte. Algo más adelante el ascenso se hace algo más duro al llegar a la Cuesta de Los Quebrantajares. Un desvío a la derecha, y llegamos al Barranco del Lobo. El camino continúa rodeando el Cerro del Tamboril, con vistas de la Vega de Granada. Al otro lado del barranco vemos antiguos cortijos. Al su-roeste, en primer plano, distinguimos el cerro de la Boca de la Pescá y detrás la Silleta de Padul. Al fondo, apreciamos las Sierras de Almijara y Tejeda.

Entramos ahora en una zona de pinar de repoblación. La vereda, entre cipreses, pasa junto al barracón Forestal del Huenes, también llamado de Fuente Fría, por el cercano nacimiento del arroyo; hoy repleto de ganado vacuno que junto al caballo del pastor y la nieve parece una imagen de postal. Este refugio forestal fue construido hace sesenta años para los trabajos de repoblación.

Más adelante nos encontraremos con un aprisco construido por el parque natural de construcción reciente para los pastores que tienen los aprovechamientos ganaderos de estos montes.

Continuaremos la marcha ascendiendo por el pinar hasta que nos cruzamos con una pista. Al llegar a este punto, señalizado con un poste informativo, abandonamos el sendero para continuar el ascenso por el carril de la derecha, y, a unos 200 metros, dejamos el carril para tomar una vereda que sale a nuestra derecha y que nos conduce hasta la cima del Cerro de Huenes; donde encontraremos una especie de pirámide realizada con rocas.

Desde el Collado del Huenes hasta la cumbre, es un simple paseo. Lo que no es simple, es la espectacularidad de las panorámicas que divisamos desde este inmenso mirador natural dominamos la panorámica de 360º con otras sierras andaluzas como la Sierra Almijara con el Navachica y el Lucero, Sierra Tejeda con La Maroma, la Sierra de Loja, la Sierra de la Parapanda, Sierra Elvira, las Sierras Subbéticas, la Sierra Sur de Jaén, la Sierra de Huétor y Sierra Arana, la Sierra de Cazorla, del Pozo, Castril e incluso La Sagra entre otros accidentes geográficos que llegan a saturar visualmente en tan inmejorable mirador natural. No hay palabras para describir tal magnitud.

Volvemos sobre nuestros pasos para retomar el sendero que se dirige a la Llanada del Chopo, con vistas a las cumbres: Veleta, Caballo y la cuerda de los Alayos. Después de pasar un banco de grandes dimensiones nos toparemos con otro poste informativo. En este punto volveremos a desviarnos del sendero para realizar el ascenso al Pico de la Carne. Tomaremos su cuerda ascendiendo por sus peligrosos escarpes, debido a la nieve, hasta su Cima. Otro Otero excepcional desde el cual las panorámicas en trescientos sesenta grados son brutales.

Nuevamente desandaremos lo andado; con precaución en el descenso del Pico de la Carne, hasta tomar nuevamente el sendero oficial. Continuamos rodeando los arenales del Pico de la Carne para continuar nuestro descenso con unas preciosas vistas al Trevenque y al barranco del Huenes. Tras un espectacular y largo descenso por en un bosque de pino resinero con ejemplares enormes, junto con enebros rastreros, piornos y agracejos.

Comenzamos a descender por un terreno calizo en el que abunda la salvia, entroncamos con la pista de la Cortijuela, a la altura del Puente de los Siete Ojos, sobre el Arroyo de Huenes, que nos llevará al punto de partida.

2 comentarios

  • Pablo Pastor Luque 13-ene-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Muy buena ruta, la subida algo fuerte pero todo genial.

  • Foto de toloqueverdeguea

    toloqueverdeguea 13-ene-2019

    Pablo Pastor Luque, gracias por la valoración y comentarios. Habéis pisado nieve? Creo que ahora no hay; de todos modos es una ruta de media montaña bastante especial.
    Un cordial saludo

Si quieres, puedes o esta ruta