Tiempo  7 horas 40 minutos

Coordenadas 2167

Fecha de subida 9 de agosto de 2018

Fecha de realización agosto 2018

-
-
2.244 m
1.813 m
0
3,0
6,1
12,17 km

Vista 169 veces, descargada 12 veces

cerca de es Bòrdes, Catalunya (España)

El sendero geomorfológico de Aigualluts o Sendero S-2 del Parque Natural de Posets - Maladeta es una excursión muy sencilla y accesible. Se trata de una ruta incrustada en el estrecho valle que queda entre el macizo de la Maladeta, que queda al sur, y las montañas que conforman la frontera entre España y Francia, y que esconde auténticos tesoros geológicos así como joyas paisajísticas que quedan grabadas en la retina del visitante. Si al sendero S-2 sumamos la subida hasta el ibón Coll de Toro tenemos asegurada una ruta memorable en la que se combinan diferentes tipos de paisajes pirenaicos. No obstante, cualquier fotografía o palabra que derrame sobre la ruta es insuficiente para rendir justicia a la tremenda belleza de los paisajes que se pueden disfrutar caminando por este lugar.



La ruta parte desde el aparcamiento de la Besurta, aunque en verano no es posible llegar hasta aquí en coche sino que hay que tomar un autobús en los Llanos del Hospital. Comenzamos a caminar siguiendo el sendero GR 11.5 en sentido sur y pronto nos llama la atención un lapiaz muy próximo a la primera cascada que encontramos. Nos encontramos, pues, en un terreno modelado por un sistema kárstico y que nos deparará alguna sorpresa camino arriba. También resulta curiosa la vegetación que hay en el entorno, ya que encontramos - sin necesidad de ascender - lírios ( Iris germanica ) y dedalera (Digitalis purpurea) en flor. A medida que ascendemos nos sorprende una ambiente mucho más fresco respecto al agobiante calor del agosto de 2018 que reina unos metros más abajo.



Iniciamos ahora un ascenso de unos 150 metros desde el plano de la Besurta hasta un refugio de pastores, alrededor del cual se obtienen unas impresionantes vistas de todos los altos montes (Pico Salvaguardia, Pico de la Mina) que nos rodean. Si sólo se sigue el sendero geomorfológico, en este punto se ha finalizado la totalidad del ascenso.



Seguimos caminando y pronto divisamos el Forau d'Aiguallut, una enorme dolina que hace de sumidero del río Ésera que, un poco más arriba, ha recogido las aguas provenientes de los glaciares que hay en torno a los picos Barrancs, Tempestades y Aneto. Resulta muy curioso que el río lleve mucha agua antes de pasar por el Forau d'Aigualluts y emerga unos metros más abajo convertido en un pírrico arroyo. Este misterio no fue resuelto hasta 1931, año en el que el matrimonio formado por Elisabeth y Norbert Casteret decidió estudiar el asunto siguiendo la hipótesis de Rammond Carbonnières, quien en el siglo XVIII aventuró que estas aguas acababan en el río Garona lo que las convertía en aguas de vertiente atlántica y no mediterránea, tal y como se presuponía. El matrimonio Casteret volcó, unos metros más arriba del Forau, seis barriles de fluoresceína, una sustancia que a pH superior a 7 forma la sal sódica que tiñe el agua de verde y estableció una rigurosa vigilancia de la zona. Horas más tarde, los Casteret recibían la noticia del color verde que había adquirido una surgencia de agua que existe en un paraje conocido como Uells de Joeu en pleno Valle de Arán, a unos 4 km hacia el norte del Forau. Se comprobaba así que gran parte de las aguas que por aquí fluyen terminan tributando en el río Garona en virtud al sistema kárstico que domina el paisaje de esta zona.



Semirodeamos el Forau d'Aigualluts y continuamos con nuestra marcha. Encontramos una zona desde la que se puede contemplar el pico del Aneto, a 3404 msnm. La verdad es que la estampa es formidable ya que muy cerca del Forau podemos contemplar una cascada, el pico Aigualluts, el Aneto y la Maladeta.
Tras contemplar la belleza del lugar retomamos la marcha y llegamos hasta el Pla d'Aigualluts, un encajonado altiplano salpicado de algunas islas arboladas que se inunda con las gélidas aguas del Ésera durante el invierno. Incluso en verano, el Ésera lleva bastante agua y forma abundantes meandros.



Abandonamos el Pla d'Aigualluts y buscamos el camino hacia el ibón Coll de Toro, que viene balizado por un poste de direcciones que indica que hay que girar hacia la izquierda. Después hay que cruzar un barranco mediante una pasarela de madera y llegamos al sendero que nos llevará hasta el ibón. Lamentablemente, nos encontramos a unos pastores que bajaban toda su cabaña de vacas por el mismo sendero y, en aras de nuestra seguridad y la de los animales, nos vimos obligados a salirnos del sendero y buscar una manera de ascender por el escarpado terreno. La manera más "sencilla" que encontramos de subir fue trepando por las rocas más cercanas al barranco de la izquierda.



Tras remontar el Pla d'Aigualluts llegamos al Valle de l'Escaleta que nos regala un paisaje mucho más austero que el anterior. Prácticamente han desaparecido los árboles y pisamos la hierba desnuda salpicada con algunos, muy pocos, helechos. La temperatura ha descendido y toca abrigarse. Durante un kilómetro vamos ascendiendo de forma suave hasta llega a un último desvío hacia la izquierda que, tras un repecho de un par de centenares de metros, nos subirá hasta el ibón Coll de Toro.



El ibón Coll de Toro está formado en el collado que hay entre dos montañas de más de 2500 metros de altitud. Su nombre en patués es Coll deth Oro que parece que quiere decir "agujero del collado" pero una mala traducción ha hecho permanecer el nombre con el que la mayoria de los visitantes lo conocen, el ibón "Coll de Toro". Se trata de un lugar que atesora gran cantidad de belleza y, además, no tan visitado como el Forau d'Aigualluts. Nosotros decidimos rodearlo por la cantera que hay a la izquierda y llegamos hasta el límite en Aragón y Catalunya. Allí, con el Valle de Arán a nuestros pies, paramos a comer.



Ya descansados completamos el rodeo al ibón Coll de Toro y emprendimos el descenso por el Valle de l'Escaleta. A la vuelta ya no quedaba rastro de las vacas que encontramos durante la subida y pudimos bajar sin problemas por el sendero. El resto de camino de vuelta lo hicimos siguiendo el mismo camino.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta